Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El CV Teruel se verá las caras en semifinales con el Unicaja tras imponerse al Conectabalear en Los Planos El CV Teruel se verá las caras en semifinales con el Unicaja tras imponerse al Conectabalear en Los Planos
El CV Teruel ha vuelto a ganar a los isleños y pasan a semifinales. Bykofoto / Antonio García

El CV Teruel se verá las caras en semifinales con el Unicaja tras imponerse al Conectabalear en Los Planos

Los turolenses frenaron bien el juego visitante

El CV Teruel se verá las caras con Unicaja Costa de Almería en las semifinales de la Superliga masculina después de remontar los cuartos de final contra Conectabalear Manacor en el tercer partido disputado este domingo en Los Planos por 3-1 (19-25, 25-22, 25-18 y 25-12)
Manacor se hizo con el primer set después de adelantarse en el arranque de la manga. Los manacorís concentraron sus opciones en una cerrada defensa en la red y una genial combinación entre el colocador Rubén Lorente y el opuesto Ángel Rodríguez, que sumó uno de cada tres puntos de su equipo.
El segundo permitió ver algunas de las mejores jugadas del encuentro. De uno y otro lado, el juego fluía y los sistemas se confrontaban buscando rendijas en el contrario. Entre los manacorís, el peso del juego seguía llegando por la conexión Lorente-Rodríguez, que volvió a resultar letal para la defensa naranja. En frente, los locales cambiaron sus referencias de ataque a lo largo de la manga logrando desestabilizar la primera línea morada e incluso la segunda. Primero Jordi Ramón, después la torre naranja Mart Naaber, y Thomas Ereu en la recta final, resultaron determinantes en ataque, mientras que el líbero Aharón Gámiz fue un seguro en defensa.
En la tercera manga el CV Teruel resurgió ara brillar como en las grandes ocasiones, con un juego más fluido y una recepción más efectiva supo sacar de su sitio a su rival para cosechar una ventaja de siete puntos con la que cerró la tercera manga y encarriló su pase a semifinales.
El cuarto set solo tuvo un color: el naranja. El equipo turolense se hizo grande en la pista y desarboló cualquier intento visitante de sacarles del playoff y mientras los hombres de Lluis Molada se desesperaban al no encontrar fisuras en el juego del CV Teruel, los pupilos de Rivera sentenciaban el pase de ronda