Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los equipos de fútbol no profesional deberán realizar test de antígenos a sus jugadores una vez a la semana para poder competir. Archivo / G. Sola

Los futbolistas deberán pasar un test de antígenos cada semana

Nuevas medidas de la Federación Española para el fútbol no profesional

Los clubes turolenses tendrán que realizar una prueba de antígenos a sus jugadores cada semana para poder disputar cada jornada. Es la conclusión a la que ha llegado la Federación española de Fútbol y que hizo pública esta semana a través de una circular, en la que se especifica que “los clubes deberán realizar test de antígenos a todos los jugadoras que participen en las competiciones oficiales de ámbito estatal no profesional”.
La medida se enmarca dentro del protocolo consensuado con el Consejo Superior r de deportes (CSD) y la Asociación de Futbolistas españoles (AFE) y de Fútbol Sala masculino y femenino (AJFS) y en el marco del programa COnVIvienDo, con los que se ha llegado “al acuerdo de implantar un sistema de ayudas a los clubes que a criterio de la RFEF y de los sindicatos hace necesario que resulte obligatorio realizar controles para todas aquellas competiciones de ámbito estatal y carácter no profesional”.
Así, este protocolo establece la obligatoriedad de realizar test a todos los jugadores. Además, la RFEF establece la obligatoriedad para la propia Federación española o para las regionales de “realizar los test de antígenos a los árbitros que por la naturaleza de su actividad no puedan llevar la correspondiente mascarilla de protección y que arbitren en las competiciones oficiales de ámbito estatal no profesional y con la misma periodicidad que los jugadores a las que arbitren” y establece, por añadidura, la obligatoriedad de que el resto de “miembros de los equipos y de los equipos arbitrales deberán llevar la mascarilla correspondiente durante la totalidad de los encuentros y en los momentos previos y posteriores al encuentro”.

Periodicidad semanal
Los test deberán realizarse con una frecuencia semanal “siempre que en esa semana haya jornada o jornadas de competición para las categorías de Segunda División B, Tercera División Masculina, Primera y Segunda División Femenina, Primera y Segunda División de Fútbol Sala Masculino y Femenino” y estas pruebas deberán realizarse en el plazo comprendido entre las 72 y las 48 horas antes del encuentro.
La Federación establece que cada club será responsable del cumplimiento de esta medida así como de “informar al Jefe Médico del Club o del equipo cualquier incidencia que pudiera haber con los resultados”, que deberá, a su vez, comunicar a la Federación cualquier incidencia.
Para tratar de garantizar la seguridad de la competición, la RFEF establece en esta comunicación la prohibición de que ningún jugador que no haya pasado los test obligatorios de acuerdo a los plazos establecidos pueda participar en ningún partido oficial de las categorías de ámbito estatal no profesional.
El delegado de equipo de cada equipo informará y acreditará mediante su declaración jurada que constará en el Acta del partido que todos los jugadores inscritos para la disputa del partido han pasado los test según la periodización del protocolo y todos han dado negativo.
Si un equipo no hubiera pasado los test obligatorios según la secuencia marcada por la Española o no pudiera reunir el número mínimo de jugadores que hubieran pasado los test obligatorios se le dará el partido por perdido.
Estas medidas entrarán en vigor para todas las categorías en  la jornada que debe disputarse  los días 14 y 15 de noviembre. A partir de esta fecha será obligatoria la declaración sobre el cumplimiento de la obligación de haber pasado los test según la secuencia correspondiente, la cual deberá realizarse ante el árbitro designado para el encuentro. “La no declaración o el no haber pasado los test obligatorios impedirá la disputa del encuentro dando por perdedor al equipo que no cumpliere”, añade la nota de la RFEF.

Desplazamientos y vestuarios
Con la intención de minimizar los contactos estrechos, la Circular emitida por la RFEF recomienda “los desplazamientos individuales y en caso de ser imprescindible realizar desplazamientos colectivos hacerlo siempre con las mascarillas puestas”.
En cuanto a la utilización de los vestuarios, la Federación Española recomienda que, para “minimizar al máximo los riesgos de contagio, y principalmente la suspensión obligatoria de encuentros, la RFEF recomienda a todos los clubes la no utilización de los vestuarios antes, durante y después de los partidos y de los entrenamientos y en caso de ser imprescindible utilizarlos, nunca hacerlo por un período superior a los 15 minutos”.