Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Miguel Rivera: “Me gustaría decir que estoy bien, pero la verdad es que no lo estoy” Miguel Rivera: “Me gustaría decir que estoy bien, pero la verdad es que no lo estoy”
Miguel Rivera posa en Los Planos después de la primera sesión de entrenamiento del equipo tras haber caído en semifinales de la Copa del Rey. J.L.R.

Miguel Rivera: “Me gustaría decir que estoy bien, pero la verdad es que no lo estoy”

El técnico narnaja reconoce tras caer en semifinales que tuvieron “el peor día en el peor momento”

El Club Voleibol Teruel volvió ayer al trabajo después de regresar de la Copa del Rey, en Las Palmas de Gran Canaria, tras caer eliminado en semifinales contra Urbia Palma Voley. Arranca así una semana dura antes de volver ala competición ligera este sábado en el pabellón de Los Planos, donde recibirá al Arenal.
-¿Cómo está tras el resultado de la Copa? ¿Cómo está el equipo?
- (silencio) Me gustaría decir que estoy bien, pero no lo estoy. Lógicamente, a nadie le gusta perder. Creo que hay que mirar para adelante, que lo que ha pasado, ha pasado y nos tiene que servir de punto de mejora, de aprendizaje. En el deporte es imposible ganar siempre.
-El equipo turolense no rindió al máximo de su capacidad el sábado frente a Palma. ¿Por qué?
-Se juntaron dos factores. El primero fue que nosotros no hicimos nuestro mejor partido, ni de lejos, y la realidad es que tuvimos un rendimiento bajo. ¿Los motivos? que lógicamente somos humanos y la trayectoria que llevamos durante todo el año es realmente muy buena y nos salió el peor partido en el peor momento y como no podemos ser robots no podemos rendir siempre al máximo. Y el segundo factor es que a Palma le salió un partido redondo. Lo hicieron todo muy bien, sacaron, recibieron, defendieron y atacaron muy bien. Y, al final, cuando te enfrentas con equipos de este nivel si tú no juegas bien y ellos sí, lo lógico es acabar perdiendo. Esto nos tiene que ayudar a valorar todo lo que se está haciendo porque, al final, hemos perdido contra un equipo al que ya nos habíamos enfrentado dos veces y esas dos veces solamente nos había ganado un set. Hemos hecho las cosas muy bien es esos partidos  para, a un equipo de este nivel , ganarle de forma tan contundente. Se juntaron esos dos factores para acabar perdiendo.
­-En este caso perecía que el bajón de rendimiento fuera generalizado.
-Nosotros tuvimos nuestro peor día de la temporada. Mirando los números son los peores de la temporada. Tuvimos el peor día en el peor momento, sin individualizar en absoluto. El primer responsable soy yo, que soy el que encabeza el grupo, que soy el que encabeza el grupo. Y a partir de ahí, todos hemos tenido nuestra parte de responsabilidad, pero desde luego la más importante me corresponde a mí.
-Ésta ha sido la primera final Copa del Rey en la que usted no participa
-Bueno, alguna tenía que ser la primera. Y, desde luego, este año era una posibilidad. La competición es muy igualada y se ha visto que Palma ha estado a un nivel muy alto; Unicaja le puso las cosas muy difíciles en semifinales al Guaguas, y aunque fue un tres a cero, los tres sets fueron muy igualados; Melilla en cuartos  de final estuvo muy bien en cuartos y se ha visto que este año el nivel está realmente muy alto y muy equilibrado. Ya no hay dos equipos que estén pro encima del resto. Si algún podía pasar que no estuviéramos en la final, desde luego era éste.
- ¿Puede haber afectado en su rendimiento del pasado fin de semana el maratón de partidos de las últimas semanas?
-No. No hay excusas, porque hemos ido haciendo muchos cambios. Es cierto que hemos jugado muchísimos partidos en muy poco tiempo, pero hemos ido haciendo cambios y gestionando los minutos para todos para llegar lo mejor posible a la Copa. Es una cuestión de rendimiento: cuando rindes bien ganas, y cuando rindes mal pierdes. Y el otro día rendimos mal.
