Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Distintos documentos remitidos por algunos de los clubes de Regional Preferente a la Federación en relación al inicio de la temporada

Varios clubes piden que se aplace el inicio de la competición en Regional Preferente

La Federación Aragonesa establece cuatro grupos en la categoría, que arrancará el 8 de noviembre

La Regional Preferente repartirá los 39 equipos en cuatro grupos y la competición comenzará el 8 de noviembre. Son las principales conclusiones que se alcanzaron el martes por la tarde en la reunión de los clubes mantenida en la Federación Aragonesa de Fútbol. Sin embargo, cerca de una docena de entidades ha manifestado por escrito su desacuerdo con el inicio de la liga han solicitado por escrito el retraso de la fecha de inicio de los partidos. Incluso algunas plantillas, por boca de su capitán, han registrado en la propia Federación un escrito en el se suman a la petición de atraso de la echa de comienzo de la competición. Mientras, el ente federativo remitió ayer un correo electrónico a los clubes de la categoría para que confirmen antes del viernes por la tarde su intención de participar en la temporada 2020-2021.
La reunión de los equipos celebrada el martes sirvió para oficializar la propuesta inicial de la organización de la competición, que inicialmente se había previsto con tres grupos de 13 equipos cada uno, para componer una Regional Preferente de cuatro grupos, tres de ellos con diez equipos y otro con nueve. Los equipos turolenses estarían todos integrados en el grupo 4, que quedaría compuesto por Albalate, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Caspe, Cella, Fuentes, Maella, Quinto y Utrillas. Una distribución de los grupos que no ha convencido al presidente del Alcañiz ya que en el caso del grupo turolense se deberán cubrir unas distancias muy largas para visitar algunos terrenos de juego.
Con estos nombres el Grupo 4 se confirma como el más competido de la categoría, con varios de los conjuntos que previsiblemente demostrarán más músculo. La competición se desarrollará mediante el sistema liguero tradicional. Con esta distribución en cuatro grupos de diez equipos, y tras una temporada en la que no ha habido descensos, ascenderá el primer clasificado mientras que los tres últimos perderían la categoría.
Como novedad, en esta ocasión se tendría en cuenta la posibilidad de que la competición se vea interrumpida, como ocurrió la pasada temporada. En esta ocasión se ha previsto que el campeonato se declare nulo si no se hubiera completado el cincuenta por ciento de los partidos. Toda vez que algún equipo hubiera disputado el noveno encuentro oficial que marca el ecuador de la competición se tendría en cuenta el coeficiente de los resultados logrados hasta ese momento por cada participante.
Esta medida ha recabado la oposición del sector de clubes más críticos con el inicio en noviembre de la competición. Entienden que este sistema podría desvirtuar la competición. Éste podría ser el caso del Andorra, cuya localidad se encuentra actualmente confinada por la situación sanitaria, y cuyo arranque liguero podría retrasarse varias semanas para cumplir los plazos de pretemporada. Su presidente, Antonio Donoso, explicaba ayer que ante una probable interrupción de la competición podría darse el caso de que, al haber jugado menos partidos, alguno pudiera tener un coeficiente más favorable que otro equipo que hubiera jugado los nueve encuentros que marcan el límite para suspender la liga.
Por este motivo un grupo de clubes defienden el retraso del inicio del campeonato hasta principios de año o incluso su suspensión y dejar esta temporada en suspenso.

Momento excepcional
Hasta 14 clubes han firmado un documento en el que se explica que “estamos viviendo un momento excepcional (…) Esta pandemia nos ha hecho ver que somos más vulnerable de lo que podíamos imaginar y nos ha colocado en un estado de incertidumbre del que el fútbol no es ajeno” por los que solicitan “a la Federación el posponer el inicio de la liga, dado que lo que debe primar en estos momentos es la salud de nuestros jugadores y jugadoras, así como de los aficionados”. En este escenario, los clubes firmante solicitan “el aplazamiento del inicio de la temporada a la espera de que mejore la situación, dado que no contamos con los medios técnicos, personales y económicos para garantizar los requisitos esenciales y mínimos para poder empezar cuanto antes las competiciones de acuerdo con el protocolo de prevención y protección de la salud frente al Covid-19”.
El documento ha sido firmado al menos por las directivas de Peña  Fragatina, Peña Ferranca, Gurrea, Mores, Magallón, Alagón, Andorra, San Lorenzo Flumen, La Almunia de San Juan y Mallén y se ha registrado en la Federación Aragonesa.
Incluso algunas plantillas se han posicionado en contra del inicio de la competición y los capitanes de los equipos, “en representación de todos sus compañeros de plantilla”, han firmado una carta dirigida al ente federativo en la que expresan tener “muchas dudas e incertidumbres y nosotros, por encima de todo queremos salvaguardar la salud de todas las personas implicadas en nuestro fútbol”, por lo que, añade el texto, entienden que “los jugadores son la parte más importante de este deporte, van a ser los que más arriesgan a posibles contagios con todo lo que conlleva eso, pudiendo contagiar a sus familiares y que también les afectaría en sus trabajos y estudios”, añadiendo que “son los principales afectados si se inicia la competición”, por lo que anuncian que “los jugadores se unen a sus equipos en la protesta de aplazar la competición”.
Otros clubes, como el Cella, ha confirmado que no comparte lo acordado en la reunión del martes y no ha firmado la carta, aunque acata la decisión de la Federación. “No vamos a tirar or la borda lo que nos ha costado llegar  a esta división”, reconocía ayer su presidente, Pedro Asenso.
En la mañana de ayer la Federación remitió un correo electrónico a todos los clubes de Regional Preferente en el que se requería que “como continuación al acuerdo adoptado en la reunión de clubes celebrada ayer (martes), resulta necesario que ese estimado club ratifique por este mismo medio su intención de participar en la competición de Regional Preferente con el formato del campeonato que allí se fijó; esto es, una distribución en cuatro grupos en los que se aplicará la proximidad geográfica comenzando el 8 de noviembre próximo” y “para tal fin se les concede un plazo de hasta las 20:00 h. del próximo viernes 25 de septiembre de 2020”. Clubes como el Andorra están consultado con sus servicios jurídicos su situación a este respecto, ya que no pueden asegurar que puedan comenzar la competición por la situación en la que se encuentra el municipio.