Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Miguel Rivera se dirige a sus jugadores el pasado domingo en la pista de Los Pajaritos, donde el CV Teruel cerró la fase regular de la competición. Archivo / Escriche

El CV Teruel se sacude el papel de favorito en su visita a Manacor en el primer partido del playoff

El conjunto aragonés, segundo cla en busca de otro tísificado en la liga regular, viaja a la pista del Miguel Ángel Nadal en busca de otro título

Próximo objetivo: Manacor. El Club Voleibol Teruel viajó ayer a las Islas Baleares para disputar el primer partido de los playoff por el título de campeón de la Superliga, después de que el año pasado ese honor quedase desierto por la suspensión anticipada de la competición por la crisis sanitaria del coronavirus.
Los turolenses llegan en un gran omento de juego, y así lo demostraron en las últimas dos jornadas en las que superó a un siempre peligroso Unicaja Costa de Almería en Los Planos y a un rocoso Río Duero Soria en la última jornada de liga en la pista numantina de Los Pajaritos. Con estos resultados y, sobre todo, con la soltura exhibida en la cancha, el equipo naranja confirmaba sus buenas sensaciones.
Aunque los antecedentes no ganan partidos, la historia le es favorable al equipo aragonés, que nunca ha perdido contra los manacorís. Incluso esta temporada, en la que los baleares han pasado de pelear por la permanencia a colarse por derecho propio en la séptima posición que le da derecho a la participación en los playoff, el equipo naranja se ha impuesto en los dos enfrentamientos que han mantenido. En la ida, primer partido de la liga regular, los isleños lograron hacerle un set al último campeón de liga. En la vuelta, en Los Planos, todavía a puerta vacía, el partido se resolvió por la vía rápida. En total, el Conectabalear Manacor solo ha logrado sumar tres sets contra Teruel en los seis partidos que han disputado.
Sin embargo, el técnico del Club voleibol Teruel, Miguel Rivera, reconocía ayer en la rueda de prensa previa a los partidos, que no le importaba el resultado mientras que regresase de las islas con una victoria en la mochila.
Rivera aseguró que su equipo “llega bien” a la primera cita del playoff. “Hemos hecho buenos partidos en las últimas semanas”, explicó el técnico.
Rivera podrá contar con toda su plantilla esta tarde, después de haber atravesado unas semanas en las que las bajas del opuesto eslovaco Filip Gavenda y el receptor argentino Mariano Vildósola obligaron a una reestructuración del equipo que dejó el banquillo sin apenas opciones de variación. Ahora, con todos sus efectivos en orden de marcha, las opciones tácticas se multiplican, a pesar de que, como reconocía ayer el propio entrenador, “molestias siempre hay. Entrenamos mucho, muchas horas y en cualquier deporte de alto nivel es imposible entrenar sin molestias” reconoció Rivera que, no obstante, añadía que “no hay nada que nos vaya a impedir contar con los once para jugar” este sábado. De hecho, la plantilla se sometió el jueves a un nuevo test de antígenos, dentro de l plazo de 72 horas previas al partido que exige el gobierno balear y toda la plantilla resultó negativa en covid-19.
Si la progresión en las últimas semanas del conjunto turolense ha sido positiva, la del equipo manacorí no lo ha sido menos. De hecho, el Conectabalear se impuso la semana pasada en un derbi trepidante al Urbia Voley Palma de Marcos Dreyer en el quinto set. Antes, también venció a Barça, L’Illa Grau, Ushuaïa Ibiza y Almoradí, sumando una racha positiva nada despreciable que le ha permitido terminar la competición en la séptima posición.
“Manacor es un equipo muy peleón, muy trabajador, muy aguerrido siempre”, dijo Rivera que aseguró esperar un “partido complicado” esta tarde, sobre todo jugando en su pista.
El factor cancha le será favorable a los insulares este fin de semana. “Es un pabellón pequeñito en el que siempre hay bastante gente”, recordó el míster naranja. Y no le falta razón porque el club manacorí ha hecho un llamamiento a sus aficionados para que este fin de semana abarroten las gradas de Miguel Ángel Nadal.
Tanto en cuartos de final como en semifinales, la serie de tres partidos comienza en la cancha del peor clasificado. Para Rivera “es un formato nuevo con el que nunca hemos jugado. Nos tenemos que adaptar a él” y expresó que le resulta “muy atractivo para el espectador porque da pie a que haya sorpresas” y que va a exigir al CV Teruel “un grado de concentración realmente alto si queremos ganar la eliminatoria”.
En cuanto al contrincante, Rivera destacó que “es un equipo que juega con un altísimo nivel de riesgo y en algunos momentos también con mucho nivel de error pero con mucho acierto en otros, y eso les permite  ser el equipo que mas puntos de saque consigue en todo el campeonato”, destacó el entrenador del conjunto turolense, que aportó por “estar muy sólidos en la recepción si queremos ganar”.
Las claves para que Teruel regrese con la victoria estarán, a priori, “en la recepción y el saqué”, explicó el míster. “Sacan bien, es cierto, pero también es cierto que luego cometen bastantes errores. Hay fases de los partidos en las que cometen bastantes errores y eso le facilita el trabajo al equipo rival”, dijo Rivera que advirtió de que “tenemos que estar preparados para que los errores no existan y esperar el nivel (de error) más alto posible del equipo rival”.
Por su parte, el director técnico del Conectabalear Manacor, Diego Gallego, ha explicado en declaraciones recogidas por su equipo que las sensaciones son positivas, de alegría y que “pese a ser conscientes de que nos enfrentamos a uno de los grandes, acudimos con nuestras armas a atacar las debilidades del adversario”. Gallego añadió que “planteamos este partido como un premio al trabajo hecho, el de haber llegado hasta aquí”.