Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Aharón Gámiz, con mascarilla, en la pista del pabellón Las Viñas despuésde un entrenamiento

Aharón Gámiz: “Cuando se viene a Los Planos hay que mamar el ADN de Teruel”

El líbero del CV Teruel ha sido uno de los primeros jugadores en incorporarse a los entrenamientos

Aharón Gámiz se ha ganado por derecho propio un hueco en el Olimpo del voleibol turolense. El líbero jugará su segunda temporada en Los Planos y se encuentra entre los cinco primeros jugadores que ya se han incorporado a los trabajos de pretemporada. Este viernes, además, recibía la noticia de que ni él ni ninguno de sus compañeros estaba infectado de Covid-19.
-Vuelve usted a Teruel para ser una de las piezas importantes del equipo en una temporada en la que cualquier triunfo va a ser todavía más importante y más complicado.
-Estoy muy contento de volver a casa  y de volver a empezar después del parón. En cuanto a la liga, creo que se ha puesto muy competitiva  y muy dura, aunque sí que es verdad que en los últimos años veníamos viendo que el nivel iba subiendo cada vez más. Y ahora, con la aparición del Covid, muchos equipos se están reforzando muy bien, sobre todo con gente sudamericana, porque allí lo están pasando ahora peor y han aprovechado para venir a Europa. Así, cualquier título que podamos conseguir va a ser todavía más celebrado porque va a estar más competido este año.
-Usted ha formado parte del primer grupo de jugadores en incorporarse a los entrenamientos de pretemporada ¿Cómo ha sido el regreso a casa cinco meses después?
-El regreso para mí ha sido fantástico. Yo creo que al final, el haber estado tanto tiempo confinado, sobre todo en los primeros meses, fue muy duro. Tuvimos que cambiar la mentalidad muchísimo porque era algo nuevo, algo por lo que nadie había pasado. Y fue muy duro especialmente para los deportistas porque teníamos que hacer un esfuerzo extra para quedarnos en casa. Estoy muy contento porque tanto yo como el resto de la plantilla hemos vuelto a un nivel físico  que es para destacarlo. Venimos de estar muy parados y cada uno ha hecho un esfuerzo enorme para llegar al miércoles por la mañana y que se viera el trabajo que hemos hecho a pesar de que, lógicamente, (la falta de) ritmo se nota. Aunque también es verdad que podía haber sido mucho peor, y estoy muy contento por ello.
-Los resultados de los test PCR que les hicieron el miércoles han resultado todos negativo. No ha habido sorpresas en este sentido...
-Éste es un añadido más del compromiso que teníamos todos, porque estamos viviendo una época muy dura para el ser humano y sabemos lo complicado que es el no contagiarse. Estamos muy contentos. Todos sabíamos que estábamos haciendo las cosas bien, pero al final  si te toca, te ha tocado. Y por desgracia, a veces, y por mucho que hagas las cosas bien, puedes acabar contagiándote. Por eso, el haber resultado todos negativo y poder trabajar ya en grupos es mucho mejor que no tener que seguir trabajando en parejas, como hicimos los primeros días.
-En efecto, el viernes por la tarde, después de conocer los resultados de las pruebas diagnósticas, fue la primera vez que pudieron entrenar todos juntos.
­-Los primeros días trabajábamos por parejas, organizados por compañeros de piso, porque si alguno hubiera sido asintomático hubiera supuesto un problema para todos. Pero el viernes por la tarde por fin estuvimos los seis y, la verdad, es que es otro tipo de entrenamiento, que nos permite ir cogiendo más feeling, sobre todo con gente nueva como Mart (Naaber). También para él seguro que es mucho mejor  que no estar (entrenando) solo con una persona.
-¿Cómo será la rutina de entrenamiento esta semana que empieza, en la que se juntarán los jugadores que ya se han hecho el PCR con los recién llegado, pendientes de la prueba?
-Supongo que será igual que como hemos empezado nosotros. Supongo que ellos empezaran un poco más por separado hasta que  con las pruebas se corrobore que son negativo… Mientras, nosotros, que ya hemos dado negativo, trabajaremos otra vez los seis juntos y los que se vayan incorporando no se podrán incorporar con nosotros hasta que no tengan las pruebas médicas porque es el protocolo que hay que seguir y es el camino para trabajar.
