Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

José Carbonell posa con el libro en el campo de Jumaya. Calamocha TV

José Carbonell recoge en un libro la historia del CF Calamocha

Ha trabajado durante más de un año para recopilar el devenir de un club que se acerca a su primer siglo de vida

El Club de Fútbol Calamocha cuenta con cerca de un siglo de historia, desde que se tiene constancia de su existencia, por allá por la década de los años 20. Este año 2021, y cumpliéndose 50 años desde que el equipo se federó en la Federación Aragonesa de Fútbol, ha visto la luz una publicación de José Carbonell Escriche,  titulada Historia de una pasión. El Club de Fútbol Calamocha. En ella se recopilan distintas informaciones referentes a la agrupación, desde sus difíciles y diferentes comienzos, hasta llegar a nuestros días, donde se cuenta con un equipo en tercera división. Además a esa historia se suma un amplio anexo fotográfico, ilustrando así esta historia futbolística.

Carbonell ha trabajado durante algo más de un año en este libro. En sus páginas narra los avatares de un equipo, con unos inicios muy distintos a la situación actual. La evolución, en estos casi 100 años de vida, deja constancia de la propia transformación del deporte estrella del país, tanto en núcleos de población más extensos como en los más reducidos.

La década de los años 20, sin duda años clave para este club deportivo, es el primer momento del que se tiene constancia de la agrupación calamochina. De entonces, se conoce que el conjunto futbolístico estaba compuesto por un círculo cerrado de personas, y el acceso al mismo era más bien “reducido”. El paso de los años cambiaría esta situación y se produciría una apertura al resto de la población de Calamocha y de la comarca. 

 

El origen del nombre Jumaya

Los primeros años, tal y como ocurría en otras localidades que tenían equipos, los partidos se jugaban en eras. No sería hasta la década de los años 50 cuando la villa calamochina inaugurara el campo “Jumaca”, que significaba Juventud Masculina de Acción Católica. Tiempo después, el terreno de juego del Calamocha recibiría el nombre por el que hoy se conoce “Jumaya”. Se cambió la parte final porque el campo pasó a ser también de titularidad municipal, así el nombre significaría, Juventud Masculina Y Ayuntamiento.

La evolución del Calamocha también se notó en su juego y en la rivalidad existente en el terreno de juego, que se fue aminorando con el paso del tiempo. En los primeros años, esa competitividad entre los equipos de la provincia de Teruel era muy patente, y cada encuentro se vivía con mucha intensidad y fuerza en el campo. Tal y como indica el autor de las páginas, que recopilan la historia deportiva, y que distingue varias etapas históricas dentro del club de fútbol Calamocha. 

La primera de ellas comenzaría en esos años 20, con unos inicios convulsos, hasta llegar a los años 70 de forma intermitente. En ese lapso la agrupación pasó por distintas situaciones y variaciones. La segunda de las etapas abarca desde el año 1971 - cuando el club calamochino se consolida de forma oficial, federándose en la Federación Aragonesa de Fútbol, de la mano de José Luis Roca, una figura importante para el fútbol aragonés - hasta el año 1992. Una época en la que el Club de Fútbol Deportivo Calamocha se consagra con gran presencia en los terrenos de juego y con un buen desarrollo. Ese último año indicado supuso el cierre de la etapa al no existir interés en formar una nueva directiva, lo que provocaría la desaparición del club. 

Tras dos años de inactividad, un grupo de jóvenes, y a quienes les corría la pasión del fútbol por la sangre, deciden tomar las riendas de la agrupación deportiva. Momento en el que se retoma el equipo, partiendo de 2ª regional. Ahí empezaría la tercera etapa de este conjunto deportivo. 

Uno de los nombres que se recuerdan de aquel 1994 es el de Francisco Hernández –hijo-. Su progenitor ya fue presidente de la agrupación e inauguró el libro de actas en la década de los 70. En él se dejaba constancia de todas las actuaciones y decisiones tomadas en el club, y de las que se han podido rescatar informaciones para la realización de “Historia de una pasión. El Club de Fútbol Calamocha”.

En esta última etapa se eliminaba de su nombre la palabra ‘deportivo’ para quedarse tal y como se le conoce hoy en día. 

También en estos últimos años, y llegando a la actualidad, han podido vivir momentos destacables para su historia, como el ascenso a tercera división del primer equipo, en la temporada de 2017-2018, o la formación del conjunto femenino, contando inicialmente con 30 integrantes.

La pasión por el club

José Carbonell, autor de esta “pasión”, es natural de Valencia, y se trasladó a Calamocha en el año 1981. Desde su llegada a la localidad su vinculación con distintas asociaciones fue inmediata. No habrían pasado dos años, y ya entró a formar parte de la junta directiva del fútbol, inducido y contagiado por esa pasión futbolera de la mano de Ángel Alcañiz. Aunque, bien es cierto, que a Carbonell ese sentimiento por el fútbol le corre por las venas desde pequeño. Su padre estuvo como encargado del marcador del Mestalla en los años 40 ó 50, cuando el marcador era a “cordele”, y aun no se estilaban los marcadores digitales.

