Síguenos
La artista madrileña Laura Ballestrino gana  el concurso de piano Antón García Abril La artista madrileña Laura Ballestrino gana  el concurso de piano Antón García Abril
Delante de izq. a dcha., Adriana García Abril, Laura Ballestrino y Carlos Méndez en la entrega de premios del concurso Antón García Abril. Bykofoto/Antonio García

La artista madrileña Laura Ballestrino gana el concurso de piano Antón García Abril

La premiada se declara “enamorada” del “lenguaje universal” del compositor turolense
banner click 244 banner 244

La jovencísima pianista madrileña Laura Ballestrino fue proclamada ayer domingo ganadora de la décima edición del Concurso Internacional de Piano Antón García Abril que se ha celebrado el fin de semana en el auditorio Torre del Salvador de Teruel. Un certamen en el que el jurado y los organizadores destacaron la altísima calidad de sus cuatro finalistas y la oportunidad que supone para seguir difundiendo la obra del maestro turolense.

Ballestrino -que tiene 22 años y logró el segundo premio en la edición del año pasado- ha conseguido el máximo galardón en esta ocasión, el Primer Premio Ciudad de Teruel, dotado con 10.000 euros, gracias a su interpretación de las obras del compositor turolense Dos piezas griegas, Preludio de Mirambel nº 1 y Tres piezas amantinas.

La pianista destacó que su participación en el concurso en 2023 le permitió conocer la música de Antón García Abril que aseguró que le “enamoró”, especialmente “por su lenguaje muy universal”.

La ganadora del concurso Antón García Abril, Laura Ballestrino tocó ayer ‘Dos piezas griegas’. Bykofoto/A. G.

Laura Ballestrino elogió la obra del músico turolense y aseguró que su repertorio cautiva al público. “Siempre en mis conciertos, a todo el mundo le gustan las piezas de García Abril que son las que más aplausos reciben y para mí es muy especial”, aseguró.

La ganadora del concurso afirmó que este premio le animaba a continuar “con esa responsabilidad de dar a conocer el repertorio de Antón García Abril, que merece ser escuchado más y que las personas disfruten de su música”.

El concurso organizado por la Fundación Antón García Abril, el Ayuntamiento de Teruel, el Gobierno de Aragón y la Fundación Ibercaja concedió otros dos premios. El segundo, dotado con 6.000 euros, fue para el australiano afincado en España Harrison Herman y el tercero, de 3.000 euros, correspondió a Víctor Núñez, de Plasencia.

Harrison Herman afirmó sentirse “encantado” de haber participado en este certamen y reconoció que prepararlo le había supuesto “mucho esfuerzo” y confió en poder repetir el próximo año. Víctor Núñez destacó que había disfrutado mucho y que le encanta la obra de García Abril.

De i. a d., los miembros del jurado Manuel Escalante, Leonel Morales y Paula Coronas y los finalistas Fabio Parada, Harrison Herman, Víctor Núñez y Laura Ballestrino

Adriana García Abril, hija del compositor turolense, aseguró que sentía una “gran ilusión” de volver a estar en Teruel para celebrar esta nueva edición del concurso porque supone “cumplir un deseo” de su padre.

La responsable de la Fundación Antón García Abril destacó “el altísimo nivel” de los cuatro finalistas y valoró que este certamen contribuye a divulgar la obra de este músico universal porque los pianistas que participan van conociendo más obras suyas y luego las incorporan a su repertorio.

El jurado, compuesto por la malagueña Paula Coronas, el mexicano Manuel Escalante y el cubano nacionalizado español Leonel Morales, especialistas en la obra del creador turolense, destacaron la excelente calidad de esta edición.

Paula Coronas resaltó que lo más importante del concurso ha sido el haber mantenido la esencia, “la pureza del espíritu de Antón García Abril”.

La pianista, cuya trayectoria ha estado muy ligada al compositor, reconoció que había sido muy difícil llegar al fallo porque todos los concursantes tenían un nivel muy alto y porque en música en directo “hay que tener en cuenta muchísimos factores, muchas variables” y comentó que son “matices y percepciones” lo que decanta la balanza hacia un finalista u otro.

Acto de entrega de los premios del Concurso Internacional de Piano Antón García Abril. Bykofoto /A. G.

Coronas, que tuvo una relación muy estrecha con García Abril, se mostró convencida de que si pudiera escuchar a los tres premiados “estaría conmovido” y comentó que para él era “un descubrimiento ver cómo la música de él se hacía en el pensamiento de otros, sin mediar ninguna palabra, cómo era posible que el milagro se produjera a través de la interpretación de una pieza que él había compuesto”.

Por su parte, Leonel Morales recordó que vio nacer este proyecto y cómo fue creciendo y animó a los organizadores del concurso a que amplíen las categorías para que puedan participar los músicos más jóvenes, como ya se hacía en las primeras ediciones. Precisamente, este miembro del jurado señaló que García Abril fue componiendo obras para diferentes niveles gracias a este certamen.

Por su parte, Manuel Escalante comparó a García Abril (siglo XX), con Beethoven (siglo XVIII) y Chopin (siglo XIX) porque fueron únicos y sus obras son inconfundibles, así como por “haber cumplido la misión de su vida”. Animó a la ganadora a seguir divulgando las composiciones del artista turolense más universal.

El australiano Harrison Herman en su actuación ayer en Teruel. A. G.

La concejal de Educación del Ayuntamiento de Teruel y profesora del Conservatorio Profesional de Música de Teruel, Mari Carmen Muñoz, formó parte del inicio de este proyecto hace veinte años y recordó esa primera etapa de la iniciativa que llevaba varios años sin realizarse y se recuperó en 2023. “Esto surgió con el 70 aniversario de Antón que hoy (por ayer) hubiera cumplido 91 años”, comentó y relató con cariño las reuniones y los momentos de convivencia vividos con el compositor.

Tras conocer el nombre de los ganadores ofrecieron un pequeño recital. Víctor Núñez interpretó Diálogos con la luna; Harrison Herber, Variaciones líricas y cerró el acto la ganadora, Laura Ballestrino, con la obra Dos piezas griegas.

Una intérprete muy joven pero con una gran trayectoria

Laura Ballestrino es reconocida allá por donde pasa como un talento virtuoso del piano. Esta madrileña de 22 años arrancó su carrera en el Conservatorio Rodolfo Halffter de Madrid, en cuya Orquesta Sinfónica ejerció como solista y donde se graduó con el Premio Extraordinario Fin de Grado.

La ganadora, Laura Ballestrino

Tras finalizar sus estudios en el Conservatorio Superior de Música de Madrid y pasar por la Escuela Superior Musical Arts de Madrid, actualmente cursa un máster con su maestro Leonel Morales y Leo de María, gracias a una beca de la Universidad Alfonso X. Es, además, la compositora y productora de la banda sonora original del videojuego Archaelund.

La joven pianista ya logro el segundo premio del Concurso Internacional de Piano Antón García Abril en 2023.

El redactor recomienda