Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Un libro rinde homenaje a los 50 años de la Cofradía del Nazareno de Calanda Un libro rinde homenaje a los 50 años de la Cofradía del Nazareno de Calanda
Decenas de tamborileros calandinos, vestidos de calle, tocando el tambor y el bombo

Un libro rinde homenaje a los 50 años de la Cofradía del Nazareno de Calanda

La publicación recoge imágenes de los momentos más significativos de las cinco décadas

En 1971 inició su andadura formalmente la cofradía de Jesús Nazareno de Calanda, aunque fue un año antes cuando los 16 miembros fundadores de la entidad sacaron el paso de Jesús Nazareno en las procesiones de La Soledad y el Santo Entierro. Fruto de ese medio siglo de trayectoria que ahora se cumple es el libro que acaba de ver la luz y que la hermandad de Jesús Nazareno presentó ayer por la tarde en la Casa de Cultura.

La asociación semanasantista ha buscado el mejor momento para presentar un trabajo que, en imágenes y algunos textos, resume los momentos más significativos del crecimiento, consolidación y transformación de esta entidad que hoy aglutina a más de 500 personas

En los últimos años, la de Jesús Nazareno ha renovado el estandarte, los faroles de acompañamiento en la procesión y ha sustituido las velas antiguas por otras “más actuales”, tal y como relató su presidente, Juan Herrero, quien valoró este libro como “necesario”, tanto “por lo que ello significa, como por todo lo que rodea a la cofradía”. No en vano, el presidente entiende que “no solamente tenemos que conformarnos con hablar de tambores, bombos, anécdotas, viajes o tradiciones, siempre de palabra, sino que era necesario algo más y un libro donde poder plasmar toda nuestra historia como entidad y en la que pudiéramos plasmar toda nuestra trayectoria se hacía algo imprescindible después de cinco décadas”.

Grupo de aprendices en los ensayos previos a la Semana Santa

Cofradía de Jesús Nazareno. 50 años de historia 1970-2020 ha es el resultado de la colaboración de distintos miembros de la entidad. Además de Herrero, en su publicación se han implicado muchos de los cofrades que llevan años dedicándole parte de su tiempo y de su vida a la entidad. Entre ellos están Paco Navarro, José Miguel Asensio, José Miguel Leal o José Magrazó. Aún así, Herrero matiza que la de Jesús Nazareno ha llegado a ser lo que es gracias “a todos sus miembros”.

La historia que relata este libro empieza cuando el 15 de marzo de 1970 un grupo de tamborileros del municipio fue requerido por el entonces párroco de Calanda, Mosén Roberto, para sacar en procesión la imagen de Jesús Nazareno. Si no salía a procesionar, la imagen no podría participar de la procesión, quedando un año más en la Iglesia. Este grupo de tamborileros estaba formado por Tomás Gascón, Manuel Dueñas, Francisco Herrero, Gregorio Aznar, Gregorio Brumos, Ismael Brumos, Andrés Aznar, Blas Franco, José Gascón, Mariano Gayan, Miguel Luengo, Miguel Magrazó, Pascual Palos, Miguel Espada, José Quílez y Luis Magrazó, tal y como recoge la propia hermandad. Este grupo inicial fue creciendo hasta llegar a la actualidad, cuando más de 505 personas integran la hermandad.

En su origen, el paso del Nazareno pertenecía a la familia Gasca y se dejaba a resguardo cada año en el edificio de La Harinera, que fue vendida a la familia Guallar con todos los enseres que había en su interior, pasando el paso a pertenecer a la familia adquiriente, que, definitivamente, lo donó a la cofradía.

Cofrades de la hermandad vestidos con la túnica morada tradicional de Calanda

En la actualidad, la hermandad tiene dos estandartes, el principal con la figura de Jesús Nazareno con la cruz a cuestas, y el segundo con la cara de Jesús Nazareno con la corona de espinas.

Cada año 150 cofrades, acompañados por la banda de tambores y bombos, que integran casi 100 personas, participan en las procesiones de Calanda. Este grupo de tamborileros es “el orgullo” de la cofradía, puesto que todos ellos se han formado en la Escuela de tambores y bombos. Junto a ellos, los costaleros, que llevan los pasos. El del Nazareno, por ejemplo necesita ser llevado por 24 costaleros.

Tambores Nobles

La trayectoria y compromiso con la Semana Santa de Calanda y del Bajo Aragón de la hermandad está ampliamente demostrada y un ejemplo de ello es que cuatro de sus miembros han sido nombrados Tambores Nobles de la Ruta del Tambor y Bombo del Bajo Aragón. Son Andrés Aznar Bosque, en 1980, Francisco Navarro Serred, en 1999, Tomás Gascón Virgos, en 2005, y Juan Herrero Quitarte, en 2014.

Calanda es un municipio en el que todas las hermandades se ven representadas en todas y cada una de sus procesiones, entre las que destaca la procesión de La Soledad, que tiene lugar el Viernes Santo a las ocho de la tarde. Tal y como explicó Juan Herrero, “es una procesión en la que salen todas las hermandades a procesionar con todos los pasos y todas lucimos nuestras mejores galas, con nuestras bandas de tambores, bombos y timbales”.

Otro momento emocionante para cualquier cofrade calandino es la procesión del Jueves Santo por la noche, cuando la figura del Nazareno se sube al Calvario y se baja de allí al Cristo crucificado.

Delegación que realizó una visita al Parlamento europeo

Representación

La hermandad mantiene una relación muy estrecha con el Ayuntamiento de Calanda, pues viaja junto a los representantes institucionales cada vez que hay que representar a la villa en algún evento. “El Ayuntamiento de Calanda puede contar con nosotros para todo, somos muy viajeros. Ya fuimos en representación de Calanda a los Premios Goya, al Parlamento Europeo, a París con los Reyes, tenemos un verdadero protagonismo, porque salimos junto al Ayuntamiento”, explicó el presidente de la entidad, quien añadió que también “nuestros tambores y bombos representan a Calanda en las Jornadas Nacionales del Tambor y el Bombo”.

El libro del Nazareno quiere homenajear a todas las personas que en estos 50 años se han comprometido con la cofradía. “Lo más importante en una hermandad como la nuestra no sólo es fundarla, sino darle continuidad”, explicó el presidente.

Ensayos de los más pequeños en Calanda

El libro ha requerido de un enorme esfuerzo. “Lo hemos hecho con una enorme ilusión y con mucho sentimiento, porque el trabajo que acabamos de publicar no solamente habla de nuestra cofradía, sino que empieza hablando de lo que es Calanda, de lo que significan los tambores y bombos para el municipio, del cura Mosén Vicente Allanegui, el que más ha significado para la villa, y, como no puede ser de otra forma, también de Luis Buñuel.

Con más de 150 páginas, aborda la historia de la cofradía distribuida en décadas y repasa cada una de las innovaciones que se han incorporado al devenir de la entidad.

Herrero se mostró “muy satisfecho con el resultado, porque nunca imaginábamos que el libro fuese a quedar en estas condiciones”, valoró. Primero “pensábamos que íbamos a hacer un folleto, pero poco a poco el proyecto ha ido creciendo y ha conseguido financiación suficiente para poder ver la luz”. Ahora, añadió, “solo queda que el resto de cofrades le pongan nota”.

 

 

 

El redactor recomienda