Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La artista sevillana Marta Fresneda regresa a Teruel con ‘Salir del colapso’ La artista sevillana Marta Fresneda regresa a Teruel con ‘Salir del colapso’
Un espectador ante una de las piezas en alabastro de Marta Fresneda, inspirada en el llanto de un bebé. M. S. Timoneda

La artista sevillana Marta Fresneda regresa a Teruel con ‘Salir del colapso’

El Museo Juan Cabré de Calaceite acoge una muestra inspirada en los Derechos Humanos

Por M. S. Timoneda y Miguel A. Artigas

La igualdad, los derechos humanos y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU son algunos de los temas centrales de la exposición Salir del colapso, de la artista sevillana Marta Fresneda, que se exhibe hasta el próximo 22 de marzo en el Museo Juan Cabré de Calaceite. La muestra, que se puede ver en la planta baja del centro, combina escultura en alabastro del Bajo Martín con collage fotográfico, aunque con una temática muy definida relacionada con los derechos humanos y la desigualdad, y sin dejar de lado otros temas como la educación, los niños soldado, el cambio climático, las crisis migratorias, o la vulnerabilidad de ciertos colectivos, especialmente niños y ancianos, que en opinión de la artista “viene de muy lejos, aunque la actual crisis sanitaria ha puesto de manifiesto con mayor dureza que nunca”.

En la exposición se distinguen dos apartados. Uno, el escultórico, aborda la desigualdad a través de la visión que la autora tiene de la vulneración sistemática de los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El segundo lo ocupan los collages digitales o sobre metal que hacen referencia a algunos de los 17 objetivos declarados por la ONU en su agenda 2030 para el desarrollo sostenible, uno de los documentos de referencia para la sevillana afincada en Italia, absolutamente implicada en la función crítica y social que debería tener el arte. “En el arte contemporáneo ya no cabe la reivindicación porque prima vender obras y no estar a malas con las instituciones que pagan”, decía Fresneda en febrero de 2019 cuando expuso No es raro, es inhumano en Híjar, exposición que surgió como consecuencia de su participación en el Simposio de Escultura en Alabastro que organiza el Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo. “Pero yo todavía soy joven y me puedo permitir el lujo de ser utópica”.

‘Ancianos ayer y hoy’ está inspirada en la pandemia. M. S. Timoneda

Aunque Marta Fresneda trabaja todo tipo de materiales, las obras escultóricas que podrán verse en el Museo Juan Cabré en los próximos meses están hechas y trabajadas con alabastro turolense. “Ella trabaja tanto con hierro como con madera, con piedras de todo tipo... es una artista con una larga trayectoria, aunque todas las que presenta en esta exposición son de alabastro”, explicó el comisario de la muestra, Santiago Martínez.

En las obras de alabastro, Marta Fresneda “combina la piedra con bases de metal y alambres con los que crea unas figuras de personajes y otros elementos que acopla a cada trabajo y que le confieren el sentido final a la obra”, apuntó Martínez, quien destaca que “los trabajos que podemos ver en el Museo Juan Cabré y que plasman esa visión de las injusticias que tiene la artista es su manera de luchar contra ellas, a través del arte”.

En Calaceite pueden verse once piezas escultóricas. Nueve de ellas formaron parte de aquella muestra de Híjar, a las que se han incorporado dos nuevas que son el resultado de una residencia en el Centro Integral para el Desarrollo del Alabastro de Albalate, y que engrosan una serie sobre los Derechos Humanos que todavía sigue en desarrollo.

Una de esas piezas nuevas es Ancianos ayer y hoy, una anciana dentro de una jaula, y otra La libertad de los niños, representada por un niño pájaro, y llaman la atención sobre quienes a juicio de Fresneda son dos colectivos infravalorados y arrinconados “especialmente durante la situación de pandemia que vivimos”. La sevillana cita la Doctrina del Descarte del Papa Francisco, que sostiene que la sociedad es un gigante egoista que excluye todo aquello que no responde al desarrollo económico, en el contexto de liberalismo desbocado que vivimos en occidente, o la satisfacción de las necesidades egoistas a corto plazo. “Durante la pandemia hemos abandonado a los ancianos y hemos dejado que los niños languidecieran saliendo al recreo en un patio de un metro cuadrado, pero acudías a un bar y estaba lleno de gente. De los hijos y de los padres de esos ancianos y niños”, denuncia Marta Fresneda.

En cuanto a los collages digitales, “están inspirados en noticias de prensa o en aquello que ve y escucha en los medios de comunicación”, añadió Martínez. Todos ellos aportan una visión crítica sobre la falta de cumplimiento de los objetivos de la ONU para un mundo mejor y más sostenible.

