Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

May Serrano con el cartel de la película ‘La boda de Rosa’

‘La boda de Rosa’ o cómo casarse con una misma, una idea de la turolense May Serrano

Asesoró a las guionistas del filme dirigido por Icíar Bollaín y presentado en Málaga

Los guías turísticos de Málaga explican que las biznagas, un ramillete de jazmines que los biznagueros distribuyen por la ciudad, dejando tras de sí su intenso perfume, se regalan a las mujeres cercanas, ya sea la hermana, la madre o la novia y que, si no lo hacen, “¡vaya, qué te miran mal!”. A las mujeres que se casan consigo mismas seguro que no les importa que no se las regalen, porque ellas mismas se sobran y se bastan para comprarse una si les da la gana. 

La película La boda de Rosa no se ubica en Málaga aunque en su festival se presentó la semana pasada para inaugurarlo y recibió el sábado el premio especial del jurado. Detrás del guión de esta película está esa  idea, la de casarse consigo misma, que la turolense afincada en Bilbao May Serrano lleva desarrollando desde hace casi una década y que ha plasmado en talleres, performances y un libro, que se ha puesto de nuevo de actualidad, gracias a la esta película firmada por Icíar Bollaín y Alicia Luna.

“Hace tres años me llamó Alicia para decirme que estaban escribiendo un guión para una película y estaban pensando que la protagonista de la película se casase con ella misma pero para ello tenían que entender que era eso, nos juntamos por Skape y estuvimos hablando sobre ello, les pasé los vídeos y lo que he ido recopilando durante este tiempo. También algunos contactos de mujeres que se han casado consigo mismas”, explica.

 “Buscaban un perfil de mujeres entre 40 y 45 años”, continúa, “que pudiesen contar su experiencia, averiguar qué les había motivado y qué había significado en sus vidas”.

“Después de estos tres años han hecho este peliculón”, afirma Serrano que tuvo oportunidad de verla en el pase de prensa de hace unos meses y ahora en el festival de Málaga. “Me quedé loca perdida porque no se han dejado nada, de todo lo que les hemos contado”.  Pero sobre todo “está contada con mucho amor y con mucho humor”. Algo “muy importante”, para que el mensaje pueda llegar a cuantas más personas mejor.

Las guionistas habían profundizado en iniciativas que habían surgido en Japón donde existían bodas con una misma, pero que nada tiene que ver con las que plantea Serrano. “No es lo que ellas estaban buscando, son para obtener el álbum de bodas, para vestirte de novia por un día y quede reflejada en las fotos pero no hay más capas”.

Las cineastas siguieron buscando hasta que dieron con la turolense. “Aquí hay chicha”, asegura. “La idea la propuse yo hace nueve años en el colectivo Mujeres Imperfectas, que estaba trabajando aquí en Bilbao para quitarnos etiquetas”, recuerda, “y darnos permiso para ser imperfectas”. En aquellos encuentros, “surgió el amor interno” y May propuso una idea que le rondaba des de el 95 cuando se marchó de casa. “Fue entonces cuando me independicé, estaba montando la casa y pensaba que a mí no me estaba ayudando nadie pero si me hubiera casado sí que lo harían”, recuerda.

May Serrano conocía bien el mundo de las bodas porque sus padres tenían entonces el Gran Salón, un restaurante que en aquella época acogió los banquetes de muchas parejas turolenses.

“Yo le decía a mi madre: me puedo casar conmigo misma, invitáis a vuestros amigos y a la familia y que me den dinero como en una boda normal”. Pero no coló. Esa idea se quedó ahí hasta  que en 2011, con las Mujeres Imperfectas, le dieron forma “para celebrar que nos queremos  y también en plan gamberrada”, para demostrar que una mujer no es la media naranja de nadie, que son naranjas enteras y lo hicieron de una manera divertida.

Querían provocar a la vez que abrir el debate: “¿Por qué estamos poniendo tanta energía en encontrar pareja si ya somos nosotras bastante?”, se preguntaron.

La experiencia de casarse consigo misma fue positiva para May Serrano que organizó cursillos prematrimoniales y celebró bodas de otras mujeres que se querían casar consigo mismas. Solo en el festival iberoamericano de teatro de Cádiz participaron 16 mujeres de toda Iberoamérica.

“Nos damos cuenta que eso es lo que queríamos hacer”, recuerda y desde entonces lleva seis ceremonias y muchos cursillos.

Como en la parejas convencionales a veces “hay bodas que no llegan a suceder porque hay mujeres que en los talleres y cursos se dan cuenta de que no es el momento de casarse consigo mismas”. Lo que no ha habido es divorcios de uno mismo. “Cuando pones atención y te escuchas lo que quieres es más, porque es cuando mejor estás”, asegura aunque reconoce que hay “crisis y cuernos”.

“A mí me ha funcionado muy bien preguntarme qué necesito”, añade y ahí dio un paso más en forma de recetario. En 2018 editó un libro para que lectoras y lectores tengan la oportunidad de parar, respirar y preguntarse qué necesitan. Entonces “te escuchas y no hay vuelta atrás”.

Asegura que la película cuenta muy bien lo que es casarse consigo misma. “No es quedarse sola o un premio de consolación, tiene que ver con el compromiso de una de hacerse feliz y atenderse, de colocarse en su sitio para que los demás también lo hagan”.

Está convencida de que la película va a permitir que se hable de ello y surjan preguntas. “Tras ver la película sales con mucha vitalidad y mucha fuerza, con ganas de quererte y de querer en general”, afirma, convencida de que esta cinta puede ser ideal para cinefórums donde se abra el debate y “se pueda reflexionar sobre qué estamos haciendo por nosotras mismas”.

Eso es lo que hicieron el pasado lunes en Bilbao donde hay muchas mujeres que se han casado con ellas mismas. “Después de ver la película contaron cómo se habían sentido al verla y fue muy emocionante, salimos con ganas de renovar votos porque sí que nos vemos reflejadas en lo que dice Rosa”, la protagonista, que interpreta Candela Peña y que repite los votos que ellas dicen en sus ceremonias.

Serrano cree que Peña se llevará esta noche algún premio: “En general el reparto está fantástico pero Candela lo borda”.

Preguntas y respuestas sobre el climaterio porque “no es como nos lo han contado”

El climaterio, todo lo que sabes de la menopausia es mentira es el título del último libro escrito por May Serrano que analiza el periodo de varios años que hay antes de la última regla y que no es cómo se cuenta. “Pasan cosas, pero es un periodo bastante silenciado, por una parte, y por otra, los mensajes que llegan son todos supernegativos. Por eso nadie lo quiere atravesar y entran ganas de meterse en la cama y no volver a salir”, explica la autora. Cuando le pasó a ella se puso a investigar y vio que “no es como nos lo han contado”. “Son unos años superbuenos y poderosos en los que nos volvemos muy fuertes y decididas y si te pones en orden y aceptas lo que está pasando es una maravilla”, asegura.

El libro está contado en primera persona y en él se hace muchas preguntas atravesando las experiencias vitales de este tiempo, “para que cada una se haga su propia teoría y ayudar a que todo aquello que dicen que te va a pasar no sea horrible”.

Este trabajo complementa al que en su día escribió sobre la regla, Mamá, me ha venido la regla, que era una explicación a su sobrina que entonces tenía 8 años. “Entonces necesitábamos contárselo bien y ahora con casi 50 años necesito contar esto que me está pasando y una vez más abrir esta conversación con otras mujeres”. Dicho y hecho.