Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Javier Sierra cierra en México la gira del Planeta tras visitar 60 ciudades Javier Sierra cierra en México la gira del Planeta tras visitar 60 ciudades
Carlos Revéz, Carmen Posadas, Jorge Zepeda, Santiago Posteguillo y Javier Sierra (de i. a d.), en México. EFE/Francisco Guasco

Javier Sierra cierra en México la gira del Planeta tras visitar 60 ciudades

Más de 400.000 ejemplares vendidos y 12 ediciones de ‘El fuego invisible’

El turolense Javier Sierra cerró este miércoles, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco, la gira de presentación de El fuego invisible, la novela con la que ganó el Premoo Planeta 2017.

“Misión cumplida”, dijo el autor despues de visitar sesenta ciudades de ocho países países y recorrer 116.037 kilómetros. De la obra se han editado ya 12 ediciones y se han vendido más de 400.000 ejemplares.

Horas antes de la presentación, Sierra participó en una mesa redonda junto a Carmen Posadas, Jorge Zepeda Patterson y Santiago Posteguillo, todo ellos también ganadores del premio literario.

¿Son los premios un punto y aparte en la carrera de un escritor? ¿Cómo condicionan a la hora de afrontar la siguiente novela? Sobre estas y otras preguntas reflexionaron los escritores durante el encuentro organizado en la Feria de Guadalajara.

Entre risas, el turolense Sierra relató que su madre fue la razón por la que se presentó al Planeta en 2017.

A lo largo de diez años, “mi nombre siempre salía en las quinielas”, aunque no hubiera participado en la convocatoria, por lo que mi madre, al día siguiente de la concesión del premio, siempre “llamaba por la mañana para decirme: hijo, has vuelto a perder. Esto generaba una presión interna que a veces era insoportable; al final decidí presentarme para al menos (si no ganaba) decirle a mi madre que lo había intentado”, indicó.

Sierra destacó que otra cosa relevante del Planeta es que “convierte el lanzamiento de un libro en la gran noticia, y eso no ocurre nunca con la presentación de un libro en España”.

Añadió que, ya desde antes de ganar el premio, aprendió una “lección fundamental” con el éxito de su novela La cena secreta, publicada en 2004.

“Si tu novela o tu trayectoria literaria te ha llevado al punto de ser querido por los lectores no tienes por qué preocuparte; tienes que seguir haciendo lo que debes hacer”, concluyó.

Posteguillo, el más reciente premio Planeta por Yo, Julia dijo que desde que obtuvo el galardón ha encontrado nuevos lectores. “Yo hago novela de género, histórica y además estoy empecinado en un mismo periodo histórico; entiendo que haya lectores que hayan pensado que es un tipo de novela que no les interesa, y es algo que me costaba mucho romper”, contó.

En el caso de Zepeda Patterson, el reconocimiento -en 2014, por Milena o el fémur más bello del mundo- confirmó la vocación del mexicano como escritor, alrededor de la cual todavía tenía muchas dudas.

“Me manejaba mucho a medio camino entre el periodismo y la ficción, y representó un espaldarazo vocacional, la confirmación de que había que entrar en esto”, defendió.

“Para mí hubo un antes y un después; antes de ganar el premio se me traducía a cuatro, cinco idiomas, ahora a 25”, señaló Posadas, ganadora en 1998 por Pequeñas infamias.

Lo positivo de los galardones es que facilitan el acercamiento a más lectores, añadió.