Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Julio Garcés

La Revista Turia rescata del olvido al poeta Julio Garcés

sumario especial en el último número

Entre las novedades que ofrece a los lectores la revista Turia, que presentará en la FIL de Lima 2018 un sumario especial sobre “Letras de España y Perú”, destaca el rescate del olvido del escritor Julio Garcés (Soria, 1919 – Lima, 1978). Un singular autor que protagonizó  algunas de las obras más interesantes de la poesía española inmediatamente posterior a la Guerra Civil y que fue durante décadas un poeta casi secreto que vivía en Lima y que ejercía como agregado cultural de la embajada de España.

Esta primera aproximación a la obra de Julio Garcés culminará en 2019, año en el que se cumplirá el centenario de su nacimiento, con un monográfico de TURIA en el que se le rendirá homenaje y se estudiará a fondo su labor literaria. 

Ahora, el nuevo número de Turia permite ya un primer acercamiento a Julio Garcés. Y lo hace a través de un artículo (“Un poeta español en el Perú: Julio Garcés”) elaborado por el crítico Enrique Andrés Ruiz, que es el máximo estudioso de su obra, y la publicación de tres poemas inéditos que reciben el título general de “Carta a Esther desde los Andes”

La biografía de Julio Garcés tuvo un momento clave cuando, en 1949, conoció a la destacada bailarina peruana de ballet clásico Esther Desmaison, de gira por Barcelona. Ella volvería al Perú y él, tras una primera estancia en Caracas, conseguiría finalmente en 1953 casarse con ella en Lima y obtener también un trabajo en la Embajada española vinculado a la Agregaduría de Cultura, que pasaría a ocupar en 1961 y en la que desarrolló toda su labor hasta su muerte. Durante años, Julio Garcés se convirtió en el nexo cultural entre España y Perú, entablando relación con los protagonistas de la aquella época  (entre sus amigos estuvieron los peruanos Emilio Adolfo Westphalen, Julio Ramón Ribeyro o Luis Alberto Sánchez, y por su casa en Lima pasaron muchos escritores españoles, así como también mantuvo correspondencia con Vicente Aleixandre).  

La infancia y primera juventud de Julio Garcés transcurrieron entre Soria y Madrid. Finalizó en Barcelona los estudios universitarios de Derecho y Filosofía y Letras, que había iniciado en Zaragoza. Antes de licenciarse, cuando apenas contaba 20 años, dio a la imprenta sus primeros libros de poesía: “Peregrinaje” (1937) y “Primer romancero del recuerdo” (1939). En ellos se refleja las influencias de Federico García Lorca, Jorge Guillén y Gerardo Diego. Luego, ya finalizada la guerra civil y durante la primera posguerra, saldrían a la luz otros libros: “Gris” (1942), “El amor brujo” (1942), “Odas” (1943) y “Poesía sin orillas” (1947).

Es importante destacar que la historia de la poesía de posguerra en España ha ignorado hasta ahora la poesía escrita en Barcelona entre el final de la Guerra Civil y 1951, el año fundacional de la llamada «Escuela de Barcelona». En dicha etapa tiene un papel destacado Julio Garcés. Son casi doce años de escritura en castellano, que fueron tiempo de  sustitución  lingüística  y  cultural-ideológica,  de  lanzamiento  de  nuevas  editoriales  y 

colecciones, de creación de revistas y premios, de tertulias y de abundante creación poética en Barcelona, la mayor parte de ella bajo el signo del surrealismo. Los nombres propios de esta historia pueden ser más o menos conocidos (Juan Ramón Masoliver, Juan Eduardo Cirlot, Julio Garcés, etc.) pero su empeño en conectar con lo mejor de las poéticas anteriores a la guerra y con las de fuera de nuestras fronteras es digno de reconocimiento y de atención, tanto por su singularidad como por la calidad de los frutos obtenidos. 

Y, de los nombres citados, sin duda Julio Garcés es que requiere mayor revalorización y rescate para que los lectores de hoy conozcan la calidad de su escritura poética. Buena prueba de ello es que César González-Ruano aseguraba que Garcés “como surrealista, es uno de los más logrados poetas y probablemente el mejor heredero en fortuna y universalidad del surrealismo de Rafael Alberti”. 

Colaborador, codirector y corresponsal de diversas revistas y periódicos españoles y americanos, su vida cambió radicalmente a partir de 1950, año en el que se trasladó primero a Venezuela y luego a Perú, siendo nombrado agregado cultural de la embajada de España en Lima. Su labor no pasó desapercibida y durante las más de dos décadas que la ejerció, Garcés llevó a cabo un intenso papel en la vida intelectual, política y diplomática peruana. 

Su último libro se editó en 1976 con el título de “Los poemas de San Polo” y que constituye un magistral retorno poético a sus raíces sorianas, como su sobrecogedora y elogiada composición titulada “Numancia”. 

Turia es una revista cultural española de difusión nacional e internacional por suscripción. Con más de tres décadas de trayectoria, actualmente tiene una edición en papel y otra  digital (web y Facebook). Está publicada por el Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel, el Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón. Este número dedicado a “Letras de España y Perú”  ha sido posible gracias al apoyo del  Ministerio de Cultura y forma parte del conjunto de iniciativas promovidas por el Gobierno de España con motivo de ser nuestro país el invitado a protagonizar la Feria Internacional del Libro de Lima 2018.