Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

RepoblArte: los artistas rurales se unen para reivindicar el valor de los pueblos RepoblArte: los artistas rurales se unen para reivindicar el valor de los pueblos
El artista de Puertomingalvo, Gregorio Gil, durante la talla de su obra 'Abrazo', que es lo que se ha incluido en el proyecto RepoblArte

RepoblArte: los artistas rurales se unen para reivindicar el valor de los pueblos

44 creadores plantean el territori rural como fuente de creatividad y espacio a rescatar
Cruz Aguilar

“Visibilizar los valores rurales como territorio de inspiración y creación, como necesidad de rescate y sensibilización” es la frase con la que la artista Ana Veintimilla, de Villar del Arzobispo, en Valencia, resume el proyecto RepoblArte, un compendio de 44 obras en el que otros tantos artistas han lanzado un grito de alarma sobre la situación en la que se encuentra el medio rural, sobre el que sobrevuelan grandes proyectos industriales que pondrán en riesgo los valores que ahora lo caracterizan.

La idea surgió en Molinos de la mano de los artistas Neus Buira, Gerda van Hoye, Diego Arribas y Bart Félix, a los que después se sumó Natalia Díaz, de Guadalajara. Pensaron en hacer un pequeño manifiesto acompañado de una convocatoria abierta a todos los creadores que desearan colaborar en esa llamada de auxilio. Todos los que participan en el proyecto viven “en la frágil linde que separa el mundo antropizado de la naturaleza virgen”, reza el manifiesto. Así, el único requisito era vivir en pueblos con menos de 8 habitantes por kilómetros cuadrado.

‘Eros y Tánatos’, la pintura de la artista calamochina Rita Marindo que se incluye en catálogo artístico RepoblArte

Tras esa primera convocatoria surgió una segunda y, con las obras recopiladas en ambas, se acaba de presentar un catálogo digital en el que los artistas lanzan “un grito, un aullido o un canto hacia la urbe”, relata Neus Buira. El llamamiento pretende “mostrar el arte que surge del medio rural” y también dejar claros que los participantes en ese proyecto no quieren “parques eólicos” ni otros grandes proyectos industriales “que perjudican más que otra cosa”, relata.

Medio rural

A juicio de Buira el medio rural está en clara decadencia y queda patente que “después de 40 o 50 años las políticas planteadas por las administraciones no están funcionando”, lamenta. Pero ellos no están dispuestos a morir como pueblo: “Vamos a intentar no irnos”, apunta. Aseguran que la transformación “personal, social y cultural empieza de dentro a fuera, de abajo a arriba y del campo a la urbe, algo que hasta ahora era al revés”, recalca. Reniegan de esa influencia de la ciudad hacia el campo para reivindicar el valor de la tierra como fuente de inspiración.

Proceso de creación del grabado de la bergelina Estela Ferrer

Las obras van acompañadas de mensajes como el de la creadora de Albentosa Beatriz Bertolín, quien asegura que “la naturaleza es el alma de nuestra expresión artística”. Benilde Edo hace otra lectura de la vinculación entre la creación y los pueblos y plantea que “el arte dota de poder y belleza a nuestras zonas rurales”. Jasmina Oliveros, desde Alcorisa, resume el sentir de los participantes: “Soñamos un mundo rural vivo, digno y creativo”, que es la frase que acompaña a Ser-Paisaje, que es una antotipia (acelga sobre papel). También Francisco Ballestero clama con su obra Amanece, en la que aparece una gran luna tras un cementerio, un mensaje reivindicativo al asegurar que “no aceptamos  que el futuro de nuestros pueblos sea la muerte lenta por despoblación”.

Los 44 autores crean al unísono para proteger el mundo rural “tal y como está, natural y no degradado”, comenta Neus Buira. El arte se une al activismo social que hay en estos momentos en varias zonas de Teruel y de España sobre el tema ambiental debido a los numerosos grandes proyectos energéticos que están en tramitación. Entre los autores hay tanto artistas ya consagrados como otros que están empezando y entre todos ellos hay una gran variedad de disciplinas, técnicas y materiales. Así, algunos han aportado fotografías, otros grabados, pinturas o esculturas a las que se suman varias performance.

Selección

Neus Buira explica que a la hora de contar con los artistas del medio rural se ha tomado como base el mapa elaborado por la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica, que incluye un total de 17 provincias en las que hay 2.030 municipios con una densidad demográfica inferior a los 8 habitantes por kilómetro cuadrado. La artista  afincada en Molinos precisa que en el proyecto hay creadores de prácticamente la mitad de las provincias y entre ellos destaca la participación de personas de diversas comarcas de Teruel.

En cuanto a la selección de los artistas y la confección del cartapacio digital, Buira plantea que el proceso “ha sido muy intuitivo” y lo compara con la pintura de un cuadro, donde, trazo a trazo, “de repente aparece la composición”. Las frases que acompañan a las obras están extraídas del manifiesto, son de los propios artistas o han sido planteadas por los coordinadores.

El objetivo que persigue el colectivo RepoblArte es que sus obras salgan del formato digital y se expongan juntas en diferentes lugares de España. Para ello el comité de selección ha hecho un llamamiento a los participantes con el fin de que se cree un comité organizador que pueda coordinar las muestras. Buira indicó al respecto que esta programación de las exposiciones lleva un gran trabajo que debería contar con personas que se dedicaran a ello y quieren solicitar apoyo a diferentes administraciones con ese fin.

Estas muestras itinerantes con las obras sería una forma de que ese arte “como herramienta humana que vence al tiempo y se enfrenta a las tiranías” –según reza el manifiesto– llegara a los ciudadanos de a pie.