Síguenos
David Cantarero Tomás, seleccionado en el Festival de Arte Ababol de Aladrén con la obra ‘Usted está aquí’ David Cantarero Tomás, seleccionado en el Festival de Arte Ababol de Aladrén con la obra ‘Usted está aquí’
David Cantarero Tomás junto a ‘Usted está aquí’, escultura seleccionada en el Festival de Arte de Aladrén

David Cantarero Tomás, seleccionado en el Festival de Arte Ababol de Aladrén con la obra ‘Usted está aquí’

El proyecto escultórico funde la iconografía de la geolocalización con el arado tradicional

Un juego visual y conceptual entre los modos de vida tradicionales de la España Rural, la omnipresencia de la tecnología y la virtualización del espacio físico a través de esta, en concreto de las posibilidades que ofrece la geolocalización y sus aplicaciones, es el resultado del último proyecto realizado por el artista David Cantarero Tomás (Teruel, 1979).

El turolense fue uno de los seleccionados, junto a la sevillana Marta Castro y la mexicana afincada en Madrid Sara Brito García, que dirige el colectivo artístico Chico Trópico, durante la última edición del Festival de Arte Ababol de Aladrén, que se celebró en la localidad de Zaragoza a finales del pasado mes de septiembre. El festival, cuyo jurado estuvo formado por María Gracia de Pedro, Flavia Introzzi, Carmen Rubio y Gema Rupérez, giró este año en torno al Arte Público, la Memoria y la Despoblación.

Los tres artistas fueron seleccionados de un total de 44 propuestas. Marta Castro concurrió con la instalación Función Barrera, Chico Trópico con Ladreán o la piedra extraña, y David Cantarero con la escultura pública Usted está aquí.

El proyecto del turolense se plasmó en la instalación de una escultura pública realizada en hierro esmaltado, que representa el icono utilizado habitualmente en las aplicaciones informáticas para indicar la situación geográfica, modificado y colocado con cierto ángulo respecto al suelo para que presente ciertas similitudes a la reja de un arado tradicional romano. La doble lectura de la escultura responde a la intención, según el propio artista, de “vincular los orígenes de Aladrén, cuya etimología proviene de la raíz latina aratrum y de ahí aladro, palabra que en algunos lugares sigue usándose como sinónimo de arado, y conectarlo con esos planteamientos que defienden la recuperación y la reactivación del mundo rural”.

Cantarero Tomás se expresa más habitualmente a través de la instalación artística, usando soportes audiovisuales o fotográficos en combinación con otros. “Quizá esta es una de mis pocas piezas que son escultura como tal, pero elijo el lenguaje o la herramienta de expresión en función de la especificidad de cada proyecto”.

Tampoco es un artista que haya trabajado en profundidad lo relacionado con la España rural, si bien “este festival, el tipo de iniciativa que se buscaba y su contexto lo pedía”, explica. David Cantarero está preocupado sobre todo por “el concepto de la imagen, de verlo como algo complejo en lo que estamos inmersos como prosumidores, productores y consumidores al mismo tiempo”. En ese sentido Usted está aquí se entronca perfectamente en su obra, ya que uno de los elementos que destacan es el modo en el que un icono que, a pesar de que es muy reciente, está internacionalmente aceptado en esa forma y color como aquel que indica la posición exacta de un espacio geográfico, con otro que cualquier persona que esté mínimamente relacionado con la agricultura tradicional identificara inequívocamente con la reja de un arado.

La escultura, de 150 centímetros de altura aproximadamente y levantada con cierto ángulo respecto al suelo, está situada a las afueras del pueblo en una antigua zona de labor. “Exploré el pueblo antes de colocar la escultura para dar con la ubicación ideal”, explica David Cantarero Tomás. “Opté por una de las eras que rodean el nucleo urbano, y me pareció perfecto porque es uno de esos lugares donde se dejaba la herramienta entre jornada y jornada de trabajo”. La pieza hace que “las vistas que genera sobre el pueblo hacen sentir al espectador que realmente está ubicado en Aladrén. Y permiten a la gente tomarse imágenes junto a la pieza y subirlas a Google Maps u otras aplicaciones de geolocalización, lo que tiene cierta ironía al aparecer precisamente junto a ese símbolo aceptado de Usted está aquí”.

