Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Portada del último número de la revista VerdeTeruel

VerdeTeruel se sobrepone al virus con nuevas propuestas de viajes

La batalla de Cutanda o Manzanera son algunos de los temas del número 51

En los primeros compases de un verano completamente determinado por la crisis sanitaria que se vive a resultas del coronavirus, Dobleuve acaba de sacar a la calle el número 51 de VerdeTeruel, un ejemplar al que la propia pandemia ha retrasado su lanzamiento y que, fiel a su filosofía pero hoy con más razones, llega cargado de propuestas turísticas y deportivas dentro de la provincia de Teruel. 

El monográfico trimestral está dedicado a Cutanda, en el 900 aniversario de su batalle, acaecida el 17 de junio de 1120 entre las tropas de Alfonso I e Ibrahim Yusuf, enfrentados por el control de Zaragoza, y cuya recreación ha sido declarada  fiesta de interés regional. El artículo, escrito por Javier Ibáñez y Rubén Sáez  e ilustrado por Pedro Julve, Tamara López y otros autores, repasa la situación geográfica y paisajística de la localidad, las características de su castillo, cuya primeras fases corresponden al periodo celtibérico. También explica la historia de una batalla que resultó trascendente, pues marca el declive del poder almorávide en la península, así como la recreación que se lleva celebrando desde hace cinco años. 

Pese a su importancia, la localidad que este número abre VerdeTeruel es Manzanera, localidad situada a casi 1.000 metros de altitud que representa el balcón turolense hacia el Mediterráneo. El pueblo cuenta con varios hitos patrimoniales, como torreones y murallas, la iglesia del Salvador, casonas o el Museo Etnográfico, y atractivas excursiones en su entorno, como la cabecera del Valle de Paraíso o el Bosque Encantado. 

Turismo activo

En los diferentes apartados de turismo activo, la revista de este trimestre repasa cuatro alternativas. La primera es la Vía Ferrata de Libro, a través de la cual puede disfrutarse a vista de pájaro del pueblo, en una vía de una hora de duración aproximada; la segunda una ruta en BTT por Cañizar del Olivar que a traviesa las ermitas de Cañizar, de Torre de las Arcas y de La Zoma; además de la Ruta etnobotánica Bernardo Zapater de Allepuz, un sencillo sendero señalizado de 3,5 kilómetros; y por último una reseña sobre la cicloturista Sierra de Gúdar, una de las más exigentes y espectaculares de las que se realizan en la provincia desde hace 25 años, que va de los 90 kilómetros la versión más asequible a los 140 kilómetros la más larga, y que encadena puertos como Gúdar, Sollavientos, Villarroya, el Alto de Fortanete, Valdelinares o San Rafael. 

Además el número 51 de VerdeTeruel  publica una entrevista con Luis del Romero, uno de los responsables del grupo de investigadores Recartografías, y explica el proyecto de recuperación del Mas Blanco, en San Agustín, que la asociación lleva a cabo desde hace varios años. 

Para un fin de semana de escapada la revista editada en Teruel recomienda la Casa Aliaga o Casa Grande de La Iglesuela del Cid, uno de los ejemplos más notables de la arquitectura renacentista en la Comarca del Maestrazgo, propiedad del Ayuntamiento desde que la adquirió a Concha Martí, su última propietaria. El inmueble está abierto al público y pueden concertarse visitas llamando a la Oficina de Turismo. 

Además la revista inicia una serie de reportajes sobre la vida de los masoveros y los medieros del entorno de Cedrillas, y cierra con un completo reportaje con acerca de la muralla de la capital turolense, con abundante material fotográfico de gran calidad.