Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Roberto Morote, en su estudio de trabajo, actualmente en Andorra

Roberto Morote adaptará al cómic ‘Camí de Sirga’, la novela de Jesús Moncada

El objetivo del dibujante andorrano es tener lista la obra durante la próxima primavera

Camí de Sirga sigue siendo, treinta y tres años después de su primera edición, una de las grandes novelas de la literatura en catalán, traducida a trece idiomas, y uno de los más preclaros, sentidos y humanos dibujos de la decadencia del mundo rural frente al empuje de la modernidad. Su autor, Jesús Moncada (Mequinenza, 1941-Barcelona, 2005), construyó un rico y espléndido entramado de personajes y relaciones ambientadas en la antigua villa de Mequinenza, núcleo minero y de un intenso tráfico fluvial, condenada a desaparecer bajo las aguas del pantano, y que sirve de metáfora sobre buena parte de nuestro territorio más de tres décadas después. 

Ahora las editoriales aragonesas GP Ediciones y Gara d’Edizions, además de Trilita, especializada en cómic, proyectan lanzar una adaptación de la novela al mundo de la viñeta, coeditada en castellano, aragonés y catalán. Saldrá de la mano del andorrano Roberto Morote, cuya ópera prima en el cómic va a ser una mastodóntica obra de 160 páginas que tiene como objetivo “respetar al máximo el tono y el punto de vista de Moncada”, asegura el autor. 

La obra, que se editará en blanco y negro, está en una fase avanzada de dibujo y durante el mes de febrero Morote comenzará el entintado. La idea es que la obra, que cuenta con una ayuda del Ministerio de Cultura y del Gobierno de Aragón, pueda presentarse en abril de 2021. 

Roberto Morote (Andorra, 1987), es un diseñador gráfico cuyo trabajo se prodiga en portadas y diseños para el Centro de Estudios de Andorra y también a través de encargos locales. Justo después de encaminar su futuro laboral hacia el cómic, estudiando tres años en la Escuela de Arte de Barcelona “donde he descubierto las tremendas posibilidades comunicativas que tiene este género”, le llegó la propuesta de adaptar Camí de sirga al cómic. Eso fue en primavera de 2019 y, como si fuera cosa del destino, en septiembre de 2019 tuvo que mudarse por asuntos laborales de su pareja a Mequinenza, donde nació Moncada y donde está inspirado su relato. 

“Me vino muy bien patear el terreno y no solo por cuestiones técnicas, por ver los espacios reales, la anchura del río o la disposición de los edificios”, explica Morote. “Sino sobre todo porque pude hablar con mucha gente mayor sobre todo el aspecto emocional de la historia. Moncada cubre muy bien ese aspecto humano, pero hablar con personas reales que habitaron ese espacio te da muchos elementos sobre cómo era la vida cotidiana que te nutren mucho”.

Si adaptar una obra creativa de un género a otro es complejo de por sí, hacerlo con una obra tan densa y rica como Camí de sirga todavía lo es más. “El trabajo de adaptación ha consistido en ir eliminando, quitando y puliendo. Estamos hablando de plasmar en 160 páginas de cómic una novela de más de 300, así que hay que eliminar escenas y muchos personajes que no vas a tener espacio físico para desarrollar, intentando ir al núcleo mismo de la novela”. En el caso de Jesús Moncada este trabajo todavía es más difícil porque “él era un maestro expresándose a través de los pequeños detalles, de lo que sucede en el segundo plano. Los matices y los diálogos no muy extensos pero muy significativos son claves a la hora de contar su historia”, por lo que no se trata de eliminar por eliminar.

A la hora de mantener ese sustrato clave de Camí de sirga, Morote asegura que lo esencial es “la sensibilidad de Moncada tiene con los personajes. Todos son humanos y todos tienen grandes motivos para actuar tal y como lo hacen. A todos los personajes de la novela terminas conociéndolos muy bien, y con los ambientes sucede igual. Con un solo párrafo es capaz de situarte una escena entera, por eso creo que literariamente la obra es genial”. Otro de los elementos importantes a los que Morote quiere ser absolutamente fiel es el sentido del humor. “La novela es muy divertida. Moncada trata los temas, algunos de ellos muy crudos, con un punto de vista donde siempre está presente el humor”.

Por último, “otro de los elementos en los que he querido ser particularmente fiel es en la estructura de la novela, que viene para adelante, que se va para atrás, que hay viajes en el tiempo... eso que es tan particular del libro que escribió Moncada también he querido que se viera en el cómic”. 

