Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El Calamocha y el Cuarte se disputan un balón botado desde el córner en el partido jugado en el Pedro Sancho elpasado 17 de enero, correspondiente a la segunda vuelta de la competición. Archivo

El Calamocha visita al Sabiñánigo para afianzarse entre los primeros

Los del Jiloca se ponen al día con la disputa del último encuentro pendiente de la primera vuelta

El Calamocha de Sergio lagunas pondrá al día esta tarde su lista de partidos pendientes con la disputa del encuentro correspondiente a la jornada 2 de competición contra el colista, el Sabiñánigo.
Lo calamochinos llegan a este encuentro espoleados por el mal resultado cosechado el domingo contra el Cuarte, contra el que encajó un gol en una acción aislada después de no haber logrado rentabilizar las distintas llegadas que dibujaron los del Jiloca hasta la portería rival, llegando incluso a estrellar un balón en la madera.
El partido de esta tarde en el Joaquín Ascaso puede servir para que los calamochinos pongan tierra de por medio con el Utebo, que la pasada jornada les adelantó en la  tabla de posiciones tras firmar un empate a nada contra el Villanueva, y con el Borja, que igualó a los de Lagunas tras vencer por 2-0 en su casa al Barbastro, con un partido disputado menos, a puntos.
Con la disputa del último encuentro pendiente, el entrenador del Calamocha reconocía que “ahora solo tendremos que estar pendientes de los seis últimos partidos”. Sin embargo, de reojo, los de  Jumaya tendrán que mirar qué hace el Barbastro, que como rival directo y con un solo punto menos, dentro de una semana se enfrentará con el Sariñena en el encuentro aplazado correspondiente a la Jornada 12.
Tras el traspié del domingo contra el Cuarte, el técnico calamochino no cree que el equipo tuviera un “pinchazo. De resultado sí, pero de juego no” ya que entiende que “el domingo merecimos ganar e hicimos muchísimos más méritos que el Cuarte para llevarnos el partido”, dijo, y lo comparaba, además, con “el día del Robres, igualmente, salvo los dos penaltis que nos pitaron y que nos privaron de la victoria”, cuando el Calamocha se adelantó 2-0 pero terminó empatando 2-2.
El técnico se mostró ayer tranquilo y confiando en que “al final el resultado llega” después de “competir como estamos compitiendo”.  A pesar de que le rival de esta tarde ocupa la última posición de la clasificación y de que en el partido correspondiente a la segunda vuelta disputado en Pedro Sancho, por estar Jumaya impracticable tras el paso de la tormenta Filomena,  el Calamocha se impuso por 2-1 hace poco más de tres semanas, Lagunas no se confía. “Ya nos lo puso muy difícil en casa, cuando se nos adelantó en el marcador aunque al final remontamos con un gol de Sancho a balón parado” y explicaba que el Sabi es “n equipo que le da un muy buen trato al balón y que compite muy bien los partidos” y solo un principio de competición en la que “ellos empezaron regular” explica que ocupen el farolillo rojo en una liga tan corta. Son embargo, el técnico del conjunto calamochino advertía ayer de que “ahora ellos están sumando  puntos, aunque sea de uno en uno y hace poco le metió seis goles al Villanueva”.
Lagunas avisaba ayer que el Sabiñánigo es “un equipo que anda bien y que nos puede poner las cosas muy difíciles”. De hecho, coincidía en que el Sabi está fuera de su sitio natural en la clasificación porque “ellos tuvieron unos resultados muy malos pero luego han competido en todos los partidos muy bien” y que “lleva menos puntos de los que merece”.
Al haberse concertado el partido a las 19:30 horas Lagunas podrá contar con todos sus hombres, incluidos Motero, que se ausentó el domingo por un “asunto familiar”, y a Sancho, que cumplió un partido de sanción por la acumulación de cartulinas amarillas.
Para mejorar el rendimiento del equipo respecto del encuentro disputado en enero, el Calamocha intentará “sujetar un poco más a Muñoz, que es el jugador que nos hizo el gol” y tratará de “quitarles el balón”  porque en el Pedro Sancho “por tramos nos lo quitaron ellos” porque “es un equipo que intenta jugar mucho” para “ser poseedores del balón e intentar imprimir nuestro ritmo y tener más el balón que ellos, que es lo que nos faltó en el partido” de la segunda vuelta.