-Después de haber visto el partido del sábado contra Palma, ¿qué podría haber hecho distinto el CV Teruel para ganar?
-Intentamos hacer algo parecido a lo que habíamos hecho en los dos partidos anteriores, que nos había dado tan buen resultado. No quiere decir que siempre que hagas lo mismo vayas a tener el mismo resultado, pero sí es que vas por el buen camino por lo que no teníamos tanto que cambiar.  Luego, durante el partido, intentamos hacer algunos ajustes
-­Además, cometieron muchos errores de saque
-La realidad es que ellos estaban recibiendo realmente muy bien. Nosotros necesitábamos arriesgar con el saque porque ellos estaban recibiendo realmente muy bien. Cuando nosotros metíamos el saque dentro, ellos recibían bien y estaban rotando fácil. Entonces, necesitábamos arriesgar con el saque. Y aunque cometimos más errores de la cuenta, pero si aflojábamos en el saque era un regalo para su rotación. El vóley de alto nivel se juega con un nivel de saque más o menos alto y, aunque es cierto que cometimos más errores de la cuenta, no creo que si hubiéramos regalado el saque hubiéramos  jugado mejor.
-¿Echó el CV Teruel de menos a la afición naranja?
-Sí, claro. Siempre que estamos en malos momentos la afición nos ayuda a salir de ellos, y en este caso la afición no estaba cerca. Aunque, en cierto modo, me alero de que hubieran venido porque la decepción que se hubieran llevado hubiera sido tan grande como la que vivieron en casa. ¡Claro que echamos en falta a la afición! porque somos un equipo muy arropado por la afición y en este caso no pudieron estar.
-Hay que pasar página y pensar en el partido del sábado, cuando el CV Teruel recibe al único equipo que le ha ganado en la liga regular, el Arenal.
-Es un equipo que tiene una cosa, que también hizo muy bien Palma el otro día, que es la defensa. El partido que perdimos en Lugo, en el que jugamos mejor que el sábado en semifinales (de la Copa), acabamos perdiendo porque Lugo defendió una barbaridad. Es cierto que parece ser que pueden venir con alguna baja, y eso va a acabar mermando su rendimiento. Pero nosotros no podemos confiarnos y tenemos que darle la vuelta a la situación y recuperar las buenas sensaciones.
-¿Puede ser un punto de inflexión el partido de este sábado para recuperar esas buenas sensaciones de cara al final de liga regular?
-Quiero pensar que lo del pasado fin de semana no ha sido un  cambio de tendencia, sino que ha sido un mal día. Confío al cien por cien en mi equipo y en mis jugadores y me han demostrado un rendimiento altísimo durante toda la temporada. Que hayamos tenido un mal día todos en genera no quiere decir que la tendencia vaya a ser negativa, sino al revés. Nos quedan pocos partidos en liga y los tenemos que sacar adelante para mantener la primera plaza. Somos líderes en la clasificación y queremos defender el factor cancha.
-Tras la Copa el presidente del CV Teruel, Carlos Ranera, como el resto de la directiva ratificaron su confianza en los jugadores y en el cuerpo técnico
-Hay que agradecer la confianza demostrada por la directiva. Creo que la línea de resultados  y de juego del equipo es muy positiva y lo ocurrido en la Copa no deja de ser un mal día. Creo que eso la directiva lo entiende. Aún así, hay que entender que estamos e deporte de alto nivel y que tenemos una alta exigencia y todos tenemos que ganarnos nuestra continuidad día a día y no vale dormirse pensando que hemos ganado muchos títulos en los últimos años. Ahora estamos decepcionados porque hemos perdido un título, pero la línea general es buena. Lo que se ha conseguido es muy grande, se ha demostrado en esta Copa que ganar es muy difícil.