Síguenos
Mariano Calvé e Isidro Ferrer firman la quinta entrega de la Caja de Arte Mariano Calvé e Isidro Ferrer firman la quinta entrega de la Caja de Arte
Mariano Calvé presentando su obra ante el público que se dio cita en la Fundación Amantes. Javier Escriche

Mariano Calvé e Isidro Ferrer firman la quinta entrega de la Caja de Arte

Los artistas visitaron el jueves la Fundación Amantes para presentar sendo grabados

Los artistas Mariano Calvé e Isidro Ferrer presentaron este viernes la quinta entrega de la Caja de Arte con la que la Fundación Amantes de Teruel está celebrando durante este año su 25 aniversario. La Caja de Arte contiene un total un total de doce impresiones gráficas de gran calidad, seriadas y firmadas, que se adquieren por suscripción y que son obra de otros tantos artistas muy vinculados a Teruel y a los Amantes de Teruel. Ayer los dos artistas se dieron cita en la Fundación Amantes con los suscriptores de la iniciativa, donde explicaron su obra y la entregaron personalmente.

La pieza del ceramista turolense Mariano Calve es una reproducción gráfica titulada A pesar de todo, seguimos amando, que representa un crisol donde los corazones, representados en oro, se funden e iluminan la oscuridad. Mariano Calve es uno de los artistas más destacados de Teruel, responsable de exposiciones que se han gestado en la capital mudéjar como Volver a ser (2016), la colectiva vinculada a la Feria Cerco Llamaradas (2018), que también comisarió, Un manantial de miradas (2020) y Vacío (2022), en la que una de sus piezas, Contra-Equilibrio, fue seleccionada por Cerco 2021 para formar parte de la exposición itinerante.

La otra pieza que se entregó ayer fue Sin título, obra de Isidro Ferrer, ilustrador madrileño muy vinculado a Teruel, que colabora habitualmente con el Centro de Estudios Locales de Andorra o con la Revista Turia, por citar dos ejemplos. Su grabado reproduce una pieza que hace alusión metafórica al amor, como dos aves que se arrullan encajando sus cuerpos, con su habitual estilo minimalista.

Isidro Ferrer es uno de los ilustradores españoles más relevantes, Premio Nacional de Diseño 2002, Premio Nacional de Ilustración 2006, y responsable de un sinfín de libros, carteles, animaciones cinematográficas y un largo etcétera de creaciones.