Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Tercera División de Fútbol Sala se planta ante la Federación. Archivo

Un solo partido disputado por el plante de los clubes en de Tercera de Fútbol Sala

Nueve de los veinte clubes de la categoría firman un manifiesto contra el inicio de la competición

Solamente uno de los diez partidos programados en la jornada 2 de la Tercera División del Fútbol Sala aragonés se llegó a disputar ayer tras la decisión de nueve de los veinte equipos que integran la categoría de no iniciar con la competición por la “situación sanitaria de la competición”.
Los clubes Alcorisa FS Asirocla Gestión, Caspe FS Industrias Bial, Mancomunidad Altiplano FS, Wikys Gelsa FS, Zafán FS, Almonacid FS, Exea FS, Peña La Murga Seat y Villa de Mallén ha logrado paralizar casi por completo la competición, en la que solamente se ha llegado a disputar el encuentro entre el Sala Quinto y el Intersala Zaragoza (3-3), mientras que el resto de partidos o se han aplazado o se han suspendido.
Estos nueve clubes, tres de ellos de la provincia de Teruel, han firmado y difundido un comunicado en el que expresan su preocupación. “Todas y cada una de las personas que participamos en esta competición disfrutamos con el fútbol sala y queremos competir, pero queremos hacerlo sin poner en riesgo la salud de nuestros jugadores y sus familias. Nuestra competición no es una actividad esencial ni profesional como son los trabajos y la educación. Nuestros jugadores, no pueden permitirse estar de baja laboral por estar en contacto con un positivo durante la competición ni poner en riesgo la salud de todas y cada una de las personas de su alrededor”, dice el documento.
El manifiesto explica que “todos los equipos de la categoría hemos diseñado y puesto en marcha las medidas necesarias para respetar el Protocolo Covid que nos fue enviado desde Federación, pero aún así, tenemos muchas dudas y temeridades que nos es imposible controlar con la infraestructura con que contamos los clubes de esta categoría”.
Algunos clubes han asumido la opción de no jugar ni viajar, aunque ello les suponga una sanción. Otros han apostado por comparecer pero sin poder saltar a la cancha de juego para esquivar la multa económica.
Ayer debía haberse jugado la segunda jornada del calendario aragonés, después de que la primera, señalada para el pasado fin de semana, no se pudiera jugar al estar paradas todas las competiciones no estatales.