Y eso que el autor andorrano insiste en que su Camí de sirga no será una traducción  literal de la novela al cómic, sino una adaptación al género, al lenguaje. “Sería absurdo intentar reproducir el libro en cómic, o plantearlo de forma que hubiera que leer la novela para comprender completamente el cómic. Por eso se suprimen escenas y personajes. Puede decirse que es una obra nueva, pero basada en la novela de Moncada y especialmente fiel en algunos sentidos”. 

Tanto que a Morote le hubiera encantado poder hablar con Moncada sobre la adaptación de su obra. “La visión que él hace de Mequinenza es muy personal, y la fidelidad hacia la realidad es la justa y necesaria para permitirle contar la historia que quiere contar. Hablar con él me hubiera ayudado a la hora de saber si un personaje puede sustituirse por otro, o si una escena puede eliminarse... pero creo que hubiera estado de acuerdo en que adaptar una novela al cómic no es reproducir literamente la novela, y me hubiera dicho que hiciera mi trabajo y le dejara tranquilo”, bromea el andorrano.

Ópera prima

Camí de sirga será, además, la ópera prima de Roberto Morote como autor de cómic, en la que además es guionista y dibujante. “Me está absorbiendo una cantidad de tiempo increíble. Después de hacer todo el guion ahora llevo como cinco meses dibujando ocho horas diarias. Antes estaba entre 12 y 14 horas diarias, pero he descubierto que soy más productivo con menos horas”, explica Morote, que sin embargo admite que el proyecto “está siendo una escuela fantástica para mí. Llevo un año muy intenso con este proyecto y cuando veo las primeras páginas o bocetos que hice se nota una gran evolución”. 

Camí de Sirga será además un libro iniciático para Morote, ya que durante el dibujo de sus páginas se está asentando su propio estilo, un estilo que, al ser un autor novel, todavía no tiene definido. “Y más en este caso, que por la necesidad de avanzar en este proyecto no tengo tiempo a pararte y experimentar y hacer pruebas. A base de hacer páginas se va asentando una manera de expresarte, de representar caras o paisajes”. El autor incluso ha adviertido que desde los primeros dibujos a los últimos, los propios rostros de los personajes van virando de un estilo más abstracto, más cartoon, a otro más realista con las proporciones más fieles. “Pero el estilo final es algo que hasta que no terminas todas las fases, con el entintado, no se define completamente”.

La idea

Como casi todas las buenas ideas, la de adaptar Camí de Sirga al cómic en una coedición trilingue entre GP Ediciones surgió casi de casualidad, durante una conversación de pasillo en la Feria Internacional del Libro LIBER de Barcelona. Chusé Aragüés de Gara d’Edizions, Albert Mestre de Trilita y Daniel Viñuales de GP Ediciones hablaron sobre la posibilidad de adaptar el libro de Moncada y de compartir recursos haciendo una triple edición, en castellano, aragonés y catalán, idioma en el que escribía el mequinenzano. “Camí de sirga es un pedazo de novela y me pareció una idea estupenda adaptarla”, asegura Viñuales. 

En cuanto a encargarle el libro a Roberto Morote, diseñador de gran talento pero ninguna experiencia en cómic editado, también fue producto de la casualidad. “Fue un descubrimiento de Sara”, asegura Viñuales. Sara Perales es la utrillana que, junto a Daniel Viñuales, forma GP Ediciones. Llegó a sus manos un pequeño cómic que Morote había realizado como encargo de una empresa para homenajear a una de sus empleadas en su jubilación. “Vimos el talento que tenía en el dibujo, y agendamos su nombre porque le vimos posiblidades”, explica Viñuales. “Y cuando surgió este proyecto, Sara y yo lo vimos claro. A nosotros nos gusta dar oportunidades a los autores con talento –en GP Ediciones se bautizó también Laura Rubio, zaragozana afincada en Teruel, que ahora es una de las grandes promesas del cómic aragonés y que en breve publicará nueva obra, Zilia Quebrantahuesos II–. Albert y Chusé me pidieron unas pruebas, les pareció bien y adelante”. 

La propuesta llegó en primavera de 2019 en el Salón del Cómic de Barcelona, ciudad donde entonces Morote estaba terminando de estudiar Dibujo y Cómic. “Me pareció un proyecto muy gordo, pero una oportunidad increíble, de las que no puedes rechazar en ningún caso”, asegura Roberto Morote.