Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El alcalde, Alberto Herrero, el autor, José Antonio Gargallo, junto con su hijo Nicolás, y el director del CBC, Jordi Xifra

Juegos de sombras y luz en una nueva exposición fotográfica en el CBC

La muestra compendia en uno tres proyectos del calandino José Antonio Gargallo

La sociedad en la que vivimos pasa página más rápido de lo que parece. Cuando algo se vuelve innecesario u otra cosa lo sustituye nos olvidamos de que lo primero existió, lo dejamos aislado en un rincón de la memoria para rememorarlo de vez en cuando. Y de esas cosas que fueron y dejaron de ser importantes para nosotros va La Justa Melancolía, una exposición de fotografía del calandino José Antonio Gargallo, que concentra su atención en tres cosas que fueron y hoy han dejado de ser: los videoclubs, la pesca y el toreo.

El Centro Buñuel Calanda (CBC) inauguró este domingo a mediodía una muestra de fotografías de tres series realizadas por el autor calandino en los últimos años, fotografías en blanco y negro en las que el autor juega con la luz, la oscuridad y con las sombras. Imágenes que cuentan la historia de vida de profesiones que la sociedad ha dejado atrás. Las series forman parte de tres proyectos diferentes del artista que tenían un nexo de unión entre ellos, y así "los tres proyectos han terminado fusionándose en una sola idea", explicó Gargallo en la presentación de la muestra en Calanda.

La primera parte de la exposición se titula Memoria del último videoclub. Se centra en el último videoclub de la provincia de Teruel, que cerró el 1 de agosto de 2018, el Videoclub Alcañiz, que permaneció en declive desde cuatro años antes de su cierre definitivo y al que "la proliferación de internet y el concepto del gratis total" acabó matando, comentó Gargallo. Amigo del matrimonio que regentó el establecimiento durante años, "les propuse ser testigo de ese deterioro, que coincidió con una enfermedad de alzheimer del dueño del establecimiento", explicó el autor.

“Fue demoledor" ver cómo la sociedad los olvidaba a ellos, enfatizó José Antonio Gargallo, y también que aquello coincidiera con el olvido por parte del propietario de lo que su negocio había sido y significado.

La pesca y el toreo

La segunda parte de la exposición se titula Fuimos mar y se centra en la sociedad de pescadores de Salou, un pueblo que había sido totalmente marinero hasta la eclosión del turismo en los años 60 y 70, lo que provocó el final de la pesca. 

"Dejaron de ser pescadores y hoy solamente hay un pescador en Salou", comentó el autor de la exposición, que documentó hace varios años una representación que realizan los antiguos pescadores y sus descendientes en la playa de Poniente de Salou, cuando un grupo de personas vestidas como ropas negras y un cinturón naranja se abrían camino en la playa, sacaban sus botes al mar y se ponían a pescar.

Es paradójico como este grupo de pescadores "se dieron cuenta, al cabo de los años, de que necesitaban reivindicar lo que fueron y lo es que algunos de ellos, de los que salen a representar eso que fueron hace tantos años, son hoy parados de larga duración, es decir, personas a las que han dejado atrás", añadió el autor.

La tercera y última parte de la exposición lleva por nombre Mirando a la luz. Sin ser aficionado al mundo del toreo, el fotógrafo intenta mostrar ese brillo que todavía refleja la silueta de los toreros, un brillo que se ve marcado por la oscuridad o prácticamente nula luz de las imágenes que ilustran esta parte de la exposición. Según Gargallo, las imágenes "quieren mostrar como estas personas buscan brillar dentro de esa oscuridad en que los está dejando la sociedad". 

El director del CBC, Jordi Xifra, destacó que esta exposición de fotografías "tiene tres registros distintos, desde el expresionismo llevado a las últimas consecuencias al neorrealismo y finalmente al documental de actualidad". Con esta muestra, el CBC retoma las exposiciones en su sala de la planta baja, aunque ya ha habido un par de presentaciones en las últimas semanas, tras la reapertura del centro. 

Por su parte, el alcalde de Calanda, Alberto Herrero, recordó que desde la reapertura del CBC tras el estado de alarma "este ha sido el tercer acto organizado en las instalaciones, y debemos seguir así, porque la cultura tiene que continuar en Calanda". Para el alcalde calandino, "es importante que Calanda exporte cultural al exterior", al tiempo que ensalzó la obra del José Antonio Gargallo, polifacético artista que además de la fotografía también tiene la música como afición. 

La exposición se podrá visitar durante este mes de julio y hasta el 31 de agosto en horario de 10:30 a 13:30 horas y de 16:00 a 20:00 horas.