Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El público ha vuelto a las gradas de Los planos. Antonio García

El CV Teruel no pasa por su mejor momento: pierde 2-3 ante Melilla en la vuelta de los aficionados a las gradas

El CV Teruel no pudo con Melilla en el primer partido con su hinchada en la grada en la liga regular. Los turolenses terminaron cediendo en el quinto set para repartirse los puntos

El CV Teruel arrancó el partido con una alineación de circunstancia, después de sumarse la baja del central Bugallo a las de Gavenda y Vildósola, aquejado de un proceso febril.

Pese a dominar en la primera mitad de la manga, la cerrada defensa de los norteafricanos terminó pasando factura en el rendimiento del conjunto naranja que, tras ver cómo su rival empataba a 15, terminó yendo a rebufo el resto de la primera manga hasta terminar cediendo por 22-25.

El segundo fue harina de otro costal. Si bien el set arrancó como había terminado el segundo, con igualdad en la pista y alternativas constantes en el marcador, no tardó el CV Teruel en encontrar la chispa para tomar el mando del juego y poner a su contrincante a la defensiva, forzando errores de los africanos y rematándolos con cambios de juego que resultaron a la postre letales para Melilla.

El tercero tuvo al CV Teruel como claro dominador. El conjunto turolense, apoyado por la voz de su afición, recuperó su juego y su sonrisa para dominar en la tercera ronda con mano de hierro, y aunque los melillenses no permitieron que los locales se distanciaran demasiado, no lograron compensar la ventaja naranja y terminaron cayendo por 25-23.

En el cuarto set el equipo local tuvo que remontar. Melilla, consciente de que jugaba a todo o nada, no se dejó amedrentar y puso toda la carne en el asador, aunque terminó cediendo la ventaja al entrar en los veintes. Sin embargo, tras disfrutar de varias ventajas en el final del set, un ace de Giustiniano rentabilizó la primera ventaja visitante para forzar el tie break.

El desempate no tuvo la rivalidad que se había visto en los cuatro sets anteriores. Melilla supo empoderarse en el cuerpo a cuerpo y rentabilizar el intercambio de errores de saque para terminar sellando el quinto por 9-15.