Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una vez superados sus problemas, Ibra regresa a la convocatoria

El CD Teruel recibe en Pinilla la visita de un Valdefierro que destaca en tareas defensivas

Tras la contundente victoria obtenida en el Papa Luna de Ilueca el CD Teruel quiere aprovechar la visita del Valdefierro para mantener la buena imagen ofrecida la pasada semana. Víctor Bravo espera un rival pertrechado en defensa y recomienda paciencia y “jugar a pocos toques” para superar a un enemigo que habitualmente rinde mejor cuando actúa como local. Pinilla volverá estar huérfano de seguidores en un compromiso que comenzará a las 17:00 horas y estará dirigido por el colegiado Florin Gherghiceanu. 

Dos victorias y una derrota se concentran en el casillero del conjunto zaragozano en los tres choque que acumula en su casillero hasta la fecha. Los de Yvo Serrano se muestran más contundentes cuando juegan bajo el amparo de sus propias instalaciones donde hasta la fecha han firmado cinco goles por tan solo uno encajado. Mientras que en su única visita cayeron por 3-0 en El Tejar de Belchite.

Víctor Bravo valora el trabajo que cada jornada desarrolla el equipo que prepara Yvo Serrano. “Nos enfrentamos a un rival que está muy bien organizado y que defiende muy bien. Quizá no tengan tanto talento como nosotros, pero es un equipo que lo que pide su entrenador los trasladan a la perfección al terreno de juego. Es cierto que han perdido en su único compromiso fuera de casa, pero estoy seguro de que si nosotros no hacemos las cosas bien nos pueden complicar el partido”.

El entrenador rojillo se espera un rival pertrechado en su medio campo y que tratará de sorprender con alguna contra. Ante un enemigo de estas características insiste en un par de recomendaciones que sus jugadores deben plasmar sobre el césped de Pinilla. “Debemos de tener paciencia porque me espero un equipo que se resguarde en defensa y que trabaje para cerrar las líneas. Ante esto debemos de tratar de imponer la calidad técnica y mover el balón rápido y con pocos toques para llevarlo de un lado al otro y encontrar así los caminos al gol”.

 

Implantar un estilo

Desde su llegada al banquillo rojillo Víctor Bravo trató de implantar un estilo en el que su equipo sea protagonista del juego. Aunque con suerte diferente en el marcador, el técnico insiste en que así lo han intentado en los dos choques desarrollados hasta el momento. “En los dos partidos que hemos jugado nuestra idea fue un fútbol vertical y con ocasiones para marcar. En ambos casos tratamos de llevar la iniciativa, y la diferencia quizá estuvo en el acierto en el remate que tuvimos ante el Illueca, pero estoy mu contento del nivel que ofrecimos los dos partidos”.

Tal es así que tiene muy clara como debe ser la línea futura del juego. “Así tenemos que seguir, buscando estar acertados ante el marco rival y tratando de mantener nuestra portería a cero. Si lo hacemos llegarán los puntos”.

 

Sin sorpresas en rendimiento

Después de dos partidos disputados, Bravo ya se ha hecho una idea del nivel que ofrece el grupo que tiene bajo su mando. Un alto nivel que no le ha sorprendido. “El grupo está respondiendo a las expectativas que tenía. Conocía el nivel de todos, porque incluso en muchos casos habían sido compañeros míos y no me han sorprendido con su rendimiento. De los que había visto menos previamente tuve la oportunidad de observar varios vídeos así que sabía de su nivel. Estoy contento con el rendimiento que están ofreciendo todos ellos”.

Tras el partido de Illueca aparecían dos nombres claramente sobre la mesa. Por un lado el canterano Adrián Hernández, autor de dos goles, fue la sorpresa grata de la jornada; incluso entrando en el campo por delante de Héctor Otín, uno de los fichajes más conocidos de este año y que se quedó sin saltar al césped del Papa Luna.

 

Con nombre propio

“De Adrián solo puedo decir que tiene mi total confianza como ya le he dicho a él mismo. Cada domingo entrarán los jugadores que cree más idóneos y no se si entrará de inicio ante el Valdefierro, pero seguro que tiene minutos. Otín no jugó por cuestiones técnicas que tengo que asumir. Cada partido habrá un mínimo de dos futbolistas que se queden sin participar. Héctor esta semana ha trabajado muy bien y estoy seguro que va a encontrar su fútbol”.

La temporada no da descanso y el equipo afronta un final de 2020 y una entrada de 2021 cargada de compromisos. “Ahora tenemos por delante un mes y medio cargado de partidos y habrá que hacer rotaciones porque vamos a necesitar de la aportación de todos”.

En este todos se incluye ya a Ibra Cámara, una vez superados los problemas surgidos con el Covid 19. El centrocampista ha entrenado toda la semana con el grupo y formará parte de una relación de convocados en la que estarán los 19 mimbres de la plantilla. Con esta incorporación la enfermería se queda sin inquilinos de cara a la cita de esta tarde.