Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Cómo buscar el cabo de los ovillos de la historia: 'Mujeres de la intrahistoria' Cómo buscar el cabo de los ovillos de la historia: 'Mujeres de la intrahistoria'
Maria José Casaus (izda.) y Lola Auré, junto al cartel de Lita Torelló de 1966 que forma parte de la exposición

Cómo buscar el cabo de los ovillos de la historia: 'Mujeres de la intrahistoria'

El Histórico Provincial de Teruel se une al Día Internacional de los Archivos

Se dice habitualmente que hay que tener cuidado con las tonterías que se cuelgan en las redes sociales, porque pasan a formar parte de nuestra historia personal que antes o después alguien revisará quién sabe con qué intenciones. Eso es verdad, pero tampoco es algo tan reciente. Desde siempre los actos más cotidianos, desde solicitar un empleo hasta ganar un concurso, generan una información que, debidamente clasificada y rescatada en su momento, permiten escribir la intrahistoria no tanto de una persona, sino de una sociedad y de su contexto.

Con esa filosofía las archiveras María José Casaus y Lola Auré han creado Mujeres en la intrahistoria, una exposición con la que el Archivo Histórico Provincial de Teruel se une a la celebración, ayer, del Día Internacional de los Archivos, y que permanecerá abierta hasta el 30 de septiembre. La muestra, formada por unos 40 documentos diferentes, puede visitarse de 9 a 13 horas pidiendo cita previa en el 978 608 387.

La exposición está formada por diferentes documentos que no fueron concebidos para ser exhibidos, pero que una vez recuperados dan muchas pistas sobre cómo estaba conformada la sociedad del momento. La mayor parte de ellos se refieren a mujeres turolenses completamente anónimas -en el sentido de que no fueron famosas o conocidas más allá de su círculo íntimo-, están fechados en las décadas centrales del siglo pasado y clasificados por ámbitos profesionales o de actividad, desde la agricultura a los servicios, la enseñanza, el arte o la religión.

“Con esta exposición hemos querido dar visibilidad a las mujeres”, explica la comisaria, Lola Auré, “que aunque muchas fueron anónimas, y otras menos, formaron parte de la historia en diferentes ámbitos”. Mujeres en la intrahistoria muestra, por un lado, que las mujeres no fueron un convidado de piedra pese al papel secundario que el siglo XX les tenía reservado, y por otro enseña cómo en los Archivos están todos los cabos de todos los ovillos de los que hay que tirar para conocer a fondo las sociedades y la vida de quienes las han conformado. “Cada uno de los documentos que hay expuestos aquí, y que son una selección de los que se guardan, contienen una historia relevante detrás”, afirma convencida María José Casaus.

La muestra no revela nada revolucionario que no se sepa ya de la sociedad franquista, pero sí que permite matizar muchos de los clichés o de las certezas a medias que se tienen.

El libro recoge un poder para gestionar la herencia a una congregación religiosa

No debía de ser habitual en 1965 que una mujer casada solicitara trabajar para recoger remolacha en Francia, pero así lo hacía Pilar Licer según la demanda de la Oficia de Colocación, o que una mujer fuera la propietaria entre 1942 y 1958 de una mina de carbón, pero lo fue en el caso de la mina Navarra de Alcaine, a nombre de la zaragozana Juliana Medroño según su expediente.

Entre otros tesoros documentales anónimos y cotidianos, pueden verse las solicitudes de Gregoria Navarro para montar una fonda en Teruel en 1942, la de María Bayod para instalar una peluquería en la plaza de San Francisco en Alcañiz en 1974, expedientes de enfermeras, una relación de matronas turolenses que fueron depuradas y admitidas al servicio en 1942 o la mención honorífica que Sonia María Atares de Horvath obtuvo en el 1963 en el Certamen Poético Nacional Amantes de Teruel, con un ejemplar de su poemario en el que pueden leerse algunos de sus versos. También hay documentación sobre su paso por el Instituto de Teruel en 1939 de Luisa Revuelta Revuelta, profesora natural de Santiago de Compostela que después alcanzaría relevancia en el mundo de la pedagogía y la docencia en Córdoba, donde fue destinada tras la guerra civil.

Otro de los casos atípicos por su relevancia público de los expuestos en Mujeres en la intrahistoria del Archivo Histórico Provincial de Teruel es el de Lita Torelló, la cantante barcelonesa que se hizo muy popular durante los años 60 con El twist de St. Tropez entre otros temas, y que encarnó la vanguardia femenina en un mundo, el de la música ligera, que todavía seguía vetada en buena medida a las mujeres. Torelló participó en una gala artística celebrada en el Teatro Marín en 1966, con motivo del XVI aniversario de la fundación de Radio Teruel. De aquella velada se exponen en el archivo documentación publicitaria y un gran cartel que colgó en su día del Martín, espléndidamente conservado.

Vuelta a la presencialidad

El Archivo Histórico Provincial de Teruel regresa con esta exposición a la presencialidad en su Día Internacional, después de perderlo el pasado año durante la pandemia. El año pasado se editó un vídeo para hacer una visita virtual por el archivo pero se optó por cancelar cualquier actividad que pusiera en riesgo a trabajadores o visitantes del archivo. Según María José Casaus, responsable del Archivo, “nosotras nos reincorporamos voluntariamente el 18 de mayo, pero la situación epidemiológica era muy complicada, y preferimos, siguiendo las recomendaciones de la dirección general, limitarnos a hacer algo de forma virtual”.