Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Iván Nuñez, investigador sobre la biografía de Segundo de Chomón, escribe sobre el cineasta turolense en el 90 aniversario de su muerte: Una incógnita llamada Segundo Iván Nuñez, investigador sobre la biografía de Segundo de Chomón, escribe sobre el cineasta turolense en el 90 aniversario de su muerte: Una incógnita llamada Segundo
‘Libélulas llave para despejar una incógnita’, Diorama 18,5 x 29,5 cm. Silvia Hernández Muñoz

Iván Nuñez, investigador sobre la biografía de Segundo de Chomón, escribe sobre el cineasta turolense en el 90 aniversario de su muerte: Una incógnita llamada Segundo

Hay un gran vacío biográfico en el comienzo y en el final de la vida de Segundo Chomón, por falta de documentación o de intención

Por Iván Nuñez, profesor de Lengua y Literatura e investigador sobre la biografía de Segundo de Chomón

Se cumplen 90 años de la muerte de Segundo de Chomón en París. Su vida y, en menor medida, su obra siguen siendo un misterio difícil de resolver. Dentro de dos años celebraremos el 150 aniversario de su nacimiento, una fecha perfecta para volver a poner en valor su maravillosa obra y despejar algunas de las incógnitas que rodean a este genio del celuloide. Llevo años investigando algunos aspectos de la vida de este pionero del cine, tratando de arrojar luz a las lagunas biográficas que aún están por resolver, una tarea tan enriquecedora como lo es la filmografía de este autor turolense.

La obra de Chomón es apasionante y su legado trascendente en cuanto a la forma y al estilo, habida cuenta de su amplia filmografía, sus innovaciones técnicas o sus genialidades con el stop motion por ejemplo en la asombrosa El hotel eléctrico. El estudio de su obra ha quedado reflejado en numerosas obras con gran precisión (Tharrats, Minguet Batllori o Sánchez Vidal), e incluso Simona Nosenzo le dedicó su tesis con su Manuale tecnico per visionari, un completo estudio que aborda sus días en Italia. Hasta se ha llevado a la gran pantalla El hombre que quiso ser Segundo, un “falso documental” realizado por el valenciano Ramón Alós. Y sin embargo sigue pasando casi inadvertido en la Historia del séptimo arte de nuestro país, como sucede, por otra parte, con la mayoría de los pioneros del cine (también hubo pioneras he de apuntar). Pero si su obra es apasionante por lo que conocemos, igual de apasionante es la biografía por lo que desconocemos. 

El periplo vital de Segundo de Chomón, sobre todo los primeros treinta años y sus últimos días en París, ha sido uno de los grandes misterios cuando se ha abordado la biografía del cineasta. Ninguno de los autores que antes he mencionado, o de otros que han acometido la figura de Chomón, ha llegado a ofrecer luz más allá de unos datos escasos, imprecisos o erróneos. La bibliografía existente sobre el cineasta se focaliza sobre todo en su filmografía y, ya sea por falta de documentación o de intención para tratar ese tracto de su vida, el caso es que hay un gran vacío biográfico en el comienzo y en el final de su existencia. Sobre la infancia y juventud de Chomón, Sánchez Vidal apunta: “No constan muchos más datos (...) sobre el futuro cineasta (...) la oscuridad del personaje en esta etapa imposibilitan, de momento, otras precisiones”. Por otra parte Minguet Batllori nos indica que: “(...) lo que sabemos sobre Chomón nos fascina y lo que desconocemos nos inquieta”. He ahí la grandeza del estudio de esta figura. Cuando logras despejar una incógnita al momento te asaltan cinco más, por lo que el proceso de desentrañar su infancia y juventud es una tarea ardua pero muy interesante. 

Cuando comencé a estudiar la figura de Segundo de Chomón fue por pura casualidad, pero enseguida me atrapó ese enigma que desprende su biografía. He logrado trazar sus primeros años de vida, desde su nacimiento en Teruel en 1871, pasando por su azarosa infancia, hasta llegar al punto en el que reside en Barcelona (sin pasar por París por cierto), donde más tarde se dedicará al incipiente mundo del cinematógrafo. Y aquí reside el que es, durante mi investigación, uno de los más grandes misterios en la biografía de Chomón: ¿Por qué se dedicó al cine? o mejor dicho ¿Cómo llegó un simple escribiente a introducirse en ese mundo que después tomaría como suyo? Ya desde antes de nacer su destino estaba lejos del celuloide (que se inventaría veinticuatro años más tarde) y más cercano a la medicina, pues su padre era médico, su abuelo era médico (del cual tomó el nombre) y el padre de éste también. También su tío, afincado en Valencia y clave en los primeros años de la vida del niño Segundo, era un reputado médico en la capital del Turia. La muerte de su padre, poco después del nacimiento de Segundo, cambiaría el destino de este. A partir de este suceso y otro relacionado con su madre lo alejaría de la medicina para llevarlo a la  Barcelona de finales del siglo XIX principios del XX, donde acabaría hipnotizado por el cine que cautivó a la burguesía barcelonesa de la época.

Su muerte en 1929 también está rodeado por el misterio y las imprecisiones en cuanto a la naturaleza del fallecimiento y el lugar donde reposan (o desaparecieron) sus restos. Solo se tienen algunas especulaciones sobre la enfermedad que le llevó a la muerte, a la edad de 57 años, aunque sí se tiene certeza de que murió en París, ya que Segundo de Chomón tuvo una relación especial con la capital francesa debido a su temprano vínculo con la productora francesa Pathé y su unión sentimental (también rodeada de incógnitas) con la actriz Julienne Mathieu.

Una biografía apasionante que hay que ir completando como si se tratara de un puzle, pues las piezas están desperdigadas por archivos, filmotecas, iglesias… Hay que tratar de recomponer este enorme rompecabezas para intentar trazar un puente entre la maravillosa obra de Chomón y su fascinante vida llena de inventos, trucajes, innovaciones asombrosas y mil y un sorpresas. En el noventa aniversario de su muerte asomarse al universo de Chomón es dar a la irrealidad una oportunidad y, de paso, ayudamos a dar a conocer a un genio.