El trabajo de David Cantarero Tomás pudo verse en Teruel por última vez en Vadevenus, una exposición colectiva de artistas turolenses que se organizó con motivo de la visita al Museo de Teruel de Venus recreándose con el Amor y la Música, de Tiziano, a finales de octubre de 2019. Su pieza escultórica, titulada Tronco-madera, consistía en un fragmento de tronco y varias copias obtenidas a partir de impresión 3D, que invitaba a reflexionar sobre la perspectiva, uno de los avances estéticos que trajo el Renacimiento, época a la que perteneció Tiziano, y también sobre el hecho de que las progresivas copias a las que habitualmente se sometían en esa época los cuadros de éxito iban alejándose progresivamente del original.

En la actualidad trabaja en varios proyectos de forma simultanea al mismo tiempo que “trata de dar forma” a su tesis doctoral. En ella, Cantarero Tomás trabajará sobre el concepto de extrañamiento. “Es un concepto que tiene muchas formas de ser entendido y abordado, y que en los discursos artísticos de los últimos años aparece de forma recurrente”, explica el turolense. “Me interesa de forma particular el extrañamiento que atiende a lo perceptivo y a lo semántico”. Cantarero explora la paradoja que resulta de que extrañar signifique echar de menos, y al mismo tiempo sorprenderse ante la disrupción que resulta de estar frente a una representación que no se corresponde con su referente real, extrañarse de algo. “Me interesa especialmente cuando estos dos sentidos se dan al mismo tiempo”.

Proyectos artísticos por todo el mundo

David Cantarero Tomás (Teruel, 1979) es licenciado en Bellas Artes y Máster en Pensamiento Contemporáneo por la Universidad de Barcelona, además de Máster en Producción Artística por la Universidad Politécnica de Valencia, donde cursa estudios de doctorado. A nivel internacional ha completado su formación en la University of the West of England, Bristol, y en la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México en México D.F.

Ha sido galardonado en diversos certámenes y convocatorias entre los cuales destacan los Premios de Arte Público Bienal de Mislata 2016, la XV CALL de la Galería Luis Adelantado o los Premios a la Creación Artística de la Universidad de Zaragoza. Ha disfrutado de residencias artísticas como la del KUB-Land Vorarlberg en Bregenz (Austria, 2017), o la SAARI Residence de la Kone Foundation (Finlandia, 2014), y de becas de producción como la última Cesar e-Fluxus en Etopia (Zaragoza, 2018), o las Becas para la realización de Proyectos Artísticos de la Fundación BilbaoArte (Bilbao, 2016).

Su obra ha podido ser vista en países como Austria, Finlandia, República Checa o México, y en salas españolas como el Centro del Carmen (Valencia), el IVAM (Valencia), el CCCB (Barcelona), el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, Etopia, Centro de Arte y Tecnología (Zaragoza) o el Museo Provincial de Teruel, entre otros.

Algunas de sus exposiciones recientes incluyen la individual Tensiones escópicas, (Etopia, Zaragoza, 2020), y colectivas como Panoramas (Sala Josep Renau de la UPV, Valencia, 2021), el XXX Premio de Arte Santa Isabel de Portugal, Reina de Aragón (Palacio de Sástago, Zaragoza, 2019), Vadevenus (Museo de Teruel, Teruel, 2019), Identitas Lab (Galería Art Mustang, Elche, Alicante, 2018); XXI Mostra Art Públic/Universitat Pública (Campus Burjasot de la UV, Valencia, 2018); Pueblos en Arte (Cuarto Espacio, Zaragoza 2017) y On the edge of (Gallery Lisi Hämmerle, Bregenz, Austria, 2017).