Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Dudas ante un posible nuevo retraso de la competición Dudas ante un posible nuevo retraso de la competición
Partido disputado el año pasado en El Carro entre el Cella y el San José. Archivo / Escriche

Dudas ante un posible nuevo retraso de la competición

La Federación Aragonesa de Fútbol mantiene la fecha del 21 de febrero para el inicio de la liga a pesar de la prórroga del estado de alerta 3 agravado

Los planes de la Federación Aragonesa de Fútbol de comenzar las competiciones regionales el próximo 21 de febrero se han visto amenazados tras el anuncio del Gobierno de Aragón de prorrogar el nivel de alarma  3 agravado durante todo el mes de febrero, manteniendo, además, los cierres perimetrales de localidades como Teruel, Alcañiz o Zaragoza, entre otros.
Sin embargo, la Federación mantiene la fecha del 21 de febrero como la primera cita de la Regional Preferente, a la espera de que la Consejería de Educación Cultura y deporte haga extensivas las autorizaciones de movilidad a pesar de la prorroga de nivel de alarma 3 agravado en toda la Comunidad hasta el 3 de marzo.
La situación parece venir a dar la razón a los clubes que abogan por la suspensión de la competición esta temporada tanto por motivos deportivos como, sobre todo, sanitarios. Estos clubes, la mayoría de ellos enclavados en el medio rural, alejados de la metrópoli zaragozana, no encuentran la justificación para arrancar la competición en un momento en el que los contagios de la Covid-19 siguen en cifras elevadas y lejos de un aparente control. Además, alegan que en sus circunstancias no han podido entrenar y llegarían a ese arranque liguero sin haber podido realizar una pretemporada en condiciones.
El presidente del Alcañiz, Miguel Ángel Domingo, se mostraba ayer confiado en que “las competiciones no se van a empezar” el próximo 21 de febrero entendiendo que “en este momento es imposible”, aunque se mostró “seguro” de que sí que se va jugar con “otro sistema”. Domingo se mostraba convencido del arranque liguero por la presión de la Federación Española de Futbol sobre todas las regionales. Solamente Aragón y Galicia no han comenzado sus competiciones en Regional Preferente, aunque en el resto de autonomías su desarrollo es desigual.
Uno de los casos más flagrantes es el del Cella CF, que, según ha indicado su presidente, Santiago López, sería “una adulteración de la competición nunca vista”. El Cella, explicaba su dirigente, “lleva sin entrenar desde el pasado mes de marzo de 2020”. Incluso en el caso de que la competición comenzase el próximo día 21, como había anunciado recientemente la Federación Aragonesa, el equipo apenas habría tenido tiempo de realizar tres sesiones de entrenamiento después de casi un año en el dique seco. “Sería un partido de solteros contra casados”, espetaba el directivo.
La prórroga de las medidas de control de la pandemia hasta el 3 de marzo no hace si no agravar todavía más la situación de clubes como el Cella, ya que buena parte de su plantilla reside en la ciudad de Teruel, apenas a unos 20 kilómetros del campo de El Carro, y que mantiene el cierre permiteral delmunicipio, que impide la celebración de cualquier entrenamiento en Cella. “Hasta el 4 de marzo no puede venir ningún jugador a entrenar. No puede venir ningún jugador a entrenar a Cella. Tampoco puede ir ningún equipo a jugar a Alcañiz, y ningún equipo podemos entrar a jugar a Zaragoza”, explicaba López ayer entendiendo que se trata de una “competición adulterada en lo deportivo, nefasta en lo económico y nada recomendable en lo sanitario”.
El miércoles a las 14:00 horas concluía el plazo para que los equipos de Regional Preferente ratificasen, una vez más, su inscripción en la competición, y de nuevo los 41 clubes que esta temporada componen la primera categoría del fútbol regional volvieron a inscribirse.

