Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Ana Moradell Fernández, doctoranda en Ciencias de la Salud: “Los mayores no solo tienen que caminar, también tienen que hacer ejercicios de fuerza” Ana Moradell Fernández, doctoranda en Ciencias de la Salud: “Los mayores no solo tienen que caminar, también tienen que hacer ejercicios de fuerza”
Ana Moradell, participando en ‘Tesis en tres minutos’ en el Campus Íberus

Ana Moradell Fernández, doctoranda en Ciencias de la Salud: “Los mayores no solo tienen que caminar, también tienen que hacer ejercicios de fuerza”

Moradell explica este jueves en Teruel los resultados de su tesis sobre actividad física y nutrición en esta etapa de la vida
banner click 244 banner 244

La zaragozana con vínculos familiares en Teruel Ana Mortadell, dietista-nutricionista y máster en ejercicio para la salud, abre este jueves, 19 de enero, a las 19.30 horas el ciclo Salud y bienestar a todas las edades en el Casino de Teruel con la charla Nutrición y ejercicio, las claves para garantizar un envejecimiento saludable en la que dará a conocer los principales resultados de su tesis doctoral.

-Ha dedicado su tesis al deporte y las personas mayores ¿qué es lo que ha analizado?

-La tesis viene de un proyecto de investigación que realizamos en la Universidad de Zaragoza y que tiene el objetivo de mejorar la capacidad funcional de las personas mayores. He cogido datos de composición corporal y los efectos que tenía el entrenamiento y la dieta de los mayores.

-¿Con cuántos mayores se hizo el estudio?

-El estudio inicial era un seguimiento de ocho años multicéntrico que se realizó en toda España con más de 3.000 mayores. Luego cogimos una submuestra aquí en Aragón, concretamente en Zaragoza, para entrenar con ellos. Aquellos que eran más frágiles fue con los que entrenamos fueron 55 y otros tantos fueron el grupo control con el que comparábamos.

-¿Qué tipo de ejercicios hicieron y qué se notó?

-Era un entrenamiento multicomponente que englobaba ejercicios de fuerza sobre todo, pero también de resistencia, de equilibrio y ejercicios enfocados a las tareas de la vida diaria, más funcionales. Durante los seis meses que entrenamos tenían una progresión. Entrenaban tres días a la semana una hora cada sesión. Mejoró el hueso, lo que buscábamos era esa prevención de la osteoporosis y de las fracturas que pueden derivarse de las caídas. La masa grasa también conseguíamos disminuirla, mientras que la masa muscular apenas la conseguimos mejorar. Aquí es donde entró la parte de indagar qué es lo que estaba ocurriendo y ver la parte de nutrición y vimos que había ciertos nutrientes que podían estar influyendo.

-¿Cuáles eran?

-Vimos que la proteína, la vitamina D y ácidos grasos antiinflamatorios estaban disminuidos en las personas que estaban peor.

-¿Se realizaron cambios en la alimentación de estas personas?

-No, porque el proyecto es más puro de ejercicio físico y se ha quedado como vía para poder continuar investigando.

-¿Qué quiere transmitir en la charla en Teruel?

-El mensaje que quiero dar es el de la importancia que tiene el hacer ejercicio físico y no solo lo que hacen muchos mayores de salir a caminar, sino hacer ejercicios de fuerza, más específicos y dar algunas pinceladas para asegurar la ingesta de nutrientes que se ve disminuida en las personas mayores con más riesgo de exclusión social, que viven solos o por sus cambios fisiológicos.

-¿Cuáles serían esos alimentos que faltan más en la dieta de las personas mayores?

-En general, los mayores comen mejor porque están más acostumbrados a comer más verdura y más fruta que las personas jóvenes, pero sí que habría que asegurar la ingesta de proteínas de calidad: la carne, el pescado, el huevo y la legumbre.

-¿A las personas que viven solas les cuesta más tener esta dieta más variada?

-Sí. Les cuesta más cocinar, por ejemplo, no cenan: se toman un yogur o una fruta y ya está. Eso al final no les está dando los nutrientes necesarios para evitar el deterioro que va asociado al envejecimiento.

-¿Qué otro ejercicio, además de caminar, deberían hacer los mayores?

-Sería muy interesante que hicieran ejercicios de fuerza y de equilibrio para la prevención de caídas. La fuerza es fundamental porque es como se gana masa muscular y como se ayuda a protegerse frente a las fracturas. Actividades básicas como sentarse y levantarse varias veces ya está haciendo que las personas mayores ganen mucha fuerza en las extremidades. Es muy necesario para levantarse de la cama, para ir al baño, para que puedan ser autónomos en actividades básicas.

-¿Cuáles serían las cuestiones que más les preocupan de la dieta y la actividad física de los mayores?

-Se está viendo cómo en España y especialmente en regiones como Teruel cada vez son más las personas mayores. Se ha visto que vivimos más, pero no son años que se vivan en más calidad. Lo que buscamos es hacer que el mayor sea menos dependiente, asegurando esas proteínas, esa vitamina D y esos alimentos antiinflamatorios (pescados azules, huevo, frutos secos, frutas) que estén ahí para que se potencien más los efectos del ejercicio y hagamos que tengan mayor calidad de vida y consigan hacer lo que ellos quieren.

-¿Qué les diría a los mayores para cambiar sus hábitos, cómo se les puede motivar?

-Se les puede motivar a través de recetas sencillas que puedan aplicar en casa y presentándoles la realidad de que, al final, si no tenemos tiempo de cuidarnos en salud, vamos a tener que tener tiempo para estar enfermos. Es mejor dedicar ese tiempo ahora a cuidarnos. Si ellos se cuidan, esos años de más van a poder hacer más cosas: van a poder salir con sus amigos o participar en la comunidad y no van a estar tan limitados como si no hacen las cosas bien.