Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El CD Teruel desaprovechó numerosas oportunidades para ampliar su ventaja ante el Utrillas. Aragón Press / Estudio Nueva Imagen

El CD Teruel vence al Utrillas en un partido con muchas ocasiones

El equipo que entrena Víctor Bravo se impuso al equipo de la villa minera por dos goles

El Club Deportivo Teruel se impuso por 2-1 al Utrillas en el partido amistoso de preparación disputado ayer en las instalaciones de La Camisera. El partido, que estaba previsto que se hubiera disputado en el campo de La Vega, en la villa minera ofreció mejores sensaciones de lo que dice el resultado, disfrutando los de Tercera de un buen número de oportunidades para ampliar el marcador pero la falta de acierto y el trabajo defensivo de sus rivales no lo permitieron. Aún así, el entrenador del CD Teruel, Víctor Bravo, reconocía ayer estar satisfecho por el juego desplegado por sus jugadores.

“Buenas sensaciones. Seguimos intentando llevar a los partidos el trabajo desarrollado durante la semana Aunque el resultado ha sido una victoria justa, hemos  tres ocasiones claras en la primera parte y dos más en la segunda”, explicó el míster rojillo tras el encuentro. Bravo reconocía que “nos falta materializar todo lo que generamos”, consciente de que es una de las primeras tareas  que debe superar el equipo para no terminar sufriendo como le ocurrió la pasada temporada.

El CD Teruel sigue disfrutando con el balón en los pies, sintiéndose dueño del partido. “Hemos llevado el peso del partido, moviendo de un lado a otro y hemos generado muchas ocasiones. Lástima que no hayamos podido hacer más goles”, explicó Bravo.

El técnico turolense ha apostado por seguir dándole minutos a todos los jugadores para que todos adquieran cuanto antes el ritmo de competición, ya que el inicio de la liga, que arrancará en Pinilla el 18 de octubre contra el San Juan, está cada vez más próximo. “Intentamos darle minutos a todos los jugadores para que cojan su mejor estado físico”, relató el míster.

Además, el partido de ayer sirvió para fortalecer el sistema de 4-4-2 que está empleando el equipo, “con alguna variante, según cómo nos quiere jugar el contrario”, explicó Bravo.

El entrenador se confesaba “muy contento” con el rendimiento de su plantilla, que “está asimilando bien los conceptos”, aunque a continuación también reconocía que se iba “con un saborcillo  no tan bueno como tras el partido contra el Tarazona porque al final no hemos materializado todos los goles en las jugadas que hemos generado, pero es para irse contento”.

Bravo pudo ayer repartir minutos entre toda su plantilla, permitiendo que todos sus jugadores participasen en el juego. “Han jugado todos. Ha jugado hasta Wellington y Víctor”, explicó. Al no disponer de 22 jugadores el técnico no pudo cambiar todo el equipo al mismo tiempo. “Me hubiera gustado que estos dos primeros partidos  haber podido dar la mitad a unos y la mitad a otros, pero no tenemos tantos jugadores, por lo que algunos han jugado 45 minutos, otros 70 y Wellington y Víctor han jugado 22 minutos cada uno”, detalló.

El Utrillas se adelantó

El CD Teruel tuvo que remontar  después de reglar el primer tanto a sus vecinos mineros. En los primeros lances del partido, el tanto del Utrillas llegó tras una cesión del capitán a Raúl en las proximidades del área, cuando el balón quedó suelto y terminó superando la línea de gol.

Con el marcador en contra, el CD Teruel se remangó para reestablecer la igualdad primero y perseguir después de victoria.

Otín recibía un balón en largo y tras una dura pelea con los jugadores rivales lograba anticiparse  al defensa y al portero, superándole con una vaselina que devolvía la igualdad al marcador.

Después, a diez minutos del final,  el CD Teruel hiló una buena combinación en el centro del campo, en la que Borja Romera controlaba la pelota  conseguía superar la línea de centro del campo utrillana. Romero abrió el juego a la banda buscando  los pies de Leandro, que lograba perforar el sistema del equipo rival para llegar al final del terreno desde donde la puso rasa atrás para que Adrián golpease inmisericorde para anotar el segundo tanto rojillo.

El CD Teruel no jugará de nuevo hasta el sábado que viene, cuando se enfrentará al Cirbonero navarro, en el que será el tercer partido de pretemporada para los rojillos.