Síguenos
Luis Hernández con su mural de papiroflexia que tanto éxito ha tenido con los niños

Cuando la piscina es la cama de casa y el comedor se convierte en el aula de gimnasia

Los monitores de Fitness Project han avivado el ingenio para poder seguir dando de forma virtual sus clases

El estado de alarma ha marcado retos a todo el mundo, pero a algunos más que a otros. El teletrabajo y conciliar la vida laboral y familiar han sido dos de los más comunes, aunque con cierta dificultad para determinados profesionales. Trabajar en casa con un ordenador, si tienes una conexión a internet, no entraña mayor problema, pero si te tienes que llevar el gimnasio o incluso la piscina al hogar, eso complica la tarea. Es lo que tuvieron que hacer los monitores de Fitness Project, la empresa subcontratada por el Ayuntamiento de Teruel para la realización de las actividades del Servicio Municipal de Deportes. Tres meses después el resultado son cerca de 250 vídeos con ejercicios de gimnasia, yoga y otras disciplinas, dietas saludables y hasta clases de natación.