Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Carmen Aliaga, poeta: “En este siglo robótico pararnos es un verdadero acto de salvación” Carmen Aliaga, poeta: “En este siglo robótico pararnos es un verdadero acto de salvación”
Carmen Aliaga (abajo), con María Pérez Collados y Faustino Cortés

Carmen Aliaga, poeta: “En este siglo robótico pararnos es un verdadero acto de salvación”

La escritora zaragozana representará este viernes ‘Nosotras’ en Alcorisa, junto a María Confussion

Carmen Aliaga y María Confussion (María Pérez Collados y Faustino Cortés) continúan su gira por Aragón con el espectáculo Nosotras, gira que fue interrumpida por la pandemia y que les lleva al auditorio Valero Lecha de Alcorisa este viernes (18 horas). La obra reúne música y poesía frente a la injusticia de género que, más allá del Día contra la Violencia Machista que se celebró ayer, no entiende de plazos o efemérides.

-¿En qué consiste ‘Nosotras’?

-Es un espectáculo en el que unimos poesía y música de forma que una y otra se envuelven para transmitir emoción y, a la vez, enviar al espectador un mensaje, a través de una cuidada puesta en escena. Queremos que el público se impregne de todas esas sensaciones que intentamos prolongar más allá del escenario y que a la vez reflexione y se cuestione a sí mismo sobre un tema candente y que provoca controversia: el de la violencia contra las mujeres. Aunque insistimos a través de los poemas y las canciones en denunciar el maltrato de cualquier tipo hacia la mujer y su discriminación en la sociedad, también hay un clamor de esperanza, una llamada a esa mujer valiente y equitativa que lucha por ser visible, que avanza en ese camino hacia la Igualdad.

-¿Cómo surgió el proyecto? 

-Anidaba en mi mente desde hacía mucho tiempo, ya que soy partidaria de unir disciplinas diferentes que conjugan muy bien. Era una especie de sueño crear esa atmósfera única que se logra con la poesía, la música, el movimiento… un sueño que se ha hecho realidad gracias al apoyo del Instituto Aragonés de la Mujer, que nos incluyó en su programación dentro de las medidas de Pacto de Estado y gracias a las comarcas y ayuntamientos a las que hemos solicitado la cesión de sus espacios. Durante el pasado verano decidí darle forma a ese sueño y a la hora de pensar en quién se encargaría de la parte musical y la puesta en escena, no tuve ninguna duda y recurrí a María Confussion (María Pérez y Faustino Cortés) con la esperanza de que aceptaran. Ellos dijeron que sí y hemos trabajado muy bien juntos. Tenemos una forma muy similar de ver y hacer las cosas, mucha exigencia, pero la misma dosis de afecto y respeto, tanto entre nosotros como de cara al público. El espectáculo se estreno en el Teatro de la Estación de Zaragoza en otoño de 2019 y desde entonces lo hemos representado en Andorra, Ejea de los Caballeros, La Almunia de Doña Godina, Sabiñánigo y en Teruel capital. Este año comenzamos la semana pasada en Boltaña y continuamos este viernes 27 en Alcorisa y en próximos días en Utebo y Tauste.

-¿Los textos y canciones son propios?

-Todas las canciones interpretadas son propias de María y Faustino y lo mismo ocurre con mis poemas. Son, además, canciones y poemas creados especialmente para la ocasión, ajustados a esta temática e inéditos, salvo en mi caso en que se incluyen dos poemas publicados en el poemario Madeleine y las otras (Olifante).

-Es una bonita metáfora que Faustino les abrace desde atrás, con su piano, en segundo término y cediendo, por una vez, el protagonismo a las mujeres...

-Exactamente, el abrazo musical de Faustino es una hermosa metáfora que representa a esos hombres que quieren caminar junto a nosotras, que luchan junto a nosotras, que nos valoran y que creen que una sociedad justa y equitativa es posible y que ambos, hombres y mujeres merecemos esa vida en libertad.

-¿Había trabajado ya junto a María Confussion?

-No en algo tan completo, pero sí habíamos coincidido en algún recitales poéticos, lecturas dramatizadas o presentaciones literarias. Yo siento desde siempre un cariño y admiración enorme por ellos, que ha crecido con este proyecto. 

-En ‘Nosotras’ combina sus facetas de poeta y de actriz… ¿ En qué rol se sientes más realizada?

-Siempre he sentido la poesía como algo que formaba parte de mí, algo indispensable, algo de lo que nunca podría ni querría desprenderme. Ser poeta es de alguna manera un don, pero también un sacrificio; pues, como digo en un poema, la poesía “a la vez que alimenta da hambre”, es una forma de entender el mundo o, al menos, de intentarlo y conlleva esa obligación de mejorarlo. Sería osado por mi parte considerarme actriz porque tengo mucho respeto por esta profesión, aunque he tenido pequeños papeles interpretativos en teatro y en algún cortometraje, he participado en diversas lecturas dramatizadas y, sin duda, tengo alma de actriz desde niña. Me recuerdo ya bien chiquitina imitando personajes famosos, a base de disfraces o títeres... Todo lo que sucedía en un escenario, el teatro, la música o la danza, me trasladaba a otro espacio, ese en el que me sentía verdaderamente yo misma. El arte nos humaniza y nos ayuda a mejorarnos y transformar el mundo.

-Desde que pudo verse ‘nosotras ‘ en la iglesia de San Pedro de Teruel el 5 de marzo, justo antes del confinamiento, ¿ha cambiado en algo la obra?

-La actuación en Teruel fue muy emocionante pues, además, la Iglesia de San Pedro es un lugar maravilloso que embelleció el acto. Creo que algo sí ha cambiado. Esta situación de pandemia nos ha cambiado un poco a todos, y se cambio interior se refleja fuera inevitablemente. En nuestro caso, nos ha hecho retomar el proyecto con mucha ilusión y nos ha hecho valorar más, si cabe, la cultura y, sobre todo, la sensibilidad y la necesidad de priorizar lo verdaderamente importante. En este siglo robótico y apresurado, en que domina el individualismo y lo material es el gran motor, pararnos y escuchar nuestro corazón y el de los otros es un verdadero acto de salvación.