Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Ricardo Villacorta necesitó de hora y media de juego para imponerse en la final. Ismael Ramón

Ricardo Villacorta inscribe su nombre en el torneo de la capital

El vallisoletano se impone en dos sets a Jorge Hernando, que jugó mermado la final

Ricardo Villacorta inscribe su nombre en el palmarés del trofeo del Club de Tenis de Teruel. La final de la edición LXVIII de la competición de la capital de la provincia midió a dos jugadores incluidos entre los 60 mejores del ranking nacional, pero se vio lastrada por los problemas físicos que arrastraba Jorge Hernando que le impidieron rendir al mismo nivel mostrado durante las rondas previas. Finalmente el ganador se impuso por 7-5 y 6-4 en hora y media de juego.

El choque decisivo se presentaba igualado. Con ambos contendientes habiendo ofrecido buenos partidos previos cualquier error podría resultar determinante para decidir el ganador. Finalmente Villacorta, más consistente con su servicio, aprovechó dos de las tres opciones de ruptura que dispuso a lo largo de lo los dos sets para deshacerse de su rival.

El partido comenzó con ambos protagonistas manteniendo cómodamente su servicio. Sin embargo tras el 2-1 favorable a Hernando, primer cabeza de serie del torneo, este solicitó los servicios de los fisioterapeutas para mitigar las molestias que sentía en el cuadriceps y que le habían impedido entrenar con normalidad en la semana previa a la competición.

Enfrente tenía a un jugador que no le iba a  conceder ni un resquicio. Con puntos cortos ambos conseguían mantener a flote su servicio.

La oportunidad de breack no llegó hasta el undécimo juego. Con 5-5 el cabeza de serie número 2 dispuso de un favorable 0-40. Hernando apretó los dientes y salvó las dos primeras bolas, pero no pudo hacer lo mismo con la tercera. En el juego siguiente Villacorta no dio opción a su rival y acabó por apuntarse la manga por 5-7.

Segundo set

Tenía que reaccionar el madrileño si quería apuntarse el siguiente set. Ambos jugadores volvía a mostrarse seguros sobre la pista y aunque con más dificultades capeaban el temporal para apuntarse sus respectivos servicios.

Las molestias físicas cada vez lastraban más a Hernando. Con todo la siguiente ocasión de breack no se alcanzó hasta el séptimo juego del segundo set. De nuevo fue para el tenista vallisoletano, pero en esa oportunidad no consiguió el objetivo y finalmente el número 58 del ranking nacional conseguía salvar los muebles.

Sin embargo ahí acabó su resistencia. Villacorta no perdió la concentración y sacó adelante el suyo sin atravesar por excesivos contratiempos. 

Rápidamente tomo ventaja en el siguiente juego llegando a colocarse con 15-40 en el marcador. Esta vez no desaprovechó la oportunidad y a la primera oportunidad consiguió tomar ventaja ante un rival que poco a poco iba bajando los brazos.

El campeón no quería dejar pasar la oportunidad de inscribir su nombre en el segundo torneo más antiguo del panorama nacional, tan solo por detrás del Conde de Godó. Hernando pareció soñar apuntándose el primer punto del décimo juego, pero la reacción de Ricardo Villacorta no se hizo esperar y cerró la contienda incluso con un punto directo frente a un rival que poco a poco había ido bajando los brazos.

Fran Quesada, director de la competición, realizaba a la conclusión un “balance positivo” de la semana deportiva que se había vivido en las dependencias de la capital de la provincia.

“Contar con seis tenistas clasificados entre los cien primeros de España es todo un lujo para nosotros”, señaló.

Además también quiso hacer especial hincapié en la buena imagen ofrecida por los jugadores locales. “El tenis en la ciudad está muy activo. En el torneo hemos contado con la participación de otros seis jugadores de la capital y además Diego Esteban se ha clasificado para disputar los cuartos de final”.

Con todo ello aseguraba igualmente sentirse “muy contento” con lo se había presenciado sobre la pista. La gente que se ha acercado a la instalación además ha podido disfrutar con partidos que han sido muy buenos”.