Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Gregorio Lavilla, en el pit lane del circuito de velocidad. M. N.

Gregorio Lavilla, director ejecutivo de WorldSBK: “Nos falta el público, pero el resto lo seguimos generando”

Motorland hará doblete gracias a la contención del gasto en logística del mundial

El director ejecutivo de WorldSBK, Gregorio Lavilla, explica que el recorte de costes logísticos ante la pérdida de financiación por parte de patrocinadores debido a la pandemia, unido a la buena predisposición que ha mostrado Motorland Aragón a albergar carreras pese a la ausencia de público, se ha traducido en que Alcañiz acoja el 25% de los eventos de la categoría motociclista. Lavilla defiende el espectáculo pese a la ausencia de espectadores, aunque lamenta que el evento pierda la interactividad entre aficionados y pilotos que caracteriza al mundial.

- Han logrado salvar el año, pero ¿cuántas carreras se han quedado por el camino?

- Estamos en mitad de la temporada como aquel que dice. Si todo va como está previsto haremos ocho eventos, de los 13 originalmente previstos para Superbikes y SuperSport, y los 10 de la categoría SuperSport300. Si hablamos de número de carreras, en Superbikes no ha cambiado el formato y va a haber menos; pero en Supersport y Supersport300, que tenían que hacer 13 y 10 carreras respectivamente, como hemos cambiado el formato del fin de semana y hay doble carrera, en SuperSport van a acabar haciendo 15 este año y, en Supersport300, 14, con lo cual a nivel de carreras estas dos categorías tienen más, pero concentradas en menos circuitos.

- Dos de los ocho eventos se disputarán en Motorland Aragón. ¿Cuáles son las razones?

- Sobre todo la buena disponibilidad del circuito para acceder a esta petición. No es sencillo organizar una carrera sin asistencia de público y no es sencillo encontrar países que accedan a que una comunidad como la nuestra entre allí. Había varios conceptos. Uno era ver dónde podíamos correr y otro intentar hacer un campeonato donde minimizáramos los costes logísticos de todos los implicados porque la situación pandémica ha derivado en una dificultad económica en ciertos sectores como puede ser el de la esponsorización de eventos deportivos o de equipos. Lo que hemos intentado hacer es un campeonato contenido a nivel de costes porque nos fuimos a Jerez, de ahí nos desplazamos 200 kilómetros hasta Portimao (Portugal), ahora venimos aquí, estamos dos carreras, luego vamos a Barcelona… A nivel logístico los costes están muy limitados, no es como en una temporada normal que te vas a una parte de Europa, luego vuelves y luego te vas para otro sitio. Había que mirar bastantes aspectos y, coincidiendo con la época de verano y la disponibilidad del circuito, salió la posibilidad de hacerlo, de la misma manera que MotoGP está repitiendo eventos.

- Al no haber público, el acuerdo con el Gobierno de Aragón es que ustedes no van a ingresar canon. ¿Representa una parte muy importante o sucede como en el fútbol, donde los ingresos por taquilla son una mínima parte con respecto a los ingresos por televisión?

- Para nosotros es una parte obviamente muy importante y aquí la empresa ha hecho unos esfuerzos por mantener toda la estructura y asumiendo que van a haber unas pérdidas, pero había que hacerlo y la suerte es que hemos podido contar con unos inversores y una estructura financiera importante por parte de la empresa para poder soportar este momento.

- ¿Cómo valora el hecho de que Aragón, Teruel y Alcañiz se vayan a dar a conocer internacionalmente a través de la televisión durante dos fines de semana seguidos, más otros dos en MotoGP?

- El público no viene y es una parte importante, pero la razón de tener eventos deportivos sigue existiendo. Primero, hay una comunidad como la nuestra que somos mil y pico personas que ya trae un consumo a la zona, una visibilidad y una exposición por televisión. Ha generado unos ingresos a nivel de ocupación del circuito previo a la carrera, por la preparación de los diversos equipos de diferentes categorías que han venido a alquilar el circuito para poder estar preparados para el evento. Con lo cual, de todo lo que gira en torno al evento igual hay un 20% que es la parte de no tener la interacción con el público que nos falta, pero el resto lo seguimos produciendo y lo seguimos generando.

