Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La albalatina Alicia Pérez se marca el objetivo del 2:33 en el Maratón de Valencia La albalatina Alicia Pérez se marca el objetivo del 2:33 en el Maratón de Valencia
La atleta albalatina Alicia Pérez ya está en Valencia para bajar en dos minutos su marca de 2:35 en el Maratón del próximo domingo

La albalatina Alicia Pérez se marca el objetivo del 2:33 en el Maratón de Valencia

Luis Agustín hará de liebre hasta el kilómetro 30 para las chicas que busquen la marca de 2:29

A menos de cien horas para que se de la salida de la cuadragésima edición del Maratón de Valencia, la principal apuesta turolense, Alicia Pérez, no oculta sus nervios. La atleta albalatina lleva afincada en Valencia desde la semana pasada. Busca aclimatarse y sacudirse en la medida lo posible la presión del que va a ser, sin duda, el principal objetivo de esta atípica temporada.

La atleta del Cárnicas Serrano no será, no obstante, la única representación de la provincia en esta elitista (en el sentido más escrupuloso de la palabra) edición de la maratón valenciana. El sarrionense Luis Agustín hará de liebre para el grupo de atletas femeninas que busquen la marca de 2:29, tirando de ellas al menos hasta el kilómetro 30.

En esta ocasión, y debido a la crisis sanitaria desencadenada por la epidemia de Covid-19, la carrera valenciana, que ha estado pendiente de un hilo hasta el último momento, ha limitado la participación a atletas élite, con unas marcas  mínimas para participar realmente exigentes. De esta manera se prescindirá de la participación de corredores populares para evitar aglomeraciones de gente tanto en los distintos cajones de salida como en los laterales del circuito y frenar así la propagación del Sars Cov 2.

Aclimatándose

Alicia Pérez lleva desde la semana pasada afincada en la capital del Turia. “Me bajé la semana pasada para entrenar aquí”, explicaba a Diario de Teruel la atleta albalatina, que espera lograr completar los 42.192 metros de la carrera en un tiempo de 2:33, siete minutos menos que su mejor registro en la distancia logrado el año pasado el año pasado en este mismo escenario, cuando paró el cronómetro en 2:35:17.

La corredora ha aprovechado para pasar los días previos a la gran cita en Valencia para aclimatarse a la humedad del aire. “Quieras que no, el cuerpo se va haciendo”, explicaba Pérez, que ha aprovechado para intentar sacudirse la presión de esta cita. “Estoy más tranquila”, decía la atleta, que explica que como estos días todos los participantes van a estar sometidos a control médico mediante dos PCR (una hoy mismo y otra el viernes antes de la carrera) “es mejor estar separada” de mi entorno estos días para no correr riesgos.

La humedad del aire, que el martes en valencia era de alrededor del 55 por ciento, es la condición que más preocupa a la atleta turolense. Más incluso que la diferencia de altitud con Zaragoza, donde tiene su residencia, o con Albalate del Arzobispo, donde ha entrenado durante el verano. “(La diferencia de altitud) no se nota, y más ahora que los entrenamientos de esta semana son muy ligeros. Pero sí que es cierto que la humedad sí se nota”, explicó para añadir, a continuación, que “estar aquí tranquila, sin nada que hacer, descansando en condiciones” contribuirá a que Alicia Pérez llegue en las mejores condiciones posibles a la gran cita.

La preparación para la carrera está ya más que hecha y estos días Alicia Pérez apenas sale un “trotar suave” unos 50 minutos cada mañana por la orilla del Turia porque “el trabajo está hecho”.

Pérez asegura verse “bien y con ganas” de cara a la carrera. Sin embargo, el desafío de este domingo será diferente a otras ediciones porque “este año va a ser muy complicada porque vamos a tener que correr solos, sin liebres y sin nada de nada” por lo que se mostraba escéptica sobre el resultado, “no sé cómo irá la cosa”, dijo.