Collage en formato díptico inspirado en el Objetivo 16 de la Agenda 2030, sobre el final de conflictos internacionales raciales e ideológicos. M. S. Timoneda

Son once collages, algunos de ellos dípticos o trípticos, de una serie que cuando esté terminada alcanzará los 17, uno por cada uno de los objetivos remarcados en la Agenda 2030 de la ONU. Entre ellos están conseguir la cota de Hambre Cero en el mundo, o lograr que todos los niños tengan garantizada una educación y una atención sanitaria de calidad. La acción para la conservación de la Tierra y sus ecosistemas, la paz y la justicia en todos los rincones del planeta o la búsqueda de soluciones de un modo cooperativo y aliado forman parte también de esta declaración, que para Marta Fresneda “debería ser el  marco de referencia de actuación para todas las personas” que en otros ámbitos, como el político o el religioso, “puedan tener visiones diferentes del mundo”.

En esos collages fotográficos adquiere especial relevancia una asociación nacional de celadores que se formó con el estallido de la pandemia para reivindicar sus derechos, y que cedió un buen número de fotografías a la artista. “Es otro de los colectivos maltratados, que estando en primera línea contra el coronavirus, y desempeñando tareas para las cuales no han podido contar ni con la formación suficiente, no han obtenido atención ni de los medios de comunicación ni de las autoridades”.

Crítica y acción social

Titulada en Bellas Artes y afincada en Florencia, Marta Fresneda (Sevilla, 1984) desarrolla una producción artística que se puede considerar como una lucha personal a través del arte y en pro de los derechos humanos y la denuncia de las injusticias. A través de sus trabajos, la artista establece un diálogo con el espectador, al que invita a la reflexión e intenta acercar y decodificar los problemas y realidades sociales más crudos.

Porque la obra de Marta Fresneda no debe ser interpretada solamente en clave de crítica, sino también como una invitación a la acción social. “Cualquiera puede reciclar aunque no haya una ley que te obligue a hacerlo, o cualquier puede respetar a las mujeres o a cualquier otro colectivo aunque no haya una ley que te obligue”.

En ese sentido Marta Fresneda menciona a otro de sus referentes, el humanista José Luis Sampedro, y sostiene que toda crítica debe ir seguida de una acción social. “Todos tenemos la obligación de actuar, porque lo que hacen y lo que no hacen nuestros políticos es responsabilidad únicamente nuestra. Deberíamos asumirla”.

Salir del colapso pone el foco en la igualdad a través del arte y la cultura y se enmarca dentro del proyecto Cultura en Igualdad: Mujeres en Museos, Archivos y Bibliotecas, promovido por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón a través del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, según mencionó el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, durante la apertura de la muestra. Según Lucea, el objetivo es “seguir apostando por la visibilización de la mujer en el mundo del arte, el coleccionismo y la cultura en general, así como su papel imprescindible como agente de cambio e innovación”.

Fresneda trabaja el collage para incrementar el poder expresivo de su obra. M.S.

Marta Fresneda, por su parte, quiso agradecer el programa del Gobierno de Aragón y la colaboración del comisario Santiago Martínez, “por la oportunidad que brindan de llevar el arte hasta las salas de exposiciones”, expecialmente en localidades pequeñas como Calaceite.

La exposición de Marta Fresneda es la primera de este año original que acoge el Museo Juan Cabré. Tal y como detalló Víctor Lucea, que acudió el viernes a la inauguración en la sala turolense, se trabajará “para que vengan aquí más exposiciones y este  Museo pueda contar con una programación cultural permanente” de manera que se imponga la normalidad tras los duros meses de la pandemia, que dejaron paralizada la actividad.

Para Lucea, “los centros y museos debemos ir aumentando el ritmo de programación cultural”. Asimismo, invitó al público a visitar los centros expositivos, “porque ahora se puede disfrutar de una cultura segura”. Aunque “se están recuperando las cifras de afluencia de público,  hay que subrayar que los museos están para disfrutar de la cultura y de actividades en familia”, añadió.

Fomentar la igualdad a través de las artes y la cultura para luchar contra cualquier tipo de discriminación contra las mujeres es el objetivo de Cultura en Igualdad: Mujeres en Museos, Archivos y Bibliotecas, un programa de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón que da cumplimiento a las medidas incluidas dentro de la línea estratégica de Sensibilización y Prevención que recoge el IV Plan Estratégico para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en Aragón (2018-2021).

De esta manera, el departamento de Educación, Cultura y Deporte da continuidad y visibilidad a actuaciones ya realizadas y propone nuevas, como esta exposición, para potenciar esa igualdad. En este programa no solo participa el Museo Juan Cabré, sino también el resto de centros expositivos dependientes del Gobierno de Aragón, así como los archivos provinciales y las bibliotecas gestionadas por el Departamento.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, este proyecto permitió celebrar varias iniciativas en los centros culturales aragoneses, como exposiciones de obras protagonizadas o realizadas por mujeres, colecciones editadas con los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y documentales.

Marta Fresneda y el comisario de la exposición, Santiago Martínez