-Decía antes que ha llegado en un buen estado de forma. De hecho, ha estado jugando a voley playa durante el verano.
-Son muchos meses y el voley playa te ayuda muchísimo a nivel de desplazamientos como a la hora de tocar el balón. Aunque no deja de ser otro deporte y otro terreno, el voley es el mismo y creo que es una ayuda extra que te hace llegar en forma y no haber perdido tanto el toque con el balón, en lugar de estar cinco meses sin tocar una pelota.
-Rechazó la oportunidad de poder estar este verano con la selección española. ¿Por qué?
-Creo que era muy precipitado el hecho de competir ahora en septiembre con la que estaba cayendo. Primero, porque al final a España com país no se le ha respetado el problema que ha tenido en cuanto a la cuarentena en relación con otros países, y pienso que la CEV es la gran responsable de no haber mandado a todos los países a (competir) en enero. No entiendo cómo son dos los únicos grupos que compiten ahora en septiembre y uno de ellos sea el de España, que a nivel europeo ha sido la peor (en cuanto a la epidemia de coronavirus). Pero ahora tenemos que jugar un Pre europeo ahora en septiembre, deprisa y corriendo. Creo que se podía haber evitado. Y por otra parte, era muy, muy peligroso a nivel lesivo. Entonces preferí estar tranquilo, manteniéndome en forma en casa poco a poco y jugando a voley playa  para tocar balón y empezar con mi club poco a poco. Creo que esta vez éste era el camino a seguir y con todo el dolor de mi corazón tuve que decir que “no” a la selección. Creo que era la forma en la que tenía que actuar. Lo hablé con el entrenador (Ricardo Maldonado) y con el segundo entrenador, que es Miguel (Rivera), lo hablé con el presidente (Agustín Martín) y, por suerte, ellos me entendieron, y entendieron que la situación era ésta y tenían que competir si no querían ser sancionados, pero entendieron a cualquier jugado que expusiera este tipo de motivos a la hora de no participar.
-Casi todos los equipos han renovado profundamente sus plantillas, pero el CV Teruel se mantiene firme al bloque del año pasado.
-Sí, los equipos están cambiando mucho. Hay plantillas realmente fuertes, pero creo que Teruel se caracteriza por el trabajo bien hecho en los últimos años. El año pasado acabamos siendo campeones en todo lo que se pudo acabar (Supercopa y Copa del Rey) y dimos un gran rendimiento de voleibol. La plantilla ha dado un gran rendimiento, y no solo en la cancha si no también a nivel familiar. Cuando se viene a Teruel hay que mamar un poco el ADN de Teruel, que es una pequeña gran familia y creo que los que estamos aquí hemos entendido muy bien el mensaje, tanto del entrenador como de la afición. Somos un equipo fuerte también por eso y con dos o tres retoques es suficiente para que este año podamos competir por todo otra vez.
-¿Llegan a la nueva temporada espoleados por lograr el título de Superliga, después de que el año pasado quedara desierto?
-Estamos muy satisfechos de la temporada del año pasado pero nos queda el sabor amargo de que no pudimos acabarla. Salimos fuertes, pero tenemos claro que es otra temporada en la que empezamos de cero. La presión extra siempre la vamos a tener nosotros porque nos van a ver como favoritos, aunque yo creo que ese cartel no lo tiene nadie, pero sí es cierto que somo uno de los candidatos a ganarlo todo. Pero eso tenemos que demostrarlo. Para un deportista, estar en una plantilla con esos retos en lo mejor que le puede pasar para crecer y disfrutar de lo que hace. Pienso que tenemos plantilla  para hacerlo muy bien. Y aunque no se pueden prometer título, sí podemos asegurar mucho trabajo y mucho sacrificio, como siempre.
-¿Cómo les afecta la posibilidad de empezar la competición a puerta cerrada?
-El hecho de tener que competir sin público es un paso atrás.  Nosotros nos regimos por estar acoplados a nuestra afición y son la razón la razón por la que nosotros jugamos a voleibol. Si tenemos que empezar en esas condiciones tendremos que adaptarnos y seguir, porque somos liga profesional y lo que más nos gusta y es nuestro trabajo es competir. Esperemos que si al final  no pueden estar presentes (los aficionados)lo sigan de la manera más amplia posible por televisión o Intenet para que s sientan orgullosos.