Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La Camerata Santa Cecilia da un abrazo musical a los turolenses en su regreso La Camerata Santa Cecilia da un abrazo musical a los turolenses en su regreso
Alberto Navas al frente de la Camerata Santa Cecilia, que volvió a subirse al escenario del Teatro Marín para ofrecer un concierto navideño. Bykofoto/Antonio García

La Camerata Santa Cecilia da un abrazo musical a los turolenses en su regreso

El Marín llenó casi su aforo máximo permitido y el público disfrutó de algunos temas adaptados

La Camerata Santa Cecilia abrazó al público con su música en el concierto que esta formación ofreció en el Teatro Marín, dentro de la programación cultural del Ayuntamiento de Teruel, en el que los asistentes pudieron disfrutar de dos nuevas adaptaciones de villancicos hechas por el violinista Alberto Navas. El teatro llenó casi su aforo máximo permitido con la pandemia, y el recital se prolongó durante algo más de una hora, un tiempo acorde también con las limitaciones impuestas por las medidas de seguridad anticovid.

Los turolenses tenían ganas de volver a escuchar música clásica en directo, y así se lo expresaron algunos seguidores a los músicos de la Camerata momentos antes de iniciarse el concierto, un gesto que su director, Alberto Navas, les agradeció. Como respuesta, los asistentes recibieron un caluroso abrazo musical de esta formación que en apenas dos semanas preparó el recital ante la reapertura de las actividades culturales en el Marín.

La respuesta del público fue muy buena puesto que se vendieron 142 de las 150 entradas que habían salido a la venta, prácticamente la totalidad, puesto que el aforo estaba limitado al 25% de su capacidad como medida de seguridad sanitaria.

Finalmente fueron 14 los músicos que conformaron la Camerata San Cecilia, que ofreció un recital que pretendía evocar, en gran medida, los conciertos de Año Nuevo de Viena. No faltaron por ello desde temas tradicionales de músicos como Strauss y Sibelius hasta composiciones más navideñas.

“Hemos tocado una parte de valses más tradicionales, haciendo un poco un guiño al concierto de Año Nuevo, y luego hemos hecho una segunda parte más de villancicos”, explicó Navas, quien precisó que en este apartado habían introducido temas más modernos, tanto los americanos más conocidos como otros que tienen una tradición popular como El tamborilero y Campana sobre campana.

La sorpresa para los asistentes fue poder escuchar estos dos últimos villancicos adaptados por Navas en una fusión rítmica que evocó tanto a Labordeta como a Tomás Bretón.

“Han sido arreglos que he realizado yo y en todos se ha querido hacer como un guiño a otras músicas”, explicó el director de la Camerata, quien señaló que en el caso de El tamborilero el título de esa adaptación fue El abuelo del tamborilero, “porque hacemos un guiño a Ravel en lo que era la base rítmica, y era El tamborilero, pero luego iba un tema de José Antonio Labordeta que era el Somos; entonces ha sido un poco un arreglo de ese estilo mediante una adaptación hecha por mí”.

El público, que celebró esa fusión, pudo disfrutar de compases de amalgama muy característicos de la música folclórica, y que se repitieron también en la otra adaptación preparada por Navas exclusivamente para este concierto, una versión del villancico Campana sobre campana titulado Campanas de Aragón.

Navas aseguró que había sido un reto muy interesante poder hacerlo, en uno y otro caso, puesto que en el de Campanas de Aragón el villancico sonó a ritmo de jotas con la inclusión de temas de Tomás  Bretón.

Arreglos específicos

El músico recalcó que los arreglos se habían hecho específicamente para este concierto como un gesto hacia el público, pese a que la preparación ha tenido que ser rápida y ha requerido de mucho trabajo. “La verdad es que estamos muy contentos por el resultado, porque tanto a nivel de arreglos, a nivel de ensayo y a nivel de volver al escenario, pues ha sido un concierto muy bonito y especial”, dijo.

Tras un tiempo sin poder subir a los escenarios por las limitaciones impuestas por la pandemia, Navas explicó que la sensación al volver a hacerlo había sido muy gratificante. 

“La sensación ha sido sobre todo de emoción, y como he explicado al público en el concierto, para un músico ya no solo es importante subir al escenario, sino el poder volver a tocar juntos”, dijo el violinista, quien afirmó que “a lo mejor ahora no nos podemos dar abrazos por la pandemia, pero sí que hemos podido hacerlo musicalmente hablando puesto que el hacer música juntos es como si abrazases al compañero, y por eso ha sido algo muy bonito el poder hacer esto porque es volver a tocar, volver a sentir al compañero, regresar al teatro, subir al escenario y sentir el calor del público; sensaciones que para nosotros los músicos son muy importantes”.

Navas expresó su agradecimiento por haber podido volver a tocar, y valoró el esfuerzo realizado por los componentes de la Camerata con tan poco tiempo para preparar el recital, puesto que muy pocos de sus integrantes se dedican profesionalmente a ello, y confió en poder ofrecer otros conciertos pronto.