Entrenamientos desiguales
La preparación de los equipos de la categoría es realmente desigual. Mientras que muchos de la provincia de Zaragoza, por sus limitaciones de movilidad, sí han podido seguir con su preparación, en otros casos estos entrenamientos llevan en barbecho desde hace meses. El caso más llamativo es el del Cella, que tiene parados sus entrenamientos desde el pasado mes de marzo. Otros equipos turolenses como el Alcañiz, el Utrillas o el Andorra sí que están entrenando, pero en grupos más reducidos y de forma aislada. La incorporación de refuerzos procedentes de la provincia de Zaragoza en el caso de los equipos de la mitad norte de la provincia de Teruel, o vecinos de la capital turolense, en el del Cella, han minado la posibilidad de realizar sesiones conjuntas por las limitaciones a la movilidad.
“El 85 por ciento de mis jugadores están en Teruel y no pueden salir”, se lamentaba López, “porque la circular 18 (de la Federación) se especifica que en el ámbito (de la competición) territorial no se permite que los jugadores salgan” porque estos permisos se refieren únicamente “a ligas nacionales”.
El equipo de la capital del Bajo Aragón, que el año pasado se quedó a las puertas del ascenso, lleva sin entrenar desde el 22 de octubre. “Hemos entrenado algún día suelto los de aquí, y de los seis que estaban en Zaragoza, dos viven en Cuarte, así que solo podrían entrenar cuatro por un lado y dos por otro”.
En este sentido, desde la Federación Aragonesa de Fútbol se ha reclamado al Gobierno de Aragón que “haga extensivas estas prerrogativas” a las categorías “pre nacionales” de fútbol para que la competición sí pueda iniciarse el próximo 21 de febrero y se mantiene a la espera de una respuesta desde la Consejería.
Varios clubes de la provincia de Teruel no ocultaban ayer, de nuevo, su malestar. “Duele escuchar cómo nuestros representantes en la Federación dicen que los clubes están entrenando correctamente, y no es así. Están entrenando en Zaragoza capital, pero los que vivimos en el medio rural lo tenemos muy complicado”, lamentaba el presidente del Andorra CF, Antonio Donoso, en referencia a cómo estos equipos se nutren de estudiantes o trabajadores, muchos de ellos empadronados en la capital de la región.
“De los veinte jugadores con los que íbamos a iniciar la temporada, unos catorce eran del pueblo pero no todos están viviendo en Andorra”, explicaba el directivo, que añadía ayer que están “entrenando seis o siete  un rato los sábados por la mañana para que toquen la pelota”, descartando la posibilidad de alquilar un campo de fútbol en Zaragoza por el coste económico que supone para una temporada en la que los ingresos de estos clubes ha caído casi a cero.
Además, Donoso aseguraba ayer entender que “Segunda B o incluso Tercera deban jugar. Pero es que a ellos se les realiza un test cada semana” y explicaba que “no están dando positivos porque están controlados” con esos test.

Rumor vs versión oficial
Aunque en los mentideros de la categoría se dice que la Federación estaría barajando una reorganización de la competición de Regional Preferente ampliando el número de grupos para reducir la cantidad de equipos en cada uno de ellos y aligerar así la competición, el propio presidente de la FAF, Óscar Fle, ha barajado la posibilidad de doblar jornadas con la disputa de un partido el sábado y otro el domingo si fuera necesario.
Sin embargo, desde el departamento de Fútbol Regional de la Federación Aragonesa se confirmaba ayer que desde esta organización se mantiene “todo igual” , a la espera de qué decida el Gobierno de Aragón.
El presidente del Andorra, Antonio Donoso, manifestaba ayer sus dudas sobre la posibilidad de que la competición pueda desarrollarse en los términos que se concretó a principios de la presente temporada “porque se necesitan cuatro meses y medio din interrupción para poder cumplir un calendario de diez quipos por grupo”. Un tiempo que se apretaría todavía más si se accede a, como reclaman algunos clubes de la categoría, a “respetar que los clubes que no hemos podido entrenar podamos hacerlo antes de iniciar”.