Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Especies de Espacios sobrepasa su ecuador con ‘Vestigium’ Especies de Espacios sobrepasa su ecuador con ‘Vestigium’
Lydia Floría, Pilar Guinea, Isabel Llanos, Tiffany Garzo, Leyre Mateo, Xiaoyu Wang y Clara Romero (de izda. a dcha.)

Especies de Espacios sobrepasa su ecuador con ‘Vestigium’

La tercera de las cuatro exposiciones del ciclo que puede verse en el Edificio de Bellas Artes de Teruel reflexiona sobre el concepto de la huella o el rastro

Lydia Floría, Tiffany Garzo, Pilar Guinea, Isabel Llanos, Leyre Mateo, Clara Romeo y Xiaoyu Wang son las estudiantes protagonistas de la tercera exposición del ciclo Especies de Espacios que se inauguró el martes en la sala del Edificio de Bellas Artes y que permanecerá abierta hasta mañana viernes.

El título de la colectiva es Vestigium, en referencia a la huella o la traza del presente que queda impresa en el pasado, a partir de conceptos como la identidad, las relaciones humanas y lo que queda de las interacciones sociales.

Lydia Floría aporta Cartografía corporal, una reflexión sobre las cicatrices físicas que se van produciendo en el cuerpo como consecuencia de su propia historia individual, y que trabaja el concepto de costura como metáfora de la sutura y de la sanación. La pieza consiste en cinco lienzos sobre los que se cosen con hilo rojo historias personales de diferentes personas que han dejado su huella en forma de cicatriz, recreando además la forma de la propia herida con la trayectoria del texto.

Por su parte Tiffany Garzo presenta la instalación Nudos y nodos, en la que varias piezas de madera remiten a la forma de los atrapasueños tradicionales. Las piezas están cubiertas y entretejidas en diferentes materiales como lanas, cuerdas y telas que adquieren valor personal para la autora. Durante la inauguración tuvo lugar además una performance que reproducía el acto de tejer una de las piezas. Cada vuelta, cada nudo que se realiza rememora así diferentes episodios de la trayectoria vital, dejando testimonio físico de ellos, de modo que algo intangible como el transcurso de una vida se convierte en algo tangible y visibilizable.

Uno de los asistentes observa las piezas que forman ‘Cartografía corporal’

Por su parte In-completa de Pilar Guinea está formada por un cuerpo creado con vendas de escayola, dividido e incompleto, del que salen diferentes figuras de otros cuerpos que hacen referencia a los cambios. La pieza reflexiona sobre “todas las personas que somos durante nuestra vida”, según la autora, y de las decisiones, actos o hechos fortuitos que nos cambian y, en cierto sentido, nos renuevan a cada momento.

Por su parte Isabel Llanos presenta Suspiros desesperados, una pieza que tiene que ver con la soledad y el tipo de construcciones mentales que genera. La obra consiste en tres retratos de la autora que dialogan acerca del sentimiento de soledad, tratando de salir de un círculo vicioso que forman entre ellos.

Leyre Mateo también actúa sobre el concepto de la soledad. En su caso, Amistar reflexiona sobre la huida de las personas de sí mismas, una especie de alienación voluntaria y acaso inconsciente que nos empuja a evitar nuestra propia compañía obviando que eso, además de imposible, genera frustración, malestar y autoincomprensión. La pieza se resuelve a través de una instalación que representa un lugar de meditación y de reencuentro con uno mismo, dando la oportunidad al espectador a meditar y acaso valorar la necesidad de reconciliarse consigo.

Leyre Mateo sentada en su instalación ‘Amistar’

Clara Romeo salta del yo al otro en Relacional, con un trabajo que habla de las relaciones humanas y de la aceptación del otro de forma integral. Según Romeo, la pieza se presenta “como una especie de juego de cuerdas, donde las personas accedemos a ponernos una serie de cargas que en mi pieza se traducen en ataduras físicas”, a través de las cuales cada persona trata de usar a su favor para regular un equilibrio precario en el que debe contar con elementos externos que tensen suficientemente el conjunto. La pieza se compone de una serie de fotografías donde varias personas interactúan con el juego de cuerdas de Romeo, además de las propias cuerdas que acompañan a la serie fotográfica.

Por último Xiaoyu Want presenta una instalación formada por una escultura y una proyección audiovisual, que también reflexiona sobre la capacidad y la necesidad de las personas para estar en paz consigo mismo, en todas las etapas y condiciones de la vida. Plantea el autoconocimiento como una herramienta para superar las crisis y las dificultades, y no como el germen de algunas de esas crisis y dificultades.

Vestigium es la tercera de las cuatro exposiciones colectivas que podrán verse en la sala de exposiciones del Edificio de Bellas Artes de Teruel durante la presente edición del ciclo Especies de Espacios 2021-22. Este surge cada primavera como parte de la asignatura Metodología de Proyectos: Espacio, que cursan alumnos de 3º y 4º, que deben plasmar a través de una exposición aquellos conceptos que le mueven a la actividad artística, y agruparlos en varias exposiciones colectivas atendiendo a ciertos elementos en común.