Ese amor por el esférico le ha hecho estar durante 15 años formando parte de la directiva, aunque de forma intermitente, y muy pegado a la actualidad deportiva. Durante la última década ha sido cronista de las distintas jornadas del Calamocha, para distintos medios locales o provinciales. Todavía hoy continúa poniendo la voz con esas colaboraciones radiofónicas.

Cuando habla del Calamocha se ilumina su cara, e irradia felicidad al hablar del equipo. Además tiene muy clara una cosa: “Primero soy del Calamocha, luego ya, del Valencia y del Zaragoza”.

La idea de realizar esa recopilación de información y de documentos gráficos llevaba muchos años en la cabeza de este valenciano afincado en Calamocha, desde que uno de sus conocidos, José María de Jaime Lorén se lo propuso. Sin embargo, Carbonell no llegaría a planteárselo de forma seria hasta hace un par de años.

La labor de documentación le ha hecho consultar y sacar información de periódicos antiguos. Revistando la hemeroteca digital de la biblioteca nacional de España, periódicos de la década de los 70 y 80 cuando ya se hacía referencia al Calamocha,  una web de clasificación histórica del fútbol,  y también diarios como el antiguo “Lucha”, o este mismo medio, ya con su nombre actual. 

Además, y como en este tipo de casos, la ayuda inestimable de algunos vecinos de la localidad han supuesto que el complemento visual de la información sea tan rico y variado. Varias familias han abierto sus puertas y sus baúles para rescatar desde fotografías, recortes de prensa, e incluso antiguas equipaciones del Club de Fútbol Calamocha, como las pertenecientes a Emilio Agustín que son de las temporadas de hace 60 años. 

Las equipaciones del Calamocha siempre se han distinguido por los colores rojo y blanco. Pero entre 1966 y 1970 estos colores se cambiaron por el azul y grana. Todavía la familia Lechón conserva un ejemplar de esa camiseta. 

Estos dos colores se continuaron viendo en alguno de los escudos bordados del club, hasta que se agotaron las existencias, y se retomaron los colores característicos. 

La última etapa del Calamocha

El Calamocha, desde su reintegración en el año 1994 ha ido progresando y superándose en número y en apasionados por este deporte. Muestra de ello es la formación de los ocho equipos con los que cuenta actualmente el club, en las distintas categorías. Para ello es fundamental la labor de una junta directiva muy cohesionada y con unos objetivos claros de cara al futuro de la agrupación. José Carbonell destacaba la labor que realizan desde las distintas directivas que “se han involucrado y le han dedicado mucho tiempo para estar donde está el club ahora”. 

El nombre de esta agrupación calamochina está resonando a nivel nacional e internacional con el empuje que le han dado al fútbol alevín, creando la competición de la Jamón Cup, en el año 2015. Este campeonato congrega a equipos de varios puntos de la geografía con jugadores en edades comprendidas entre los 10 y los 11 años. La sexta edición del torneo tuvo que aplazarse debido a la llegada de la pandemia

Sumándose a esta competición más extendida, no hay que olvidar otras referencias de torneos o competiciones más locales o regionales que se incluyen en el libro, como puede ser el campeonato que se realizaba de fútbol sala en verano, las ligas laborales o la liga de veteranos que han sido tan destacadas para el club.

Próximas entregas de ‘Historia de una pasión’

Tras la publicación del libro de José Carbonell la respuesta por aficionados y allegados al fútbol calamochino, no se hizo esperar, y es que el efecto llamada funciona. Desde el primer día, apasionados por el conjunto deportivo se han puesto en contacto con el autor comentándole que disponen de material y que podrían prestárselo para incluirlo en la publicación. Por el momento, de forma inmediata no se va a realizar una segunda entrega. Aunque la idea de este apasionado del fútbol es que cada cinco años se pueda ir recuperando información referente a los nuevos pasos del equipo, y así ir publicando nuevos tomos de la historia del Calamocha, creando un gran archivo de este club centenario.

Tres grandes hitos

Si hubiera que resumir la historia del Calamocha en momentos cruciales, se resumiría en tres hitos. El primero, la federación del conjunto deportivo en el año 1971, y momento también desde el que se registraron actas e informes oficiales de todos los encuentros disputados por el conjunto rojillo. 

El segundo,  el del año 1994, con la reconstrucción del club de mano de un grupo de jóvenes que consiguieron dar continuidad y seguir luchando por lo que tantos años habían trabajado otros aficionados al fútbol.

Y por último, el que marcó un antes y un después, como fue el ascenso del Calamocha a Tercera División, en la temporada 2017-2018, y que supuso mucha alegría para todos los aficionados e integrantes de esta gran familia.