Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Manu Parres remata un ‘alma’ tras zafarse del bloqueo andaluz en el partido de Supercopa entre CV Teruel y Unicaja

El CV Teruel se cita con Unicaja después de ceder el liderato

El Guaguas escala a lo más alto de la tabla tras vencer el jueves al Río Duero Soria

Después de perder de forma efectiva la primera posición de la clasificación en favor del Guaguas, que el jueves vencía en el Insular de los deportes al Río Duero Soria, el Club Voleibol Teruel tratará de reencontrarse con su mejor versión este domingo ante un rival, el Unicaja Costa de Almería, que llega en una clara tendencia ascendente en juego y resultados. Los jugadores turolenses se aferrarán al papel talismán que tiene la pista de  Los Planos en los duelos entre aragoneses y ahorradores, sobre todo después de que se haya permitido el regreso de los aficionados a las gradas de la pista naranja, para tratar de sumar una victoria.
El partido se disputará el domingo a mediodía para poder atender las necesidades de la televisión autonómica Aragón Televisión, que retransmitirá en su señal convencional el encuentro contra los andaluces. El club repetirá el sistema de retirada de las 300 localidades disponibles entre sus socios, abriendo las taquillas del pabellón de Los Planos a las 10:15 de la mañana para que los abonados puedan retirar sus localidades hasta que se termine el papel en el que será el último partido en casa de la liga regular.
El equipo que entrena Manolo Berenguel llegará hoy a Teruel para afrontar uno de los desplazamientos más complicados de la temporada. Al Unicaja Costa de Almería no se le da nada bien jugar en Los Planos y, lo sabe. Lo reconoció el propio técnico andaluz tras caer derrotado por la vía en el partido de Supercopa, el pasado mes de septiembre, cuando tras el partido Berenguel afirmaba estar “cansado de venir aquí (a Los Planos) e irme con un repaso” y advertía de la fortaleza del conjunto naranja cuando ejerce de local: “Teruel en su casa va a jugar sí o sí”.
Unicaja llega en un momento dulce. Los ahorradores han vencido en sus últimos cinco partidos de liga, desde que terminasen cediendo en su visita a la pista de Los Pajaritos contra Río Duero Soria, el pasado 24 de enero, con rivales como Ibiza o Palma entre sus víctimas. Su entrenador, Manolo Berenguel, confirma que el equipo está de subida en unas declaraciones recogidas por el club verde en un comunicado. “Hay muy buena conexión entre ellos, los roles los están asumiendo a la perfección y eso es clave para que el equipo vaya en línea ascendente”, dijo el técnico, que se mostraba “satisfecho porque el equipo está tirando, está tirando y está tirando, pero sí que es cierto que estamos teniendo mala suerte con lesiones, si bien lo bueno es que los que están incorporándose a ser más participativos, están funcionando a la perfección, y al final el equipo, de un modo o de otro, con unos y con otros, está funcionando bien”. Berenguel quiere montarse en el bus de vuelta con una victoria, además de por los puntos en juego, que le servirían para afianzarse aún más en la tercera posición de la tabla, por la inyección de moral que supondría para el equipo. “Está clarísimo que es un equipo con todas las opciones de ganar, lo está demostrando siempre, y es cierto que hay partidos que se le complican, como el de Melilla, que pierde 2-3, pero luchando a muerte, o contra Boiro, que gana 2-3 en un campo dificilísimo, y por eso Teruel es Teruel”.
Lo cierto es que el CV Teruel no ha perdido en Los Planos contra Unicaja desde la final de la Copa del Rey de 2019, cuando el título se terminó decidiendo en un agónico tie break, que terminó decantándose para los andaluces.

El CV Teruel
Mientras, el CV Teruel está acumulando uno de los momentos más duros. En medio de una de las temporadas más cometidas desde hace mucho tiempo, y después de haberse confirmado el sorpaso de los canarios en la clasificación, el CV Teruel buscará la victoria como un bálsamo para curar sus heridas. Desde su eliminación en la semifinal de la Copa del Rey contra Urbia Voley Palma, el equipo naranja ha acumulado unos resultados y un juego irregulares. Aunque es cierto que los rivales con los que se ha tenido que batir el cobre desde su regreso de la cita copera no han sido fáciles, el juego naranja ha estado ensombrecido por nubarrones de dudas. Desde su caída en el Torneo del KO, el Voleibol Teruel ha acumulado, además, las derrotas contra Guaguas y Melilla (ésta última en casa, donde hacía dos años que el equipo se mostraba imbatido), y sufrió para hacerse con dos puntos tras vencer al Boiro en Galicia el pasado fin de semana.
El entrenador del CV Teruel podrá contar, por fin, con toda su plantilla, según confirmó ayer tras el entrenamiento. Miguel Rivera alineará a su opuesto, el eslovaco Filip Gavenda, ya plenamente recuperado de sus problemas de espalda, después de que el eslovaco haya participado en los entrenamientos de toda la semana sin evidenciar ninguna molestia. Su regreso a la pizarra de Rivera permitirá, además, el contar con los cuatro receptores, ya que Rivera no tendrá que recurrir a Jordi Ramón para sustituir a su ariete eslavo, y el argentino Vildósola también se ha respuesto de sus molestias.
La recuperación de efectivos por parte del CV Teruel se refirió también el técnico almeriense, Manuel Berenguel, en las declaraciones recogidas por el Unicaja Almería. Berenguel avisa de que el potencial naranja es alto: “Tiene unas pequeñas rotaciones por la baja de Filip y es verdad que una referencia tan clara en ataque se ha perdido en los últimos partidos, y por eso es por lo que está sufriendo más de lo normal, supongo, pero Teruel es Teruel, repito una vez más, y cuando empiecen a salirle las cosas de nuevo, da lo mismo quién esté de opuesto, porque tienen calidad suficiente todos los que están ahí para cubrir ese puesto”.
Quién será el colocador en el partido de mañana también inquieta al técnico andaluz. “Tanto César como Jovanovic, puede jugar cualquiera de los dos, y eso puede ser bueno o malo para nosotros ya que no sabes a quién estudiar, no sabes quién va a jugar, y es bueno y malo para ellos. Cada partido es un mundo, así que vamos a ver cómo se afronta en ese momento y actuaremos de un modo u otro”, reflexionó el entrenador.
El técnico ahorrador no se fía y confirmaba su respeto hacia toda la plantilla turolense. “Esté quien esté va a ser un problema para nosotros, y lo que queremos es traernos un buen resultado por el tema de la motivación, sobre todo, y después seguir trabajando lo que nos queda en la parte final de fase regular para llegar en buenas condiciones al playoff”.