Síguenos
Chocabeat trae de vuelta el rap a Teruel con su nuevo disco ‘Pimienta negra’ Chocabeat trae de vuelta el rap a Teruel con su nuevo disco ‘Pimienta negra’
El grupo de rap afincado en Teruel cuenta con nueve componentes, de los cuales cinco ponen voz al grupo, mientras el resto se ocupa de otras tareas. Claudi López

Chocabeat trae de vuelta el rap a Teruel con su nuevo disco ‘Pimienta negra’

El videoclip ‘Geometría’ ha servido de avance para el estreno del álbum a finales de este mes
Juan Corellano

La escena del rap en Teruel continúa creciendo de la mano de las creaciones de artistas como el calamochino Sheva, los capitalinos Noa y Ciru MC bajo los ritmos de Carlos Chewe o, en este caso,  Chocabeat. El numeroso grupo de rap, el cual está afincado en Teruel pero de cuyos miembros de procedencia aragonesa solo dos son naturales de la ciudad, vuelve en verano, haciendo así honor al insecto con el que el grupo se identifica y el cual les sirve de logo e imagen, la mosca. Ahora acaban de anunciar el lanzamiento de su nuevo disco, que saldrá a la luz la semana que viene y del cual ya han sacado un primer adelanto.

El tema que sirve de avanzadilla para los que está por venir tiene por título Geometría y es la primera canción de Pimienta Negra, un álbum que todavía permanece guardado en un cajón esperando a ser descubierto en apenas unos días. Este compendio de canciones, al igual que los dos anteriores lanzados por el grupo, La última copa de Hank Chinaski (2017) y Trascendencias (2018), será un EP compuesto por seis piezas, algo que no es una elección casual sino una apuesta por recuperar elementos propios del rap más clásico. “La larga duración es algo que ya no se estira en los círculos de música actuales, todo el mundo saca un single con videoclip y en ese aspecto somos bastante melancólicos del formato disco y hacer algo físico”, asegura Ericuxo, voz y productor de Chocabeat. Además, también abogan así por unir los distintos temas que lo componen dentro de un mismo concepto y estilo y no sacar temas sueltos sin conexión alguna.

Este nuevo tema recién lanzado, que formará parte del nuevo disco, también ha sido acompañado de un videoclip filmado por dos realizadores locales, Carlos Alonso y Fran Muñoz. “Les hemos dejado libertad creativa y han hecho una cosa bastante guay, da gusto trabajar con gente así”, comenta Ericuxo. Este vídeo está dominado por un tono oscuro lleno de violencia y sangre que concuerda con el estilo crudo y directo que tiene la propia canción y previsiblemente el disco. “Lo llamamos Pimienta negra porque es algo que pica, te puede hacer llorar, pero a la vez necesario para muchos platos  porque les da el toque, como la vida”, comenta Carra, también MC y productor.

Este disco, aunque lleva la firma de todo el grupo, no cuenta con la participación directa de todos sus miembros, sino solamente las voces de Carra y Ericuxo. Este método de trabajo responde a la necesidad de organizar y gestionar un grupo muy numeroso, que cuenta con nueve miembros en total y cinco voces en particular. “Como somos varios lo que hacemos es juntarnos y hacer un grupo entre dos o tres personas”, comenta Ericuxo. 

En el directo, trabajar de manera compenetrada al ser tantas personas se hace más complicado. Tratan de hacerlo compartiendo sus pistas de audio por internet con los miembros que no residen en Teruel, quienes se las aprenden por su cuenta, mientras que los cinco integrantes que sí están en la ciudad, de los mismos cuatro son cantantes, tratan de ensayar periódicamente. Aún así, Ericuxo asegura que “damos mucha tralla en los directos” y que eso es lo que tiene buena parte de culpa del nombre y los seguidores que se han ido labrando desde que comenzaron hace cinco años. Fruto de este tiempo juntos y de ser un grupo de amigos que trasciende más allá del escenario “las cosas salen solas”. Esta confianza llega hasta tal punto que en sus directos los distintos miembros se recriminan unos a otros sus fallos delante del público e incluso “ha habido veces que hemos obligado a alguien que la ha cagado a hacer flexiones en el escenario”, comenta el zaragozano Carra.

El fruto final de este sinfín de combinaciones posibles entre sus cinco voces, lejos de limitarlos en un único estilo, produce una variedad de sonidos que les sirve positivamente para “no definirse y evitar encasillarse”, según comenta Carra. Symon, otra de las voces del grupo, ve esto como algo positivo, pues la gente les confiesa que tener distintos estilos mezclados es algo que gusta al público y al fin y al cabo ellos se centran en hacer “lo que les late en cada momento”.

A colación del lanzamiento de este nuevo videoclip y de la importancia de lo visual en la música de hoy Ericuxo comenta que “el género rap a día de hoy se mueve todo por YouTube, entonces si no tienes algo visual, la aceptación o la cantidad de público a la que llegas es mucho menor”. A pesar de no estar especialmente a favor de este cambio, Carra reconoce que “tienes que adaptarte un poco”, porque “la música ya no se escucha, la música se ve”, apostilla Symon. 

Aunque para producir algunos de estos videoclips recurren a conocidos y profesionales de la zona, a la hora de grabar sus canciones, Chocabeat cuenta con total independencia. “Tenemos nuestro propio estudio, decidimos desde el principio que para ir a grabar fuera mejor aprendíamos a hacerlo nosotros”, afirma Ericuxo. Además añade que, deudores de esta cultura del házlo tú mismo, también se encargan de la promoción de sus contenidos y “aunque no tenemos ni idea de cómo funciona el mercado vamos aprendiendo truquitos y lo que hacemos mal ahora lo aplicamos para el siguiente”.

Aunque lucen orgullosos de su condición de nativos turolenses, también reconocen que los comienzos en la ciudad no fueron fáciles. Ericuxo, que se inició en el mundillo en la capital junto al grupo Decaro en 2012, comenta que “Teruel es muy complicada para la música”. Aun así, estos raperos confían en haber conquistado al público de la ciudad. “Los comienzos de Chocabeat fueron como todos, al principio viene a verte poca gente, luego ya va gustando más y aquí en Teruel nos hemos ganado un poco al público. Yo creo que a través de la fuerza que tenemos en el directo”, comenta Carra. 

Después de todos estos años, ya han ofrecido conciertos en El Sótano, el Espacio Luvitién, estuvieron en el Jamón Fest, en las Fiestas del Ángel o en el Mil Festival, pudiendo incluso rapear en la misma plaza del Torico hace apenas un mes. De esta manera, Carra reconoce que, fruto de la mayor presencia en la ciudad de artistas del género y el aumento en la calidad de sus obras, “el rap está haciendo más mella en Teruel últimamente”.

Después de lanzar definitivamente Pimienta negra, el grupo tiene claramente definidos varios planes de cara a un futuro a corto plazo. Además de trabajar y ofrecer un espacio musical a niños a través de su propia asociación y de un nuevo disco que prepara otro de los miembros de la banda, también tienen en mente lanzarse a por un álbum colectivo en el que participen todos los integrantes del grupo. A este disco futuro adelantan que , a pesar de reconocer que “está muy verde”, quieren imprimirle un “sonido agresivo de vieja escuela”. Con todos estos planes ya consideran que tienen trabajo para los dos próximos años, aunque al mismo tiempo aseguran que están abiertos a lo que pueda surgir.