Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Miguel Ángel Encuenta junto a una de sus obras en el Museo de Teruel

El Museo de Teruel prorroga sin fecha la exposición de Miguel Ángel Encuentra

El centro expositivo de la Diputación de Teruel adapta además su horario a las restricciones provocadas por la pandemia y cierra a las 18 horas

El Museo de Teruel ha prorrogado, de momento sin fecha de finalización, la estancia de “Negro Esperanza”, la muestra de Miguel Ángel Encuentra con la que el centro expositivo de la Diputación de Teruel retomó este otoño su programa de exposiciones temporales. Abierta el pasado mes de octubre, ya se había ampliado hasta finales de enero precisamente por las circunstancias de la pandemia que han obligado de nuevo a posponer su clausura. Además, debido a las nuevas restricciones por la pandemia decretadas en la ciudad de Teruel, el Museo adapta su horario y cierra a las 18 horas.

Así, el horario de visita del Museo es de martes a viernes y festivos de 10 a 14 horas y de 16 a 18 horas. Los sábados y domingos de 10 a 14 horas y los lunes permanecerá cerrado.

Iniciada en el año 2000 como “fruto de una constante evolución”, la exposición del artista nacido en la localidad turolense Aliaga se extiende hasta el año veintiuno de este siglo XXI, tal y como recoge el catálogo de la muestra. Así, en consonancia con esa intención simbólica, la obra se compone de veintiuna piezas variables cuya dimensión total es de veintiún metros de largo por un metro cincuenta de ancho.

Durante la presentación el autor explicaba sobre la obra, que las piezas “se componen en base a una estructura matemáticamente casi perfecta pero también es modificable”, en torno al número 21, del siglo XXI y 21 metros que tiene la obra principal. El autor ha ido elaborando esta pieza en fragmentos de tres metros: “Ahora la veo y me estremezco, me emociona y agradezco que la pueda ver” y por eso invitaba a “transitar por la obra, a reflexionar viéndola y a ser conscientes de que en su diversidad compositiva y cromática está presente el espíritu de la esperanza”. Además, apuntaba, “parece un vaticinio de la situación que estamos viviendo ahora aunque no fue concebida con esa idea” sino que refleja “una serie de irregularidades del ser humano”.

Miguel Ángel Encuentra nació en Aliaga (Teruel) en 1951. Actualmente reside en Barbastro, ciudad en la que continúa una labor artística que comenzó en 1969, y que pronto le reportaría los primeros reconocimientos. Preocupado por su formación técnica mantiene de forma autodidacta una experimentación permanente a la que hay que sumar su paso por la Facultad de Bellas Artes de Valencia en 1985.