Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Tobogán y Colibrí posan junto con el concejal de Cultura, Javier Domingo en la presentación de ‘Menudos modernistas’

‘Menudos modernistas’ permitirá a los más pequeños viajar al Teruel de principios del siglo XX

El recorrido se realizará los fines de semana desde el 18 de julio al 23 de agosto
Nuria Andrés

Pasear por Teruel nunca inspiró tanta modernidad como a principios de siglo XX. Los edificios levantados en aquellos años daban a la ciudad ese aire elegante, jovial y moderno que reflejaba la mentalidad y el modo de vida de la emergente burguesía turolense. 

La mayoría de las casas modernistas de la ciudad son obra del arquitecto catalán llegado de Tarragona Pau Monguió que fue el verdadero artífice de convertir a la población de Teruel en una de las capitales españolas del Modernismo.

Aún no se ha inventado la máquina del tiempo para viajar cien años atrás y caminar por Teruel contemplando las maravillosas fachadas modernistas, pero a partir del 18 de julio de la mano de Tobogán y Colibrí, con una cuerda guiada por ellos y manteniendo las distancias de seguridad, los más pequeños podrán conocer y disfrutar de todo el patrimonio modernista que se gestó en la capital turolense en esa época en la actividad Menudos modernistas

Fue a principios del siglo pasado cuando la burguesía empezó a instalar sus residencias en el centro histórico y se construyeron fincas y chalets que los participantes de la actividad identificaran enseguida.. “Vamos a buscar las casas modernistas porque nosotros, Tobogán y Colibrí, hemos viajado en el tiempo y hemos llegado justo a la época del modernismo”, explicó Colibrí en la presentación del recorrido que recibe el nombre de Menudos modernistas. 

Los participantes visitarán la Casa Bayo, la Casa Ferrán, la Casa del Torico, la Casa de la Madrileña y la Casa Escriche. A medida que las vayan descubriendo, deberán buscar ciertas características de los edificios, por ejemplo, si tienen forja, si son de algún color… Mientras Tobogán y Colibrí les explicarán su historia y les enseñarán quién las construyó. Todo de una manera amena y didáctica.

Sin embargo, en este viaje al pasado, el coronavirus no desaparece, y es por esto que Tobogán quiere enseñar a los más pequeños cómo divertirse y pasar un rato agradable cumpliendo las medidas de higiene y seguridad impuestas por la pandemia de la Covid-19. “Me gustaría transmitir que estamos todavía con el virus. Vamos a tener que mantener las distancias y hacer algún juego para que nos podamos separar”, explicó Tobogán. 

Durante el recorrido, se cumplirán todas las medidas de seguridad, por lo que será obligatorio el uso de mascarilla. Además, los realizadores de Menudos Modernistas serán los encargados de limpiar las manos a los participantes antes de iniciar el recorrido.

En esta actividad, se necesitará que los padres colaboren y ayuden para concienciar a los niños de la importancia de cumplir con las medidas sanitarias.  “Cumplir con las reglas significa salud para ellos y para todos y esto se traducirá en que se pueda hacer el espectáculo más de una vez”, concluyó Tobogán.  El recorrido que va desde la plaza Bretón hasta la calle Temprado pasando por la calle Nueva y la plaza del Torico está pensado como si de un cuento se tratase. Para hacer el trayecto dinámico y divertido, en cada casa modernista habrá un cuento distinto, un color distinto y una figura distinta. Mediante juegos, Tobogán y Colibrí despertarán la imaginación de los niños y les enseñaran a mirar hacia arriba a través de historias de los puntos turísticos que vayan visitando.

Para acudir a la actividad, es necesaria la inscripción previa en la Oficina Municipal de Turismo. Cada turno saldrá desde la Plaza Amantes, será en grupos de 20 personas y se organizarán en estas fechas: Los sábados 18 de julio y 15 de agosto a las 19:00 horas y los domingos 26 de julio, 2 de agosto y 23 de agosto a las 11:00 horas.  Al final de la visita, se regalará a los participantes la guía didáctica para niños El modernismo en Teruel. La actividad es gratuita y la edad mínima para participar es de 4 años. 

Abrir los ojos al modernismo de una forma segura. Ese es el objetivo de este proyecto que ya se realizó en 2012 y 2013 y al que acudieron entre 50 y 60 niños. Por otro lado, el concejal de Turismo, Javier Domingo manifestó su alegría de que esta actividad se realizara de la mano de Tobogán y Colibrí ya que, según explicó, “por las circunstancias que estamos viviendo seguro que los niños les han echado mucho de menos”. Además, habló de la importancia de que se conozca la ciudad de Teruel como referente modernista y así poder promocionarla como tal.

Menudos modernistas quiere dar la oportunidad a los niños pequeños de ser los embajadores de la ciudad, tanto para aquellos que viven en Teruel como para los de fuera. Se trata de un verano atípico para el turismo en la ciudad por el Covid-19, siendo el primer año que se ha abierto la oficina de turismo durante el fin de semana de La Vaquilla, en el que, han venido a la capital 492 personas desde el viernes 10 de julio hasta el lunes 13 de julio, incluido. El grueso de los turistas fueron de la Comunidad Valenciana pero también vinieron desde Aragón y La Rioja. Son datos más bajos que años anteriores, pero el concejal de Turismo se mostró contento ya que poco a poco van aumentando las cifras.