Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Carlos Mayo posa con su medalla de campeón de España de Campo a Través y la bandera de Aragón en Getafe

Carlos Mayo: “Bronchales me hace sacar mi cien por cien y competir a este nivel”

El atleta aragonés reeditó su título de campeón de España de Cross este domingo en Getafe

Es el más fuerte de entre los fuertes. La exhibición ofrecida por el aragonés Carlos Mayo en el Campeonato de españa de Campo a Través, celebrada en el durísimo circuito de Getafe, ha puesto de manifiesto las bondades de los entrenamientos que él como buena parte de la élite del atletismo nacional desarrolla durante buena parte del año en Bronchales, en la Sierra de Albarracín.
Con su renovado título de campeón de España de Cross, Mayo se concentra ahora en asegurarse una plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio.
-La carrera del pasado domingo fue una de las más duras de los últimos años en el calendario nacional.
-Mi entrenador (José Luis Mareca), que tiene mucha experiencia en esto del atletismo dice que ha sido el circuito de campo a travesa más duro que ha visto en su vida. Otros años, los circuitos han tenido otros handicaps, como el barro o el frío, pero éste era un trazado  muy duro con una subida muy pronunciada y bajada igual de pronunciada. Entonces, la subida era un sufrimiento de piernas brutal y la bajada era muy técnica y el piso no era muy bueno, por lo que te jugabas el tipo. Se juntaron todos los factores para que sea recordado como uno de los circuitos más duros del Campeonato de España de Campo a Través de la historia.
-Además, usted llegaba al Nacional después de haber logrado pocos días antes una buena marca en 5.000 metros pero aterrizaba en Madrid con problemas físicos.
-Sí, había competido dos días antes en francia en un 5.000, y esa carrera me generó unas ampollas en el pie izquierdo, en concreto una muy grande y profunda debajo de la dureza del pie que era muy difíciles  de drenar. Se llegó a generar tanta tensión que era imposible ni siquiera apoyar el pie.
Ha sido un milagro el poder competir  en el Campeonato de España de Cross y tengo que agradecérselo a todo el equipo que tengo a mi alrededor y a los podólogos de Clínica Pódium, de Zaragoza, que me aconsejaron lo que tenía que hacer para curármela y que recomendaron  a un podólogo en Madrid, que me trató inmediatamente, Javier Yagüe de Clínica Tierra. De no ser por él, habría sido imposible haber competido en el Campeonato. A pesar del tratamiento, cuando me vio el pié no me pudo asegurar que fuera a poder competir al día siguiente. De hecho, tuvo que venir al hotel tres horas antes de la salida  para hacerme una cura y valorar si podía correr o no.  Ha sido un verdadero milagro porque al bajar del avión el sábado tuve que pedir una silla de ruedas porque era incapaz de caminar desde la terminal hasta la parada de taxis. Por eso, ya era un premio el poder estar en la línea de salida y revalidar el título ha sido espectacular.
-Y el trabajo del podólogo debió ser concienzudo, porque ya en carrera usted salió a por todas desde el primer metro de la prueba.
-Yo sabía que si podía estar en la línea de salida mi objetivo iba a ser ese, el revalidar el título. Mi título del año anterior fue muy emocionante, porque era mi primer título a nivel nacional pero no había podido estrenarlo en todo el año por el covid porque no ha habido ni un cross en el que poder estrenar mi título. Con eso tenía una espina clavada y sabía que tenía que intentar revalidar el campeonato a toda costa para poder  estrenarlo este año en condiciones y espero que en una situación un poco mejor y así poder pasearme por España corriendo crosses luciendo el título de campeón nacional que tanto cuesta ganar.
-En la consecución de este segundo título, ¿ha notado que su preparación e Bronchales le ha beneficiado?