- ¿Cuánta gente movilizan dentro del circuito y qué disminución va a representar con respecto a otros años?

- Por parte de la organización y suministradores externos somos unos mil este año, y si contamos con los comisarios, prensa y gente del circuito estamos en torno a 1.300. Nosotros tenemos un paddock abierto a los aficionados, por lo que si pueden venir 7.000-9.000 personas en un día normal, estamos por debajo de un 20% de lo que sería normal.

- El propietario de una casa rural comentaba esta semana que ha tenido una cancelación de última hora de un grupo de periodistas italianos debido al Covid-19. ¿Tiene constancia de otros casos?

- Dentro del paddock no hay sintomatología ni hemos tenido que hacer ninguna prueba. A día de hoy (en la mañana de ayer) todo está perfecto.

- Se toma la temperatura a cada asistente y todo el mundo lleva mascarillas. ¿Qué otras medidas de seguridad figuran en el protocolo?

- El protocolo es extenso ya no tanto para prevenir sino para actuar en caso de que haya sintomatologías. Primero, se ha reducido la asistencia. Te estoy hablando de 1.000 personas por parte del organizador y de equipos y de suministradores, pero lo normal es el doble. Se aconseja, y por parte de la organización obligamos a nuestros empleados, a no tener interacción social. Comemos en el mismo hotel y no dejamos salir. Hay un protocolo de actuación donde los servicios de cátering de dentro del circuito son en lunch boxes, no tipo buffet, no hay interacción social. La toma de temperatura a la llegada al circuito, así como la toma diaria para los que duermen dentro del paddock. Higiene, separación, todo está lleno de gel hidroalcohólico, mascarillas, pantallas faciales. Y a partir de aquí hay un servicio médico organizado con unos puntos de triaje. Si hay alguna sintomatología se pueden hacer pruebas PCR y se puede aislar a una persona.

- Los equipos están en su propia burbuja. Si un piloto tiene un problema, tal vez él no toma parte de la competición, pero el show continúa.

- Obviamente, por eso también hablamos de una reducción de interacción y los propios protocolos de los equipos. La mayoría hacen sus test serológicos o de PCR internamente porque obviamente ellos prefieren tener esa tranquilidad de estar en contacto con su grupo de trabajo de una manera lo más segura posible.

- ¿Tienen laboratorio propio para testear?

- No es que nosotros lo tengamos, sino que hemos contratado aquí unos servicios de la comarca donde han puesto toda la disponibilidad para poder realizar toda la analítica en un tiempo rápido y fiable, y con un volumen elevado si es preciso, así como facilitar los viajes de cierto personal de nuestro paddock, como es la comunidad de italianos y alemanes que a la reentrada en su país de origen tienen que demostrar que tienen un PCR negativo, y muchos nos han pedido poder realizar las pruebas aquí.

- España es un país castigado por el virus. ¿Desde fuera tienen cierta reticencia a venir?

- Tenemos un campeonato muy internacionalizado y la gente la verdad es que está tranquila. Luego, lo que pueda salir en los medios y el por qué de ciertas decisiones es más una valoración personal. No se puede generalizar porque también hay puntos de Italia, Alemania y Francia que están mal. Nosotros aquí estamos tranquilos de cómo hemos preparado las cosas, con el circuito hemos trabajado muy bien y a partir de aquí intentar tener todos un sentido de la responsabilidad para hacer las cosas bien.

- Aún no hemos hablado nada de lo deportivo, cuando la lucha es encarnizada entre Rea (Kawasaki) y Redding (Ducati). ¿Cree que es un duelo a dos o se puede sumar alguno más?

- Están los dos que mencionas, también Toprak con Yamaha y esta mañana (por ayer) he visto a Bautista que volvía a estar delante con Honda… Yo creo que es un año interesante y me gustaría pensar que las cosas no van a ser tan fáciles para ninguno y que puede haber una lucha y una competitividad hasta el final.

- Que la gente se lo pueda pasar bien, al menos desde sus sofá viendo la televisión.

- Es una lástima que no lo puedan ver en directo, pero ya vendrán otros años donde se pueda disfrutar del espectáculo y de momento gracias que tenemos la tele para poder verlo por ahí.