Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Una marea verde recorre la Ruta del Agua de Teruel ‘En marcha contra el cáncer’ Una marea verde recorre la Ruta del Agua de Teruel ‘En marcha contra el cáncer’
Los participantes salieron de la plaza San Juan y bajaron por la calle del mismo nombre. Reportaje fotográfico de Javier Escriche

Una marea verde recorre la Ruta del Agua de Teruel ‘En marcha contra el cáncer’

Un millar de asistentes participaron en la actividad de la AECC que se retomó tras la pandemia

En grupo, en familia o en solitario. Un millar de personas participaron ayer en la VII Marcha contra el cáncer que siguiendo la ruta del agua de la ciudad convirtieron sus calles en una pista de atletismo solidario.

La marcha verde partió a las 11 de la mañana de la plaza San Juan y lo hizo con los corredores. Detrás de ellos, salieron los que lo hicieron caminando, que fue la mayoría de los participantes. Algunos realizaron todo el recorrido, unos 5 kilómetros, y otros fueron volviendo hacia el punto de salida, para participar en las actividades posteriores que se desarrollaron en la plaza San Juan.

Punto informativo en la plaza San Juan

El vicepresidente de Asociación Española Contra el Cáncer en Teruel, Darío Maya, dio la salida a la marcha, en una edición que se recuperaba después de tres años, ya que por la pandemia no se celebró ni en 2020 ni en 2021, porque siempre se realiza en el mes de junio.

Maya indicó que el número de participantes era inferior al de los años anteriores a la covid, pero apuntó que era una situación similar a lo que había pasado en otros eventos deportivos multitudinarios celebrados en Teruel en los últimos meses.

La ruta del Agua dejó el Centro Histórico para bajar por la Andaquilla camino de las riberas del río Turia

Agradeció la participación y recordó que la recaudación de este evento, cuya inscripción costaba 8 euros, se destinará a las campañas de prevención, al acompañamiento de enfermos y familiares y a la investigación. Serán más de 8.000 euros porque hubo personas que aunque no se habían inscrito a la marcha lo hicieron ayer mismo, en la plaza San Juan.

Una treintena de voluntarios de AECC Teruel así como voluntarios de Protección Civil se ubicaron en diferentes puntos a lo largo del recorrido para indicar el recorrido, que recordaba la traída de aguas a la ciudad.

También se instalaron tres puntos de Cruz Roja a lo largo del trayecto, en una jornada además en el que el protagonista fue el fuerte calor que fue aumentando a lo largo de la mañana.

La marcha a su paso por la fuente del Deán que está en obras

A final, el presidente de AECC Teruel, Joaquín Larramendi, comentó que la jornada había transcurrido sin incidentes.

Entre los participantes había personas de todas las edades, familias con niños pequeños, grupos de amigos o de compañeros de trabajo o gimnasio. Todos ataviados con su camiseta para formar una marea verde que recorrió las calles del Centro Histórico y descendió hasta el río Turia para fusionarse con su paisaje primaveral.

Los primeros participantes salieron corriendo y realizaron la etapa en unos veinte minutos y los que fueron andando lo hicieron en poco más de una hora pero lo importante no era pulverizar marcas sino demostrar que toda la sociedad se tiene que poner “en marcha contra el cáncer”.

Algunas de las participantes a su paso por la plaza del Obispado

Uno de los objetivos de AECC  Teruel es fomentar los hábitos de vida saludable. Y por ello, al finalizar la andada, los participantes recibieron un bocadillo de jamón, fruta y zumo en una bolsa de avituallamiento que repartieron los voluntarios en la plaza San Juan. Y para los que se habían quedado con ganas de hacer más ejercicio, los monitores del Centro No te excuses, y de Dance and Fitness Mudéjar hicieron bailar y moverse a los asistentes al ritmo de la música.

Entre las participantes que salieron desde la plaza San Juan para hacer el recorrido se encontraba Belén Mateo y su familia que explicó que participaba “desde el primer año” salvo alguna edición que no habían podido acudir. “Ahora vivimos en Alcañiz pero hemos venido”, dijo, y los hacen porque habían tenido cáncer cerca y “hay que sensibilizar y colaborar”.

El punto de avituallamiento ubicado al final del recorrido recibe a los primeros participantes que completaron la ruta

Otra de las participantes, Angelines Monterde, acudió con las sobrinas. Su marido está operado de cáncer y “me gusta venir porque hay que ayudar en lo que se puede”, apuntó.

Entre las asistentes que nunca había participado en esta ruta estaba Marta que venía en familia con niños pequeños. “Llevamos poco tiempo viviendo en Teruel pero al saber que estaba esto nos hemos apuntado”, señaló.

Como ellas cientos de personas volvieron a demostrar que están “en marcha contra el cáncer”.

El redactor recomienda