El objetivo de Alicia Pérez es conseguir parar el cronómetro en 2:33, rebajando en dos minutos su mejor registro logrado, precisamente, en valencia hace un año. No contempla engancharse al tren de las corredoras que busquen el 2:29 y que llevará al otro turolense, Luis Agustín, de liebre. “Hay que ser realistas. En el maratón se pueden recortar uno o dos minutos, pero no siete. Ni me lo planteo. De momento, yo tengo (una marca de) 2:35 y con bajar esos dos minutillos (y quiero) ir bajando  poco a poco. No se puede dar un salto de siete minutos de un año a otro cuando te mueves en estos tiempos porque el maratón nos se casa con nadie”, explicó. 

Mientras que hay corredores que aseguran que la falta de carreras les ha permitido concentrarse en su preparación, la albalatina opina lo contrario. “El tener competiciones intermedias te quita presión porque conforme vas compitiendo y ves que te van saliendo las cosas , te das cuenta de que el entrenamiento va bien y puedes ver que estás trabajando en condiciones. Y eso te quita presión y te anima. Además, el no haber tenido competiciones hace que toda la presión , toda la tensión y todos los nervios  estén concentrados en el próximo domingo”, explicó.

Esta edición de la maratón será, probablemente, más difícil parta los participantes al no haber otros corredores (los populares) en el trazado. “Siempre te juntas con un grupo . El año pasado yo corrí con un grupo de 15 o 20 personas, y este año voy a correr sola, y eso es muy complicado de gestionar porque cuando llevas 35 kilómetros y te ves por las calles de Valencia tu sola con tu reloj, sufriendo de cabeza. Va a ser un año difícil. A mí lo que me gusta es el jaleo del maratón, la gente y vivirlo, más que una prueba tan élite”.

Alicia Pérez se clasificaba en la séptima posición de l Campeonato de españa de Media Maratón, disputado en Sagunto, y primera en el Regional de Barbastro en esa distancia. La pasada temporada fue bronce en el Campeonato del Mundo de 50 kilómetros en Brasov (Rumanía), y el 2018 fue décimo tercera en el Campeonato del Mundo de 100 kilómetros en la localidad croata de Sveti Martin Na Muri.

Agustín no llegará a meta

La participación turolense en la Maratón de Valencia se completará con el sarrionense Luis Agustín, que el martes cerró el último entrenamiento más exigente antes de que el domingo se de el pistoletazo de salida a la prueba.  “llego bien, en general”, explicaba ayer el corredor que, sin embargo, teme que su participación en la 10K de Alcobendas el pasado fin de semana, ya que “al ser tanto de subida y bajada, giros y un mal asfalto me ha dejado un poco cansado y un poco tocado después de la competición”.

Agustín aseguraba que “el ritmo  de 3.30 (minutos por kilómetro) lo tengo bastante controlado”, confiado en sus posibilidades de hacer un buen papel en la prueba en la que ha asumido el rol de liebre para las participantes de la categoría femenina que busquen la marca de 2:29. “Tengo que ir hasta el kilómetro 30 obligado, y si me encuentro  bien hasta el 35”, explicaba Agustín, que añadía que a él le “gustaría llegar hasta esos 35, pero no voy a llegar a meta. Si llego hasta el 35, allí me pararé. No quiero entrar porque yo voy de liebre y no a correr” y añadía que le gustaría “debutar en maratón de una forma especial y con garantías” en busca de una marca “acorde a lo que me merezco”. Su debut en la distancia de los 42 kilómetros podría llegar “el año que viene” para hacerlo “con todas las garantías”.

El sarrionense se ha volcado en la preparación de la prueba de este fin de semana desde su participación (con victoria incluida) en el Campeonato de la Comunidad valenciana de 10.000 metros en pista. “He subido los kilómetros semanales. Nunca había tantas semanas de tantos kilómetros y he ido controlando bien los ritmos y haciendo tiradas largas bastante buenas. Lo he probado todo, lo tengo todo bastante controlado y yo creo que  va a ir bien”, relató.