Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Javier Idoipe revisa el folclore aragonés desde la música electrónica Javier Idoipe revisa el folclore aragonés desde la música electrónica
Javier Idoipe nació en Zaragoza pero sus raíces en Estercuel están muy patentes en su disco ‘Cierzo Lento’

Javier Idoipe revisa el folclore aragonés desde la música electrónica

Las raíces turolenses del músico están muy patentes en el disco ‘Cierzo lento’

Javier Idoipe no podía haber elegido mejor fecha que mañana, 23 de abril y Día de Aragón, para publicar su primer disco en solitario, Cierzo Lento (Orixen Records), un volumen nada convencional que explora a través de la música electrónica experimental, y de la heterodoxia de sus influencias, el folclore tradicional aragonés. El músico zaragozano, cuyos orígenes en la localidad turolense de Estercuel se manifiestan en varios de sus trabajos compositivos, ha creado un LP compuesto por ocho temas arriesgados, rompedores y que requieren una escucha activa, pero cargados de trabajo de investigación en el campo de la música, y de amor por su tierra y por los cantos tradicionales que guarda en la memoria, en voz de los abuelos, familiares y vecinos con los que creció.

En lo formal los ocho cortes de Cierzo lento reúne algunos de los elementos que siempre han acompañado a Idoipe, como Dj, solista o miembro de Matafuego Club junto a Pedro Artal e Irene Alfonso. Música indie electrónica, sonidos orgánicos, percusión sintética se mezclan sorprendentemente con bandurrias, con palos tradicionales, flautas de pico o la propia voz de Idoipe, que reproducen alguno de los lemas más icónicos del folclore popular aragones. La jota se baja del remolque en su versión más rondadera y popular pero no para subirse a un escenario luminoso en su vertiente culta y grandilocuente. La tercera vía de la jota es electrónica, vanguardista y se baila, pero como nadie la ha bailado nunca. Es un territorio inexplorado en el que Javier Idoipe solo acaba de internarse.

Declaración de intenciones

Cierzo Lento es el tema que abre fuego, como una declaración de intenciones. El sonido del cierzo se rompe por las notas al piano que definen la melodía minimalista más conocida de la jota de ronda, y a partir de ahí se van incorporando sonidos electrónicos, sonidos tradicionales y la propia voz del músico para armar el tema que da nombre al disco.

En Solombra es más evidente la mezcla de sonidos de instrumentos tradicionales con la producción electrónica concebida, en todo lo demás, con vocación completamente contemporánea. El Jilguerillo es uno de los singles que Javier Idoipe publicó el pasado, como adelanto al disco. En este tema, que tiene como base un palotiau tradicional, rescata grabaciones realizadas en Estercuel para mezclarlas con sonidos sintéticos y que, en algunos casos, recuerdan a sus influencias andinas y argentinas, en un intento por devolver a la vida antiguas canciones populares en homenaje a su tierra.

En O Sol Espunta la lengua aragonesa protagoniza un tema en el que destaca su línea rítmica y el uso de guitarra eléctrica, aunque uno de los temas con más personalidad del disco es La Encamisada, una fantástica y sobrecogedora canción con resonancias de atemporalidad en el que la electrónica, la bandurria y la flauta de pico se funden para ofrecer la experiencia de la tradición mezclada con la música contemporánea a través de la óptica de Javier Idoipe. Indispensable escucharlo a gran volumen o con audífonos.

También entronca con sus raíces más directas Eran ellas, un tema en que aparece la voz de su propio abuelo, junto a grabaciones de entrevistas recogidas del archivo familiar, en las que varias mujeres explican como hace casi un siglo tenían un día, el de Santa Águeda, en el que ellas eran las máximas protagonistas. Las voces se van fundiendo a través de un tema progresivo y armónicamente minimalista, y con un final sorprendente y espléndido.

Jota popular

Otro de los avances que publicó Javier Idoipe antes de la salida al mercado del disco, que será este viernes, es Las espigas de Oro, una reinterpretación de la popular jota también conocida como La jota de los labradores, desde la óptica del zaragozano. Melodías en forma de obstinato se van sucediendo, con sintetizadores, guitarra eléctrica y la voz de Idoipe, que canta sus versos desde el ámbito más indie. No es una versión de la jota en otro lenguaje, evidentemente, sino que va más allá; reconstruye el mundo de Las espigas de Oro en otro lugar y momento diferente. “Antes no me interesaba la jota, y ahora me emociona”, ha dicho el propio Idoipe durante el proceso creativo del disco.

Cierra el disco Tañe, un tema con el que Javier Idoipe revisita su formación musical Matafuego con sonidos y ritmos cercanos a la cumbia, que en otros cortes del trabajo solo se intuyen. En Tañe parecen más visibles, alimentados de nuevo por grabaciones de voces que apelan a lo más tradicional del folclore aragonés.

Gaiteros de Estercuel

Cierzo Lento se publicará pocas semanas después de que lo hiciera Codex Futura II, un disco colectivo de música electrónica sobre folclore y músico popular ibérica, en el que Javier Idoipe publicó El reinau, un tema realizado con la colaboración de los Gaiteros de Estercuel -de los que su propio tío forma parte-, y que parte de la melodía del reinau de su pueblo aunque haciendo referencia también a la existencia de este tipo de ritmo y melodía en otras localidades aragonesas.

En dicho disco aparecen otras adaptaciones de músicas y ritmos tradiciones de diferentes puntos de la península Ibérica desde la óptica de la música electrónica y experimental.