Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Thomas Ereu regresa a las pistas de juego tras un mes de baja por una lesión en un dedo de la mano. Archivo

El CV Teruel vence sin margen en un desplazamiento envenenado

Pese a que el equipo naranja cerró el partido en tres sets, el Almoradí le puso las cosas difíciles todo el partido

Lo había avisado el entrenador del CV Teruel, Miguel Rivera, el viernes en la rueda de prensa previa al partido: el Almoradí no era un rival fácil ni el desplazamiento a la cancha alicantina era un viaje sencillo. De hecho, el míster recordó que el año pasado el conjunto turolense perdió en el tie break en esa misma pista.
Este sábado los hombres de Rivera se han hecho con el botín de los tres puntos tras vencer por 0-3 (22-25, 22-25 y 23-25), aunque en un partido repleto de alternativas en el que nunca los jugadores naranjas llegaron a sentirse cómodos.
Éste no era un partido de trámite, ni mucho menos. Y así lo demostraron los jugadores alicantinos que supieron aguantarle el pulso a los turolenses incluso cuando éstos se cobraban parciales de tres, cuatro o cinco puntos. Las tres mangas arrancaron con un incipiente dominio visitante, y en las tres los locales recuperaron el terreno cedido en el marcador. Sin embargo, la templanza en los finales de set y el fondo de armario del equipo de Rivera le dieron la ventaja suficiente para terminar decidiendo cada uno de los rounds para los líderes de la Superliga.
El parcial más igualado fue el tercero en el que brilló el ex jugador turolense Vicente Cabrera, aunque su aportación no fue suficiente para contrarrestar el potencial naranja. Un potencial en el que aportó en el tercer juego el capitán Thomas Ereu, que empieza a recuperar ritmo de competición tras su lesión en un dedo de la mano derecha.