Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El líder de la liga regular será el campeón de Superliga en caso de suspenderse de forma definitiva la competición El líder de la liga regular será el campeón de Superliga en caso de suspenderse de forma definitiva la competición
El CV Teruel ya ha sumado su primera victoria y este fin de semana reciobe al Ushuaïa Ibiza Voley en Los Planos. Archivo / Bykofoto

El líder de la liga regular será el campeón de Superliga en caso de suspenderse de forma definitiva la competición

La RFEVB incluye estas posibilidades en las Normas Generales de Competición de voleibol

La temporada 2020-2021 será más impasible, si cabe, que las anteriores. Las medidas adoptadas por la Federación Española de Voleibol ante una eventual suspensión de la competición hacen que ningún equipo pueda relajarse ya que cada punto cuenta. Según el reglamento de competición general de la RFEVB.
Según esta normativa, y en términos generales, si se viera interrumpida la competición y ésta no pudiera reanudarse el equipo que ocupase la primera posición de la clasificación de la liga regular sería proclamado vencedor
Esta medida se ha adoptado después de haber tenido que dejar desierto el título de campeón de Superliga el año pasado, cuando la temporada se abortó a dos jornadas de finalizar el calendario regular y sin haberse llegado a disputar los playoff.
En este escenario, ningún equipo de los que se postulan como favoritos podrá dejar escapar ni un set y se cuidará mucho de ceder un punto en la pista que pudiera llegar a ser definitivo a la hora de ganar o perder un puesto en la clasificación.
El entrenador del CV Teruel, Miguel Rivera, incorporado a los entrenamientos, respondía que el CV Teruel “es importante ir sumando, pero sin fijarnos en lo que hacen los demás. La clasificación es secundaria. Lo era el año pasado y no lo va  ser menos esta vez”.

Reglamento general
Las Normas Generales de Competición, publicadas por la Federación para la temporada 2020-2021 y “que se aplican  en  todas  las competiciones oficiales de ámbito estatal” contemplan desde esta temporada, y después de lo vivido con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19, los distintos escenarios que un eventual rebrote, más o menos localizado, podrían generarse si se produjese la necesidad de detener la competición.
Así, si la  interrupción de la Liga Regular fuera temporal de tres  o menos jornadas y se pudiera reanudar la competición, “los  partidos no  disputados se jugarán  en  fechas  posteriores,  salvo  que  en  el momento  de  reanudación  de  la  competición  quedaran  6  jornadas  o  menos  para  la finalización de la liga regular, en cuyo caso los partidos no disputados se disputarán y no contarán en la clasificación”. Si por el contrario, los encuentros no disputados correspondiesen a la primera vuelta “y  la  clasificación  de  ésta determinante  para  otra  competición  (Copas),  para  los  efectos  pertinentes se  tendrá  en  cuenta  la  clasificación  de  los   equipos  en  el  momento  de  la  suspensión, independientemente del número de partidos disputados por cada uno”.
Si esa interrupción fuera superior a las tres jornadas, pero se pudiera reanudar la competición, esos partidos no se disputarían  ni contarían en la clasificación.
En el caso de que la liga tuviera que detenerse y no fuera posible su reanudación, la Federación ha escrito que “La competición en esta fase se dará por finalizada, siendo la clasificación final de ésta (...) la  que  figurase  en  la  última  jornada disputada (independientemente del número de partidos que en ese momento hubiera diputado cada equipo en esa competición o grupo de la competición)”. En referencia a la Superliga masculina, explica que si en la competición estuviera prevista la disputa de una Fase de Playoff y no pudiera disputarse parcial o totalmente, en el caso de que “no  hubiera  finalizado el primer turno  clasificatorio, el orden de  clasificación se determinará por la ubicación de los equipos en la Liga Regular”. En el supuesto de que el Playoff estuviera ya en marcha y se hubiera completado la primera fase “ el orden clasificatorio de los equipos que queden en competición se determinará por su ubicación en la Liga Regular, y así en los turnos sucesivos”.