Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Marco Álvarez y Érika Torner se imponen en la 30 edición de la San Silvestre Ciudad de Teruel Marco Álvarez y Érika Torner se imponen en la 30 edición de la San Silvestre Ciudad de Teruel
La San Silvestre regresó a las calles de la capital tras el parón del 2020/I. Ramón

Marco Álvarez y Érika Torner se imponen en la 30 edición de la San Silvestre Ciudad de Teruel

banner click 241 banner 241

Marco Álvarez inscribe su nombre como ganador de la edición número 30 de la San Silvestre Ciudad de Teruel. En un fin de año donde no estuvo presente Luis Agustín, dominador de las últimas pruebas disputadas el de la Asociación Atlética se impuso por tan solo dos segundos a Luis Miguel Montosa (Xátiva). Mientras tanto en categoría femenina Érika Torner repitió victoria, con gran diferencia con respecto el resto de participantes.

Con Luis Agustín disputando la San Silvestre de Vallecas, se abría la puerta a un nuevo ganador en la última carrera del año desarrollada en la capital de la provincia. Por el resquicio se coló Marco Álvarez tras mantener una larga pugna con el valenciano Luis Miguel Montosa. Ambos protagonistas cruzaron igualados la línea de meta en la primera de las dos veltas del recorrido. La lucha se mantuvo casi hasta el final, cuando el de la AAT superó por apenas dos segundos al corredor de Xátiva. Muy cerca de ellos concluyó Javier Magallón.

Mientras tanto, menos sufrió Érika Torner para imponerse en la carrera femenina. Con Elena Martín ausente por una enfermedad, la del Scorpio mantuvo con autoridad el idilio que disfruta con la carrera que pone fin al calendario deportivo en Teruel.

La vencedora final tomo ventaja desde las primeras zancadas. Poco a poco su renta fue ampliándose hasta superar en casi cinco minutos tras 6,2 kilómetros de carrera a Merche Gómez (At. Utebo) segunda clasificada. Poco después cruzó la meta Sonia Macías (Funnruners).

En total 312 corredores, muchos de ellos de otras provincias, tomaron la salida en una prueba que regresó al calendario deportivo tras la suspensión de la cita del pasado año. Todos los participantes respetaron las normas sanitarias establecidas para este tipo de competiciones.

 

Carrera de disfraces

Por otro lado, la jornada deportiva se completó con la tradicional carrera no competitiva. Por riguroso orden de llegada se completaron las 500 plazas autorizadas por Sanidad para desarrollar este tipo de eventos que se producen al aire libre.

Un corto recorrido de apenas dos kilómetros por el Ensanche de la capital se convirtió en el habitual desfile de deportistas ataviados de centenares de disfraces