Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La alcañizana Elena Sanz, subcampeona nacional Sub-18 de lanzamiento de martillo La alcañizana Elena Sanz, subcampeona nacional Sub-18 de lanzamiento de martillo
Elena Sanz, en acción en el Campeonato de Aragón. Archivo

La alcañizana Elena Sanz, subcampeona nacional Sub-18 de lanzamiento de martillo

La lanzadora bajoaragonesa se alzó hace dos semanas con el campeonato regional en Monzón

La alcañizana Elena Sanz se proclamó ayer de nuevo subcampeona de España Sub-18 de Lanzamiento de martillo. La bajoaragonesa hizo buenos los pronósticos y, después de llegar con la segunda mejor marca de la parrilla de lanzamientos, terminó colgándose la medalla de plata en el Campeonato de España de Lanzamientos Largos Menores, que se celebró este fin de semana en Tarragona.
Sanz revalidó el título que ya lograra el año pasado en la categoría Sub-18 con un lanzamiento de 52.52, firmado en su cuarto intento. La turolense lanzó en tres ocasiones por encisma de los 52 metros, haciendo bueno el registro con el que se aseguró su participación en el nacional, logrado dos semanas atrás en el Campeonato de Aragón disputado en Monzón, cuando superó los 52.82 metros. Sin embargo, la semana pasada, la alcañizana había sobrepasado esa marca en un control realizado en Lleida, con un intento de 54.23.
Sanz, que este año ha cambiado los colores del Tragamillas por el UA Lleida, se quedó a menos de dos metros de la primera posición, firmada por Marta Neira con un mejor intento de 54.39, lejos incluso del mejor registro de la aragonesa. Por detrás, la distancia con la tercera se ensanchaba más allá de los tres metros, resultando inalcanzable para el resto de competidoras, después de que cuatro de cinco lanzamientos válidos de la bajoaragonesa superaran la mejor marca del resto de la parrilla.

También, título autonómico
Sanz llega con la vitola de haber logrado el pasado 6 de febrero el Campeonato de Aragón de Lanzamiento en Monzón, donde acreditó la marca de 52.81 con la que aseguró su clasificación para el Nacional.