Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

José Antonio Gargallo gana el X Certamen Miradas al Bajo Aragón José Antonio Gargallo gana el X Certamen Miradas al Bajo Aragón
"La luz más asombrosa", fotografía ganadora del Primer Premio de X?Miradas al Bajo Aragón. José Antonio Gargallo

José Antonio Gargallo gana el X Certamen Miradas al Bajo Aragón

Se presentaron 51 trabajos de gran calidad al concurso fotográfico

José Antonio Gargallo Gascón, Héctor Izquierdo Bartolí y Sonia Montero Lamata fueron los tres ganadores del concurso de fotografía Miradas al Bajo Aragón, que este año ha celebrado su décima edición. 

En esta cita, organizada por la Comarca del Bajo Aragón, concurrieron 51 imágenes de todos los rincores del territorio. El jurado, entre el que se encontraba el fotógafo y profesor del IES Bajo Aragón Abilio Andrés Torres este año, destacó la calidad de los trabajos presentados y la “dificultad” que han tenido a la hora de seleccionar las ganadoras. 

El vencedor del primer premio, dotado con 300 euros, es José Antonio Gargallo, un calandino autor de la fotografía de un tamborilero de la Cofradia La Dolorosa que fue la imagen de la Semana Santa de Calanda de este año, ganador de varios concursos turolenses de fotografía, como el Rally Fotográfico de Teruel y autor además del poemario Con el cierzo entre los dientes. En esta edición del Miradas al Bajo Aragón convenció al jurado con una sugerente y significativa imagen titulada La luz más asombrosa, tomada en su localidad natal. Destaca de la imagen nocturna la luz que proporcionan unos fuegos pirotécnicos al paso de la Virgen del Pilar, el tratamiento del color, sobrio y poco saturado, y la composición formada por grupos de personas entre sombras, líneas rectas y claroscuros, que le confiere un aspecto de pintura barroca. 

Por su parte, Héctor Izquierdo Bartoli logró dos premios, el de Fiestas y Tradiciones, con la fotografía Redoble de acero y el especial de Naturaleza, con Testigo. Izquierdo es un fotógrafo especializado en imágenes nocturnas y de naturaleza, natural de Zaragoza y residente en La Codoñera. Parte de su espectacular trabajo puede verse en flickr.com/photos/hectorizq/.

En Redoble de acero Izquierdo juega con un inusual contrapicado sobre el Monumento al Tambor, con una foto en blanco y negro en la que destacan las texturas del metal. Por su parte, Testigo es una fotografía tomada con gran angular en la que se observa un atardecer al pie de un peirón de piedra. 

Además Sonia Montero Lamata, diseñadora alcorisana, se hizo con el premio especial Mirada Joven, con una fotografía titulada Una puerta al pasado, en la que recoge la puerta encalada de una residencia de Alcorisa, con una cortina cuya textura y naturaleza le confiere un aspecto espectral muy sugerente. 

El primer premio del X Miradas al Bajo Aragón estuvo dotado este año con 300 euros, el de Fiestas y el de Naturaleza con 225 cada uno y el Mirada Joven con 150 euros. Además, el jurado concedió cuatro accésit de 100 euros cada uno a Luis Pitarque García por Cigüeñuelas, un certero barrido en el que cinco de estas aves zancudas dialogan con su propio reflejo sobre las aguas de la Salada de Calanda; a Pablo Ibáñez Trallero por Aflorar, con un tocón muerto en primer plano con el embalse de Calanda –con un nivel llamativamente bajo– y la bruma matinal de fondo; a Miguel Ángel Francino Juan por Tranquilidad absoluta, un juego de luz y sombra tomado desde el interior de la ermita de Belmonte de San José; y a Raúl Rodríguez Sastre por Fotocaligramas, una interesante propuesta de fotografía abstracta en la onda del trabajo de Sandra Bartocha, en la que unas ramas secas que asoman en la orilla de la Estanca de Alcañiz, junto a su propio reflejo en las aguas, les da el aspecto de un peculiar texto escrito en un alfabeto desconocido. 

Las fotografías ganadoras pueden verse reunidas en una exposición en la sede de la Comarca del Bajo Aragón, en Alcañiz. Además, todas las fotografías que han ganado a lo largo de las diez ediciones del cocruso formarán parte de la publicación Diez años de Miradas al Bajo Aragón, que verá la luz en las próximas semanas.