Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Luis Salvador gana la primera edición del Premio Nacional de Arte Joven Spiritu Luis Salvador gana la primera edición del Premio Nacional de Arte Joven Spiritu
Detalle de la propuesta artística de Luis Salvador Bueno

Luis Salvador gana la primera edición del Premio Nacional de Arte Joven Spiritu

El Museo de Arte Sacro de Teruel y Térvalis promueven las creaciones de contenido espiritual
El Premio Nacional de Arte Joven Contemporáneo Spiritu, convocado por la Fundación Térvalis y el Museo de Arte Sacro de Teruel, ya se ha resuelto. El trabajo ganador es de un joven de Salamanca y se han concedido dos accésits para artistas formados en el grado de Bellas Artes de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel.

El director del Museo de Arte Sacro, Pedro Luis Hernando, aseguró que se han superado “todas las expectativas”, teniendo en cuenta que se trata de una primera edición de esta convocatoria nacional que busca la promoción del arte contemporáneo de contenido espiritual. Se han recibido 30 propuestas, de la que se realizó una primera selección de 24.

Tras las deliberaciones del jurado, integrado por cinco personas de reconocido prestigio en el ámbito artístico, se ha concedido el primer premio, dotado con 1.000 euros, a Luis Salvador Bueno, de la Universidad de Salamanca, con su obra Fragmentos. También se decidió conceder dos accésits a Andrea Tolosa y Mateo Patón, artistas que cursaron sus estudios en el grado de Bellas Artes de la Universidad de Zaragoza, por las obras Aproximaciones la Psiche y Lar del Espíritu, respectivamente.

Fragmentos es una reflexión sobre “el incomprensible enigma de la fe”, según explica su propio autor.

Se trata de una serie de elementos (Pléyades, Cancionero, Exvotos I y II, Ráfaga, Madero, Corporal, Aureola, Clavos, Fragmentos de luz y Cruz) recogida en tres cajones que como su contenido han sido hallados, durante el proceso de recolección de la propia serie. Destacan los diferentes materiales que se integran en esta creación: latón, papel, cera, madera, tela y hierro.

Mientras, Andrea Tolosa propone una videoinstalación que comprende un vídeo, resultado del registro de una performance, y una instalación, la cual representa la huella de la acción documentada. La pieza consiste en un sin fin de modos
de acercamiento hacia algo que se desconoce. “Es una pieza muy espiritual e introspectiva con la que todos podemos sentirnos identificados”, destaca su autora. “Se trata de un proceso por el que pasamos constantemente a lo largo de nuestras vidas cada vez que debemos tomar decisiones o cambios que suponen una desestabilización de nuestro equilibrio actual y, por  lo general, la muerte y el nacimiento de algo nuevo, lo que lógicamente genera incertidumbre”, añade la artista formada en Teruel.

Finalmente, Lar del Espíritu, de Mateo Patón combina una pieza escultórica con diferentes elementos de la naturaleza.

El tribunal ha querido manifestar el alto grado de calidad de las obras propuestas, seleccionando un total de quince piezas para formar parte de la exposición que se podrá visitar en el Museo de Arte Sacro de Teruel a partir de noviembre.

El redactor recomienda