Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Vuelve la 10K Ciudad de Teruel con la limitación de 300 corredores Vuelve la 10K Ciudad de Teruel con la limitación de 300 corredores
Salida de la pasada edición de la 10K ciudad de Teruel. Archivo

Vuelve la 10K Ciudad de Teruel con la limitación de 300 corredores

Los dorsales se sortearán entre los cerca de 500 deportistas que se habían inscrito para la XI edición

El atletismo vuelve a Teruel el 15 de noviembre. Lo hará con la celebración de la 10K Ciudad de Teruel, la última prueba en suspenderse ante de la declaración de la pandemia en nuestro país.
La carrera se celebrará con limitación de corredores y un exhaustivo catálogo de medidas de obligado cumplimiento cuyo desprecio podrá ser motivo de descalificación.
La salida se dará en su lugar habitual, al final de la avenida Sanz Gadea de la capital y el Club Atletismo Mudéjar ha anunciado el inicio de la prueba a las 10:30 horas.
La carrera estará limitada a un máximo de 300 corredores, que se repartirán entre la prueba reina, la 10K, con 260 dorsales, y la de 5K, con 60. Antes de su anulación, la 10K Ciudad de Teruel había reunida cerca de medio millar de inscripciones, por lo que finalmente habrá que recurrir a un sistema de sorteo para adjudicar los dorsales de esta edición. Además, se creará una lista de espera por si alguno de los agraciados en el sorteo de dorsales renunciara a su plaza.
La prueba ha puesto todo su énfasis en adoptar cuantas medidas de prevención sean necesaria para garantizar la seguridad de los participantes. Así, los corredores tomarán la salida en grupos reducidos, de cinco atletas con intervalos de 15 segundos entre cada grupo con el fin de rebajar el contacto social entre los participantes. La organización facilitara y comunicara el orden mediante el numero del dorsal.
Los atletas deberán llevar debidamente puesta la mascarilla tanto en el cajón de salida como en los primeros metros de carrera, pudiendo desprenderse de ella antes de un punto que será marcado por la organización y en el que habrá un grupo de voluntarios que irán recogiendo estos desechos entre una tanda y otra.
Todos los participantes portarán un chip para controlar el tiempo de carrera, independientemente de en qué posición tomen la salida.
En esta ocasión se ha suspendido el premio en metálico para el participante que batiera el récord de la prueba. Sí se entregarán trofeos a los tres primeros clasificados de cada categoría, incluida la de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Local y Autonómica y Bomberos.
Por motivos de seguridad se ha descartado la instalación de avituallamientos durante l recorrido o en meta por lo que los corredores deberán ser autosuficientes durante la prueba y portar el líquido o sólido que vayan a ingerir en competición. En la bolsa del corredor se incluirán botellas de agua.
Además, se tomará la temperatura a todos los participantes antes de entrar en la cámara de salidas, no permitiendo la participación de todo aquel que supere los 37.5 grados.
Después de la carrera no habrá ceremonia de entrega de trofeos, sino que cada uno de los ganadores recogerá el suyo “de forma autónoma”.