Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La nueva Segunda RFEF en la que jugará el CD Teruel: 90  equipos con una distribución muy complicada La nueva Segunda RFEF en la que jugará el CD Teruel: 90  equipos con una distribución muy complicada
Seis equipos aragoneses disputarán la nueva competición

La nueva Segunda RFEF en la que jugará el CD Teruel: 90 equipos con una distribución muy complicada

La Federación busca acomodo en cinco grupos a los participantes

La Federación Española de Fútbol deberán encajar numerosas piezas para distribuir a los 90 equipos participantes dentro de los cinco grupos de 18 equipos establecidos para la nueva Segunda División de la RFEF. La idea del organismo federativo es agrupar a los participantes por comunidades autónomas y cercanía geográfica. Sin embargo esta idea choca frontalmente con la realidad.

Aunque todavía faltan algunos grupos de Tercera por cerrar la temporada 20-21, una vez concluida la liga de Segunda B ya se puede establecer una primera división por comunidades autónomas de los 90 clubes que el próximo año estrenarán la nueva Segunda División de la RFEF, en la que Aragón estará presente con seis clubes, entre ellos el CD Teruel.

Andalucía con 9 equipos fijos y la posibilidad de aumentar la relación en uno más, será la autonomía más representada en la nueva categoría. En la lista a continuación figura Catalunya con 7, mientras que a continuación figura la propia Aragón, Galicia, Comunidad Valenciana, Navarra y Extremadura, todos con 6. Le siguen Castilla La Mancha, Canarias, Asturias y Castilla y León, con 5; Cantabria, País Vasco,Baleares y Murcia dispondrán de 4 representantes en la misma; mientras que La Rioja y Madrid contarán con 3. Por último Melilla tendrá uno y el restante saldrá de la eliminatoria final que medirá al Ceuta con los andaluces del Xerez CD.

 

Cinco grupos

La idea que maneja la Federación Española es distribuir a los participantes en cinco grupos de 18 clubes, sustentando en la medida de lo posible un criterio de cercanía geográfica y también con el criterio de mantener juntos a los equipos de las misma autonomía.

Este planteamiento inicial choca frontalmente con la realidad. De hecho resulta casi imposible dividir a todos los participantes por bloques formados por 18 equipos manteniendo el criterio de la unidad autonómica. Aragón ha sido habitualmente una comunidad comodín donde la presencia de sus representantes ha compartido escenario con catalanes y levantinos, por un lado, o vascos y navarros, por el otro.

En este sentido los dirigentes del CD Teruel quieren insisten en su idea de competir en el mismo grupo donde sean alojados el resto de aragoneses. En vista de la situación los dirigentes del club han mantenido conversaciones para recabar el apoyo de la Federación Aragonesa. “Hemos conversado con el presidente Oscar Flé que nos ha transmitido su apoyo y nos ha comunicado que aunque, de momento, no se conoce la idea final de la Española ellos también apoyan la idea de que todos los aragoneses seamos incluidos en el mismo grupo de la competición”, aseguró Ramón Navarro, presidente del club rojillo”.

Desde que Luis Rubiales fue elegido como máximo dirigente de la Española su idea ha sido siempre ir dando pasos al frente para dotar a los clubes de una estructura cada vez más profesionalizada. En este sentido, también vienen trabajando los dirigentes del club rojillo a lo largo de las últimas temporadas.

Impulso 23

El programa Impulso 23 diseñado por la Federación para fijar los criterios hacia los que debe ir encaminada esta profesionalización siempre han sido respetados por el conjunto rojillo.

Ramón Navarro se muestra como un firme partidario de esta iniciativa. De hecho el club ha cumplido e incluso mejorado cada año las exigencias mínimas establecidas. “El programa Impulso 23 recoge algunos de estas ideas. Desde que se implantó nosotros siempre hemos cubierto o solo las exigencias que ahí están marcadas, sino que incluso cada año hemos mejorado los criterios que allí se marcan”, señala el propio Ramón Navarro.

Pese a las dificultades y el coste económico que suponen muchas de estas exigencias la entidad de Pinilla tiene intención de mantener este mismo discurso de cara a la nueva temporada. “Una de las exigencias que se recogen en el programa es disponer de un determinado número de futbolistas con licencia profesional en la plantilla. Como viene ocurriendo en los últimos años nuestra idea vuelve ser realizar un planteamiento por encima del que se nos exige”.

El redactor recomienda