-Que no quepa ninguna duda. En Bronchales tengo mi sitio talismán. Para entrenar, Bronchales es un lugar muy bueno. No quiero decir que sea el mejor de España, porque no es un centro de alto rendimiento y tenemos que arreglárnoslas nosotros para hacernos las comidas o, al ser una zona donde sopla mucho el viento, para coger dos coches para intentar que el entrenamiento salga adelante yendo a favor del viento pero algo de cuesta arriba ... tenemos que buscarnos un poco la vida, pero para mí es el sitio ideal en cuanto a equilibrio mental de los entrenamientos y por estar cerca de casa, en mi tierra que es Aragón. Al final, eso me aporta mucho más de lo que me puede aportar estar en un centro de alto rendimiento lejos de mi casa, de mi gente y de donde yo estoy a gusto. Todo eso, sumado a la altura que hay que hay en Bronchales, que es de los pueblos más altos de España, me hace sacar mi cien por cien y me permite competir a este nivel.
-Lamentablemente no pudo competir en el Campeonato de España de Cross, Toni Abadía, pero sí que estuvo Juan Antonio Chiqui Pérez, que también entrena en Bronchales con ustedes.
-Nosotros tenemos un grupo a nivel nacional muy nutrido, que ha ido creciendo en torno a Pepe (Mareca) a Toni (Abadía). Hacemos por entrenar juntos y al final hemos convencido a los de fuera de que Bronchales es uno de los mejores sitios para ir a entrenar. Y ahí entrenamos.
Es una pena que Toni no haya podido estar en el Campeonato y en esta preparación en Bronchales con nosotros , porque en un principio sí que iba a venir. Solo espero que se recupere lo antes posible para poder luchar por estar en los Juegos Olímpicos.
-Casi se puede decir que Bronchales ha tenido dos podios en el Nacional de Cross...
-Eso es. De hecho, ya los tuvo el año pasado porque también hicimos la preparación del Campeonato de España de Cross en Bronchales y fuimos primero y segundo.
-¿Tienen previsto regresar a Bronchales para preparar el asalto a Tokio?
-Sin  ninguna duda, no va a ser la última vez que vayamos antes de ir a los Juegos Olímpicos. Iremos para allá cuando preparemos algún objetivo próximo, aunque todavía no tenemos concretadas las fechas. Pero vamos a volver, sin duda, para el mes de mayo para afrontar con garantías el Campeonato de España previo a los Juegos, que es donde se va a jugar todo.
-Después del varapalo que supuso el aplazamiento de los Juego el pasado verano, ¿cambia en algún aspecto la mentalidad de los deportistas pensando en lo que pueda pasar con las Olimpiadas?
-Nosotros creemos, y así nos lo trasladan tanto el Comité Olímpico Internacional como el Comité Olímpico Español, que los Juegos Olímpico se van a hacer sí o sí. Ya se sabe cuáles son las circustancias sanitarias y el año pasado se tuvieron que cancelar porque era inviable su celebración, pero ahora la situación está más controlada, dentro de lo que cabe. Estas son las circunstancias en las que nos toca vivir e igual que otros deportes están saliendo adelante, porque creo que no se va a paralizar ninguna liga de fútbol o de baloncesto, ¿ por qué no se va a poder hacer el máximo exponente del deporte, que son los Juegos Olímpicos? Y si ha de ser sin público, que sea como tenga que ser pero creo que tienen que celebrarse. Y eso es lo que nos transmiten. Nosotros trabajamos con esa idea en la cabeza, no podemos trabajar de otra manera. Si trabajásemos pensando en que se iban a suspender, la estabilidad mental sería inviable.
-Hay deportistas que han salido más fuertes de la pandemia, ¿es su caso?
-La verdad es que antes de la pandemia yo ya estaba en un momento muy dulce, y la covid me cortó esa progresión. Pero sí que es cierto que está habiendo resultados deportivos muy buenos. Esta situación nos ha hecho estar concentrados en entrenar sin muchas competiciones por delante y quizás eso haya hecho que lleguemos a los momentos clave en mejor estado. También hay gente a la que le ha venido bien porque estaba lesionada y se ha podido recuperar.